Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El secretario general de la OTAN alerta en España de que “los riesgos procedentes del flanco sur están ya muy cerca de las fronteras de la OTAN”

(defensa.com) El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, acompañado por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha asistido a una demostración conjunta de fuerzas dentro del ejercicio aliado ‘Trident Juncture 2015’ que, desde el pasado 3 de octubre, se lleva realizando en diversos escenarios de España, Italia y Portugal. En la exhibición, han participado más de 2.000 militares de 12 naciones, de los cuales unos 900 eran españoles, junto a 47 carros de combate, otros tantos vehículos pesados, 48 vehículos ligeros y 27 aeronaves. El punto final lo ha puesto un lanzamiento paracaidista de más de 500 efectivos de la 82 División estadounidense, junto a una sección de la Brigada Paracaidista.

El secretario general de la OTAN ha afirmado que este ejercicio proporciona el adiestramiento necesario a las fuerzas aliadas para hacer frente a muy diversas amenazas.“La OTAN está totalmente preparada y ha pasado la prueba. Estamos mandando un mensaje a nuestros potenciales enemigos. Estamos preparados para defender a todos nuestros aliados”, ha afirmado Stoltenberg en rueda de prensa. También ha reconocido que “la inestabilidad y los riesgos procedentes del flanco sur están ya muy cerca de las fronteras de la OTAN", lo que hace necesario que la Alianza se adapte a la nueva realidad y ponga en marcha una nueva serie de medidas, impensables hace algunos años. Stoltenberg ha insistido en que “el hecho de tener una defensa fuerte puede evitar riesgos y envía un mensaje a cualquier adversario o potencial enemigo”.

Pedro Morenés, por su parte, ha destacado que “la disuasión, la capacidad de hacerse respetar es un elemento esencial para mantener la estabilidad en el mundo” y que este tipo de ejercicios no solo contribuye dicha estabilidad sino también a la propia seguridad de nuestro país. Asimismo, el ministro español de Defensa ha reafirmado la convicción de que ejercicios de este tipo son necesarios para “la defensa de la democracia, la libertada, la paz y seguridad internacionales, valores que son irrenunciables”. ”Estamos preparados para defender estos principios a quien los ataque, con los que estamos comprometidos”, ha continuado. Igualmente, tanto Stoltenberg como Morenés, han reconocido el tremendo esfuerzo que ha supuesto para España, como nación anfitriona, la organización del entrenamiento y han felicitado a todos los militares que han intervenido en la organización del ejercicio.

Como muestra de este reconocimiento, el ministro de Defensa ha afirmado que “la eficacia logística, la adaptabilidad ante escenarios diferentes es la clave en las operaciones militares”. Finalmente, los dos mandatarios han reconocido que este esfuerzo “ha merecido la pena” para “cumplir con su misión, con transparencia y predictibilidad”. Muestra de ello es que se ha invitado a diversos observadores internacionales al ejercicio, entre ellos algunos procedentes de Rusia, debido a las responsabilidades adquiridas por España en el Documento de Viena de 2011 sobre Medidas de Fomento de la Confianza y Seguridad de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Dentro de la Iniciativa de Fuerzas Conectadas (CFI), ‘Trident Juncture 2015’ ha sido el ejercicio aliado más importante de la última década, en el que han participado más de 36.000 militares de más de 30 naciones. El objetivo perseguido, el  adiestramiento y certificación de la Fuerza de Respuesta de la OTAN para 2016, así como la preparación e interoperabilidad de las capacidades militares de la Alianza para la gestión de crisis y la defensa colectiva. Del total de las fuerzas participantes, más de 20.000 se han desplegado en ocho escenarios en España, de las que más de 8.000 eran españoles. Por otro lado, ‘Trident Juncture 2015’ ha sido un “banco de pruebas” para el adiestramiento de la Fuerza de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN (VJTF), la cual España liderará en 2016. Con esta decisión, la Alianza Atlántica se compromete a reforzar la seguridad euroatlántica ante los retos que plantean las nuevas amenazas.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.