Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El programa experimental de Guerra Subterránea de La legión española

(defensa.com) El Ejército de Tierra español, asignando la responsabilidad del proyecto a la Brigada de La Legión, ha puesto en marcha un programa experimental para la investigación y desarrollo de una modalidad de combate semántica y esencialmente clandestina: la Guerra Subterránea (GS). Dos secciones del Tercio Don Juan de Austria, una de cada Bandera (VII Valenzuela y VIII Colón), fueron designadas como unidades piloto para llevar a cabo los primeros ejercicios y obtener las correspondientes lecciones aprendidas. La Guerra Subterránea se desarrolló en origen para alcanzar bajo tierra las murallas enemigas, con el objeto de minar sus cimientos y derribarlas o de penetrar en el interior de las fortalezas soslayando los muros defensivos a través de los propios túneles. En el entorno operativo como el actual,  donde impera la guerra asimétrica y proliferan las actividades clandestinas, la amenaza subterránea no puede ser desestimada ni subestimada, y así lo ha entendido el Ejército de Tierra.

Las unidades han de ser objeto de una preparación especial y especifica basada en la recreación de ambientes y situaciones que se parezcan en lo posible a los escenarios reales (cuevas, túneles, alcantarillas, minas…).Es asimismo necesario avanzar en la investigación y desarrollo de tecnologías y materiales concebidos y diseñados para el combate bajo tierra: medios de visión nocturna, transmisiones, armamento, artefactos robotizados para  reconocimiento y destrucción... En todo tipo de operaciones se ha hecho común el uso de sofisticados sistemas (CIS, localización y posicionamiento, ayudas a la navegación, adquisición de objetivos, puntería, etc.) que facilitan el combate a las fuerzas que cuentan con superioridad tecnológica. El empleo de estos medios se ha generalizado tanto –incluso en las pequeñas unidades y a nivel individual– que parecen haberse hecho imprescindibles.

Sin embargo la configuración de los espacios subterráneos limita e, incluso, impide el empleo de determinados medios técnicos, sobre todo de aquellos cuyo funcionamiento se basa en el procesamiento y transmisión de datos (radio frecuencias, señales satélite, redes wifi…). Respecto al armamento, los efectos de las armas en el interior de espacios cerrados son especialmente peligrosos y de difícil control. Los disparos de fusilería pueden afectar a las tropas propias, ya que los rebotes son múltiples e impredecibles. Igual o más peligroso resulta el empleo de armas y municiones de mayor potencia: las granadas de mano, lanzagranadas, lanzacohetes y demás artefactos explosivos pueden provocar importantes daños colaterales, muy difíciles de prever y controlar (lesiones al personal y destrucciones en los propios espacios). Un extenso reportaje en la edición de mayo de FDS, completado con una entrevista al coronel jefe del 3er Tercio, Antonio Esteban López,  aborda en profundidad este innovador programa experimental que acomete La Legión española.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.