Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El presidente de Indra integra el grupo de alto nivel que asesorará a la Comisión Europea para impulsar la investigación en defensa

(defensa.com) Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra, es uno de los integrantes del grupo de alto nivel que la Comisión Europea ha creado para contar con recomendaciones sobre cómo puede la Unión Europea impulsar programas de investigación en el área de la defensa alineados con la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD). Abril-Martorell es el único representante de la industria española dentro de este grupo integrado por un selecto grupo de políticos, académicos, miembros de think-tanks y CEOs de distintos grupos de investigación en tecnologías de la defensa y de la industria de defensa.

El grupo, presidido por la comisaria El?bieta Bie?kowska y respaldado por el alto representate y vicepresidenta Ferderica Mogherini, ofrecerá un reporte completo a principios de 2016 y ofrece ahora unas primeras consideraciones y contribuciones preliminares de cara al Consejo Europeo de junio de 2015:

El papel  de Europa en la Seguridad y la necesidad de una EDTIB fuerte
Para asegurar la seguridad a largo plazo, la Unión Europea y sus estados miembros necesitan voluntad política y determinación respaldada por un amplio conjunto de instrumentos relevantes, incluidas fuertes y modernas capacidades militares. Estas capacidades permitirán a la UE mantener sus responsabilidades como proveedor de seguridad y ser un socio relevante y fiable en el ámbito global. Invertir hoy en programas de investigación orientados al futuro es crucial para desarrollar las capacidades que necesitaremos mañana.

Es ampliamente reconocido que Europa necesita retener capacidades militares robustas en sus estados miembros que, en cualquier caso, no pueden permitirse mantener por más tiempo el completo rango de activos industrial de defensa bajo una base exclusivamente nacional. Años de recortes en el gasto de defensa de los países de la Unión Europea amenazan con producir una pérdida neta de capacidades militares e industriales combinadas. Y mientras la investigación en materia de defensa es un eje central para mantener el liderazgo tecnológico que aporta una ventaja militar, la inversión europea en Investigación y Desarrollo en defensa ha caído más de un 29% desde 2006 – y más del 27 en R&T.

La industria de defensa europea necesita por tanto alcanzar una mayor integración y sostenibilidad para mantener una masa crítica y competitividad global, para seguir manteniéndose como un atractivo socio internacional y para generar tecnologías de defensa clave para garantizar una autonomía operacional de Europa a largo plazo. Se requerirá para ello una comprensión común de la investigación orientada a áreas de capacitación que debería desarrollarse cooperativamente –y del modo de identificarlas y seleccionarlas-, teniendo en cuenta todos los procesos existentes a nivel europeo.

El papel de los futuros programas colaborativos para cubrir déficits de capacidad
Los programas cooperativos de investigación de defensa serán claramente esenciales para mantener y promover capacidades militares decisivas en Europa y abordar déficits bien conocidos. Actualmente, en cualquier caso, solo un 8% de los presupuestos nacionales de defensa se destinan a proyectos colaborativos.La Acción Preparatoria y su programa de continuación puede contribuir significativamente al desarrollo de capacidades militares cruciales para Europa y ayudar a asegurar la sostenibilidad y competitividad del sector industrial de la defensa europea –desde los primeros contratistas a los SMEs-, apuntalando la seguridad de Europa a largo plazo.La Acción Preparatoria debería por tanto allanar el camino para importantes y ambiciosos programas relacionados con la PCSD en el siguiente marco de financiación multianual de la Unión Europea, representando una diferencia cuantitativa y cualitativa frente a la situación actual y demostrando el valor añadido de un esquema europeo permanente.

Principios básicos para una investigación en defensa enmarcada en la PCSD financiada por la Unión Europea
El futuro programa de investigación deberá estar claramente orientado a la defensa y ser coherente con y complementario al esfuerzo nacional existente en el ámbito de la investigación de defensa, y deberá tener en cuenta los aspectos particulares del sector y sus principios de gobernanza y modalidades. Debe ayudar a abordar necesidades de capacidades específicas derivadas de la evolución de los escenarios de seguridad, evitar duplicidades, y catalizar esfuerzos de colaboración. La Acción Preparatoria necesita testar convenientemente la efectividad y relevancia de la investigación financiada por la Unión Europea en defensa y la corrección del modelo de gobernanza propuesto. De tal modo, debería ir acompañado de los medios apropiados y creibles –preferentemente hasta el máximo presupuesto permitido por el marco legal.

Fotografía:
·Fernando Abril-Martorell.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.