Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rusia selecciona nuevos fusiles de asalto Kalashnikov en el marco del programa de modernización de las Fuerzas Armadas. El AK-12 será el fusil de asalto reglamentario

(defensa.com) El Ministerio de Defensa ruso ha seleccionado dos fusiles de asalto fabricados por la Corporación Kalashnikov como nuevas armas de fuego estándar para los programas de modernización de las Fuerzas Armadas rusas. Esta decisión, sería parte del programa Ratnik, destinado a introducir toda una serie de mejoras y modernizaciones para los soldados de infantería rusos. Este programa, está concebido para proporcionar a los combatientes rusos nuevas capacidades que les hagan más eficaces en el campo de batalla. Realmente, todo el conjunto de sistema Ratnik está compuesto de una cincuentena de subsistemas, que incluyen armas ligeras, equipos de comunicaciones, navegación y protecciones balísticas, entre otros.

Según el Viceministro de Defensa ruso, Yuriy Borisov, se ha ordenado  adquirir entre 50.000 y 70.000 unidades del renombrado sistema Ratnik con destino a las fuerzas armadas y de seguridad de Rusia. Las dos nuevas armas seleccionadas son: el AK-12 recamarado al calibre 5,45x39 mm, junto con el AK-103-4, preparado para disparar el cartucho de 7,62x36 mm. Mientras que el AK-12 sería adoptado esencialmente por las Fuerzas armadas; el AK-103-4 sustituirá progresivamente a los fusiles de asalto AK-74M que actualmente utiliza el Servicio Federal de Protección de Rusia (FSO), encargada entre otras cosas de la protección de los altos funcionarios del Estado.

El AK-12 es, en realidad, la quinta generación AK e incluye varias mejoras ergonómicas y operativas; entre las que se hallarían una culata telescópica ajustable a los requerimientos del usuario, railes tipo picatinny para facilitar diferentes accesorios o complementos, incluidos diferentes tipos de visores de todo tipo. De igual manera, entre las nuevas mejoras operativas hallaríamos un menor retroceso, o la opción de admitir cargadores con capacidad para 60 y 95 cartuchos, como alternativa al estándar de 30 disparos. En lo referente al AK-103-4, sería similar en su ergonomía y características exteriores al AK-12, con la variante de culata plegable como alternativa de la telescópica y nueva bocacha apagallamas; pero utilizando el clásico calibre 7,62 ruso, bastante más potente que el de su hermano pequeño. El Ejército ruso confía igualmente que el precio de la AK-12 será un 25 por ciento más que el del actual AK-74M.

Una decisión con historia
En mayo del 2010 los medios de comunicación rusos publicaron un comunicado del Ministerio de Defensa del país afirmando que el AK-12 sería presentado al año siguiente. El modelo de demostración, denominado entonces AK-200, fue mostrado al primer ministro ruso Vladimir Putin durante su visita a la planta destinada a la fabricación de armas IZhmash (ahora denominada corporación Kalashnikov, en nombre de dicho diseñador fallecido en diciembre del 2013). Durante la demostración, pudieron verse varias modificaciones sustanciales respecto al AK-74 básico estándar, adoptando ya las características del actual AK-12, incluidas las opciones de cargadores con capacidad para 60 cartuchos.

Sería en septiembre del 2013 cuando el Vicepresidente de la Comisión Militar-Industrial de Rusia aseguró que el Ejército ruso comenzaría a recibir en el año 2014 el fusil de asalto AK12 en dos opciones de calibres diferentes, 5,45 y 7,62 mm. Este nuevo fusil fue puesto en servicio junto a nuevas armas de infantería; entre las que se hallan rifles de francotirador y ametralladoras ligeras, amén de estandarizar los fusiles de asalto militares en un modelo con dos calibres. También se pensó en un modernizado AK-74 destinado al mercado civil, esencialmente para ser exportado a los Estados Unidos, donde la empresa tiene su mayor  mercado de armas de fuego civiles. Sin embargo, el 16 de junio del 2014, el presidente Barack Obama firmó una orden ejecutiva que prohibía la importación de armas de fuego rusas, en respuesta a la intervención militar rusa en Ucrania.  

El pasado mes de diciembre del 2014, el Ejército ruso anunció que el AK 12 y su competidor el A-545, propuesto por Degtyarev, habían superado las pruebas evaluativas; con lo cual la decisión ejecutiva quedaba en manos del ministerio, a fin de ser operativo previsiblemente el modelo elegido en  marzo del 2015.

De todas maneras, en los últimos días se ha suscitado una cierta controversia respecto al arma elegida. Según algunos medios anónimos, el Ejército ruso preferiría el A-545 sobre el AK-12, abalado entre otras razones por un retroceso menor de entre un 10-15% durante el disparo por parte de la versión propuesta por Degtyarev frente al Kalashnikov.  Entre las razones esgrimidas favorables al AK-12, estarían las de carácter político a fin de asegurar la supervivencia de la Corporación  Kalashnikov frente al veto de las importaciones norteamericanas y, de otra parte, las de carácter industrial relativas a la capacidad de producción de Degtyarev, que necesitaría construir una nueva planta para producir las cantidades de armas en los plazos requeridos. Esas podrían ser las razones finales que han concluido con la decisión de adoptar el AK-12 como fusil de asalto reglamentario de las Fuerzas Armadas rusas. (Antonio Ros Pau)

Fotografías:
·Como puede apreciarse se trata de un fusil de asalto totalmente ambidiestro y que incorpora las cualidades de las armas modernas actuales.
·El nuevo AK-12 es un arma ergonómica que permite incorporar los accesorios y complementos requeridos por los futuros usuarios.
·Los raíles tipo picatinny en su parte superior facilitan la incorporación de diferentes tipos de visores tanto diurnos como nocturnos, siguiendo los requerimientos del programa Ratnik.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.