Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El OPV 80 de Lürssen y las armadas de América Latina

Preseleccionado, tras evaluar distintas opciones, por la Armada de Uruguay para la futura modernización de su flota, el Offshore Patrol Vessel OPV 80 de Lürsssen ha sido  concebido específicamente para incorporar un conjunto versátil de capacidades que responden a las múltiples necesidades de las Armadas latinoamericanas a las que el actual escenario estratégico obliga a hacer frente. 

Con el aval de la experiencia de estos astilleros, con una larga trayectoria en el diseño de lanchas rápidas, corbetas y buques de contramedidas, el OPV 80 responde a la demanda de defensa y vigilancia en un entorno marítimo en el que los desafíos han aumentado y que exige para el control de la denominada Zona Económica Exclusiva (ZEE) de  medios navales que respondan a cuatro conceptos: acceso, control, cooperación y capacidades. La empresa ha seguido con mucha atención en los últimos años los procesos que han derivado en el creciente empleo de los buques de patrulla en alta mar (el concepto OPV) e integrado estos desarrollos en sus diseños. Las capacidades del OPV 80 contemplan:

•    Alta estabilidad en mar gruesa.
•    Capacidad máxima de personal de 55, para proveer flexibilidad en los requisitos de dotación y embarque.
•    Acomodaciones para el descanso, alojamiento y trabajo diseñadas para cumplir con las modernas normas y requisitos de la tripulación. 
•    Un conjunto de sensores sofisticados para patrulla y vigilancia. 
•    Sistemas de mando, control y comunicaciones integrados en un avanzadísimo Centro de Información de Combate (CIC). 
•    Conjunto de armas para guerra de superficie acuática, que puede incluir misiles superficie-superficie (SSM). 
•    Largo alcance, incluyendo la opción de reabastecimiento a la mar (RAS). 
•    Sistema de propulsión costo-eficiente y compatible con el medio ambiente, con un alto grado de automatización para proveer un departamento de ingeniería completa. 
•    Configuración del motor para aplicaciones de hasta 22 nudos. 
•    Cubierta de aterrizaje de helicóptero a escala completa, incluyendo capacidad de aterrizaje forzado, para el tipo Blackhawk y vehículos aéreos de despegue y aterrizaje vertical no tripulados (UAV VTOL). 
•    Cubierta de Misión (Mission Deck) para diferentes tareas bajo la cubierta de aterrizaje de helicópteros. 
•    Operaciones de abordaje. 
•    Rampa de popa para operaciones de RHIB con la opción de desplegar y recuperar hasta 4.
•    Espacio para contenedores de misiones diversas, con el fin de ampliar las capacidades básicas.


La Cubierta de Misión es un factor importante para el despliegue de los buques de patrulla de alta mar de Lürssen. Permite diferentes configuraciones, que se centran en las operaciones de embarque con 4 RHIB. Se puede configurar para atender misiones y soluciones compartimentadas, que pueda integrar los sistemas no tripulados, como vehículos submarinos autónomos (AUV) o vehículos de superficie no tripulados (USV). Este es un factor importante en la ampliación de las posibilidades para complementar las capacidades de operaciones navales combinadas conjuntas, lo que la empresa llama facilitador de la fuerza para mejorar las misiones. Ese rol lo juega perfectamente la OPV 80, con el fin de lograr la estructura de fuerza equilibrada requerida y complementar las misiones adecuadas de los buques para escenarios de alta intensidad, lo que, por otro lado, reduce la presión sobre todo para los combatientes, permitiéndoles concentrarse en las capacidades necesarias para sus áreas de combate.  

La OPV 80 tiene suficientes márgenes de crecimiento para la integración de otras configuraciones y capacidades. Sobre la base de su conocimiento de las regulaciones navales, incluyendo, por ejemplo, los reglamentos de construcción navales alemanes, STANAG o GL-DNV, Lürssen ha sido capaz de elegir la configuración adecuada para las demandas del cliente, lo que resultó en la OPV 80. Esta ventaja de diseño permite un enfoque adaptado a las normas y reglamentos de construcción con el fin de mejorar, por ejemplo, la capacidad de supervivencia de combate y su comportamiento en la mar.

OPV 85 y OPV 90

Teniendo en cuenta las necesidades una mayor autonomía y una mayor demanda de disponibilidad en diversas configuraciones, Lürssen  ha introducido nuevas variantes de la OPV 80. Se han desarrollado así dos versiones alargadas de la OPV 80, la OPV 85 y la 90,  proporcionando un potencial de crecimiento en la orientación de la misión con respecto al sistema de configuración y a los requisitos de la capacidad de tripulación. 

La instalación de armas de mediano calibre contra las amenazas sobre el agua y blancos costeros es posible, así como lo es la integración de un sistema de defensa aérea de corto alcance con los sensores correspondientes. Si se requiere espacio para un segundo helicóptero, se puede proporcionar por medio de un hangar telescópico o fijo para su protección y mantenimiento. Además, las OPV 85 y OPV 90 pueden ser equipadas con un VTOL-UAV, dependiendo de los requerimientos del escenario.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.