Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rusia, Irán, Iraq y Siria se unen contra el Estado Islámico

(defensa.com) El pasado sábado un comunicado del Mando Conjunto iraquí informaba de la creación de un centro multinacional de coordinación para planificar las operaciones contra el Estado Islámico (EI). En este centro participan Rusia, Siria, Irán e Iraq, países que intercambiarán inteligencia relativa al EI/Daesh. Según este comunicado iraquí “la cooperación habría sido motivada por la creciente preocupación de Rusia en relación a la presencia de miles de terroristas de origen ruso que estarían tomando parte en actos criminales junto al Estado Islámico / Daesh”.

El jefe del Comité de Seguridad y Defensa del Parlamento iraquí, Hakim al-Zamili, dijo incluso que “la coalición liderada por Rusia hará descarrillar el plan de Estados Unidos para dividir Iraq” y “ayudará a acabar con el Daesh en un corto período de tiempo después de los fracasos de los Estados Unidos”. Después de que se produjera el anuncio, la agencia de noticias Interfax informaba que según una fuente diplomática rusa, el centro de coordinación que ahora está en Baghdad será rotatorio entre los cuatro países. La misma agencia se hacía eco de que teóricamente Rusia podría incorporarse a la coalición internacional contra el Estado Islámico, siempre que se incluya a Siria en estas operaciones y que cualquier operación militar internacional en Siria sea bajo mandato de Naciones Unidas. Para Rusia, las fuerzas leales al gobierno sirio son un elemento clave en la lucha contra las milicias suníes de Daesh.

En Estados Unidos la noticia ha causado cierta sorpresa y deja de manifiesto la pérdida de iniciativa del país en la resolución del conflicto en Iraq, acaeciendo después de que Rusia diera un golpe de efecto al desplegar en Siria gran número de medios militares incluyendo aviones de combate sin que Occidente lo advirtiera a tiempo. Con estos movimientos Rusia sigue reforzando su presencia en Oriente Medio y deja claro su apoyo al gobierno de Assad, un tradicional aliado ruso en la zona, en tanto Estados Unidos ha optado por formar y equipar a la oposición moderada a Assad.

Preocupación en Israel por la presencia rusa en Siria
El apoyo de Moscú al régimen sirio se ha traducido en el envío continuado de equipo militar a través de un puente aéreo y el despliegue en territorio sirio de aviones de combate rusos y posiblemente el sistema de defensa aérea S-300. El gobierno israelí ha mostrado en repetidas ocasiones su preocupación por el suministro de armas que estaría recibiendo Hezzbollah gracias al apoyo iraní y que podría materializarse en la apertura de un nuevo frente contra Israel. Además, sorprende la presencia en Siria de aviones de combate rusos como los Su-30 o el sistema de defensa aérea de largo alcance S-300 ya que el Estado Islámico / Daesh no dispone de medios aéreos que justifiquen la presencia de estos medios.

El 21 de septiembre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunía con el presidente Vladimir Putin, quien ha explicado que Siria no tiene intención de abrir un nuevo frente contra Israel ni está en posición de suponer una amenaza. “Nuestro principal objetivo es defender el estado sirio” dijo Putin. La importancia de la visita israelí queda de manifiesto al comprobar que junto al primer ministro acudieron el Jefe del Estado Mayor israelí Teniente General Gady Eisenkot y el jefe de Aman, la inteligencia militar comandante. Generador Hertzi Halevi. Según Netanyahu, el motivo principal por el que tuvo lugar la visita fue “asegurarse de que no haya malentendidos entre fuerzas israelíes y rusas”.

La preocupación de que Irán y Siria sigan suministrando armamento a la milicia libanesa Hezbollah y se abra un nuevo frente en los Altos del Golán contra Israel fue uno de los temas tratados. Israel desde hace años está llevando a cabo una política que persigue impedir que grupos como Hezbollah adquieran armamento avanzado, realizando para ello ataques preventivos sobre algunos de estos equipos.

La explicación de la presencia militar rusa en Siria tiene varios motivos además del oficial de apoyo al gobierno sirio frente a grupos terroristas y es que no escapa a nadie que posicionando más tropas en Siria con carácter de permanencia, Rusia obtiene un contrapeso a la presencia estadounidense en la zona con Turquía a la cabeza. Rusia quiere además tomar parte en una posible solución negociada al conflicto sirio apoyando al régimen actual y además obtener ingresos procedentes de la venta de armamento en Siria, donde por ejemplo lleva años intentando vender el citado S-300, operación a la que se ha opuesto reiteradamente Israel por suponer una amenaza a su fuerza aérea.

Coincidiendo con la visita de Netanyahu a Rusia se han ido revelando detalles de la presencia militar rusa en Siria hasta sospecharse del posible despliegue de una batería de S-300 cerca de la ciudad de Latakia. Además de los aviones de transporte Antonov An-124 (código OTAN Condor) e Ilyushin 76 (Candid) que han formado el corredor aéreo, el 18 de septiembre se detectó la presencia de cuatro aviones de combate Su-30 (Flanker-C) en Lakatia a los que posteriormente se han unido 12 aviones de ataque a tierra Su-25 (Frogfoot) y probablemente dos aviones de interdicción Su-24. Todos estos aviones pueden operar empleando armamento aire-superficie de última generación, si bien el Su-25 es el que más adaptado está a las misiones Close Air Support (CAS) que serán las de mayor importancia en este momento aunque el Su-24 puede realizar ataques de precisión a tierra con un alcance mayor, lo que permitiría cubrir varias zonas de operaciones. (Jose Mª Navarro Garcia)

Fotografías:

·Imagen por satélite suministrada por Airbus DS a través de AP en la que se aprecian aviones de transporte rusos, helicópteros, carros de combate, camiones y personal militar en una base aérea en la provincia siria de Latakia.

·Imagen por satélite del 20 de septiembre suministrada por Airbus DS a través de Stratfor en la que se aprecia la presencia de cuatro aviones de combate Su-30, 12 Su-25, siete helicópteros de asalto artillados Mi-24 y una batería de artillería.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.