Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Restauradas las aeronaves de la Armada expuestas en el Museo de Aeronáutica y Astronáutica de Cuatro Vientos

(defensa.com) Dentro de la activa y fructífera política de restauración de los aviones y helicópteros que exhibe el Museo de Aeronáutica y Astronáutica, le ha tocado el turno a dos aeronaves que anteriormente volaron en el seno de la Flotilla de Aeronaves de la Armada. Así, a finales del pasado año, los dos antiguos aviones de la Armada de construcción estadounidense, una monomotor Piper PA-24 Comanche y una bimotor PA-30 Twin Comanche pasaban a los hangares de la histórica instalación que tiene el Ejército del Aire en  Cuatro Vientos.

Una vez allí se ha procedido a realizar un minucioso pulido de la superficie de ambas, a fin de devolverlas la vistosidad que tenía su pintura cuando estaban operativas en el seno de la 4ª Escuadrilla en la base aeronaval de Rota (Cádiz). Se ha de tener en cuenta que en el exterior del Museo el material que se muestra al público de martes a domingo sufre las duras inclemencias meteorológicas que tiene la capital española, inviernos fríos con heladas y veranos muy cálidos y soleados que dañan mucho la pintura de las aeronaves. Se trata de auténticas joyas de la historia, ya que cuando llegaron a Rota en 1964 se convirtieron en las primeras aeronaves de ala fija que tuvo la Armada, tras el renacimiento de su Arma Aérea en 1954, cuando se recepcionaron en Marín (Pontevedra) sus primeros helicópteros Bell-47G.

Desgraciadamente las cuatro recibidas, dos Comanche y dos Twin Comanche, no pudieron volar hasta 1977  por un problema de competencias con el Ejército del Aire. Las Piper pasaron en enero de aquel año a ser encuadradas oficialmente en el seno de la 4ª Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves, cuyo lema, "Omnia Vincula Disrumpam" (rómpanse todas las barreras), evoca su historia inicial.  Tras largos años de eficaz servicio, fueron dadas de baja entre 1988 y 1992, para posteriormente enviarse una de cada tipo al Museo de Aeronáutica Astronáutica, también designado como Museo del Aire.

El pasado 8 de enero el personal de la madrileña instalación del Ejército del Aire procedió a la colocación de la Piper Comanche en su emplazamiento habitual, junto al Canadair CL-215, cuyo color amarillo resalta bastante. Actualmente queda solo pendiente de un pequeño arreglo la Twin Comanche, antes de volverla a mostrar al público. (Texto y fotografía: Julio Maíz Sanz).


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.