Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un siglo de Westland: del “Dragonfly” al “Future Lynx”

(defensa.com) Finmeccanica-AgustaWestland ha celebrado los cien años desde que comenzó la fabricación de aeronaves, que se ha mantenido sin parar, de la empresa que la integra en el Reino Unido. Westland Aircraft Works se creó en 1915 en Yeovil (Sudoeste de Inglaterra), fabricando famosos aviones, como los Whirlwind, Welkin, Wapiti (el primero en sobrevolar el Everest, en 1933) y Lysander, antes de centrarse en los helicópteros, con diseños propios como los Lynx y AW101. Entre sus hitos el logrado en 1986, cuando un Lynx consiguió un record mundial de velocidad de helicóptero (400,87 Km/h.), que se mantiene hasta hoy; siendo el segundo fabricante mundial en fabricación de aeronaves de ala rotatoria.
Hoy, cien años después de haber construido el primer hidroavión Short 184, la factoría de Yeovil acoge las líneas de ensamblaje final de Super Lynx 300, AW159, AW101 y AW189, siendo el principal proveedor de estas aeronaves al Ministerio de Defensa del Reino Unido, proporcionando soporte operacional integrado, o IOS (Integrated Operational Support) y servicios de entrenamiento para sus flotas de Apache AH Mk.1, Merlin, Sea King y AW159 Wildcat. En abril de 1915, los hermanos Petter, que poseían un próspero negocio de ingeniería en Yeovil, tomaron la decisión de ofrecer al Gobierno sus recursos para ayudar al esfuerzo de su nación en la I Guerra Mundial (PGM), comenzando los trabajos en julio para la construcción del 184 –un lanzatorpedos diseñado por Short Brothers- que el Almirantazgo les había contratado bajo licencia, constituyendo la rama Westland Aircraft Works, terminando el primer aparado en diciembre de ese año.

A finales de la PGM, la producción había incluido el bombardero ligero DH9A y el pesado bimotor de Vickers Vimy, si bien la demanda decreció fuertemente tras la Guerra, por lo que comenzó a diseñar aviones civiles. Se diseñaron y construyeron en el periodo entre guerras muchos aparatos, como los Widgeon, Wessex, Wapiti y Pterodactyl. Durante la II Guerra Mundial, Westland y sus localizaciones dispersas estuvieron sólo involucrada en la producción de aeronaves, a diferencia de la PGM, cuando también hizo municiones. La factoría de Supermarine en Southamp¬ton fue destruida por la Luftwaffe en 1940, paralizando la construcción de Spittfire, por lo cual to Westland pasó a ser un centro principal de manufactura y reparación de ese modelo y del Seafire, con más de 2.000 de ellos pasando por sus líneas de producción, siendo muchos más los reparados.

Otro de sus famosos diseños durante el conflicto fue el Lysander, afamado por su uso por el Ejecutivo de Operaciones Especiales para el lanzamiento y recuperación de agentes o de tripulaciones aliadas en Francia. Igualmente se hicieron los cazas Whirlwind y Welkin y el ultimo avión de Westland, el Wyvern, entró en servicio con la Royal Navy tras la guerra. En 1946, Westland decidió centrarse completamente en helicópteros, algo que no se tomó a la ligera, cuando en aquellos tiempos eran raros y con capacidades muy limitadas, produciendo inicialmente modelos de Sikorsky bajo licencia, beneficiándose de la tecnología estadounidense, en lugar de seguir a la incipiente industria británica, pero pronto desarrolló una experiencia de concepción propia. Después, el sector aeroespacial del Reino Unido fue alentado a una racionalización por la política gubernamental y compró los intereses de producción de aeronaves de Fairey Aviation y las divisiones de helicópteros de  Bristol Aeroplane y Saunders-Roe.

Los primeros modelos construidos, como los Dragonfly y Whirlwind entraron en servicio con las Fuerzas Armadas del Reino Unido y con clientes de exportación y los siguieron los mayores y más capaces Wessex y Sea King. En 1971 voló el Lynx y en 2015 el muy mejorado Super Lynx 300, que sigue en producción. La colaboración entre Westland y Agusta en los años ochenta condujo al EH101, que ha evolucionado al AW101. En 2006 firmó un contrato con el Ministerio de Defensa británico para el desarrollo y producción del Future Lynx, posteriormente redenominado como AW159 Wildcat, que voló en noviembre de 2009 y se entregó el primer ejemplar en 2015 a la Royal Navy. En los años recientes se ha involucrado en los programas AW139, AW169 y AW189.

Yeovil da empleo a más de 3.200 personas, a los que se suman otros 6.800 en la cadena de construcción. En 2001 se formó AgustaWestland (Agusta celebró su centenario en 2007), uniendo dos grandes nombres de la historia de la aviación, y en 2004 pasó a ser propiedad en su totalidad del grupo estatal italiano Finmeccanica.

Fotografías:
·AgustaWestland AW609.
·Celebración de los 100 años de Westland.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.