Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El poder militar chino se acerca imparable al de Occidente

Los datos que arroja el Balance Militar 2017  presentado por el Instituto Internacional para los Estudios Estratégicos (IISS), organismo fundado en Reino Unido en 1958, concluyen  que la superioridad tecnológica militar de Occidente, que se consideraba consolidada, está cada vez más cuestionada, tal como ha resumido John Chipman, director del Instituto, durante la presentación de este informe anual. Ante el creciente fortalecimiento de la potencia militar china, Chipman urge a los Estados occidentales a centrarse en mejorar sus equipos militares.

China, asegura  el director del IISS, continúa reforzando su arsenal militar más rápido que los demás países y se dirige cada vez más ‘hacia una casi paridad con Occidente’. El país destinó en 2016, un presupuesto de 145.000 millones de dólares a potenciar su defensa,  aunque la cifra aún se aleja de la de Estados Unidos (604.500 millones de dólares), China se adelanta a Rusia, que ocupa el tercer lugar en este ranking, con 58.900 millones, siendo Arabia Saudí, con 56.900 millones, y el Reino Unido, con 52.200, los países que ocupan los puestos cuarto y quinto. Más allá de destacar la apuesta del país asiático por sus propios centros de investigación y producción de sistemas de armas, invirtiendo a gran escala en plataformas terrestres, aéreas y navales,  (Pekín prevé botar dos portaaviones tipo 002, con un desplazamiento de 85.000 toneladas, en 2021) China ha ido adquiriendo, además, un rol creciente y relevante como exportador de armamento.

El pasado año, el país presentó un importante número de sistemas militares, en julio se pudo ver, durante un desfile del Ejército de Liberación Popular, el misil Dongfeng DF-16, con un alcance de hasta 1.000 kilómetros y capaz de llegar a las bases militares estadounidenses de Okinawa, así como los nuevos bombarderos de medio alcance H-6K.  Hace escasas semanas se informaba, en medio de la tensión con la nueva administración Trump, que Pekín había testado el misil intercontinental DF-5C, con una cabeza bélica  dotada de 10 ojivas con guiado individual.

Los medios estatales chinos advierten que  ante una hipotética deriva belicista de la guerra comercial emprendidas por Trump el país está preparado y llaman a aumentar el arsenal nuclear y mejorar la capacidad de disuasión. 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.