Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

No se registran daños en la revisión de las cámaras de combustión de los motores del A400M

El constructor aeronáutico europeo Airbus ha anunciado que no ha encontrado señales de roturas ni daños en la cámara de combustión de los motores de los A400M revisados hasta ahora. Así lo informó el pasado viernes un portavoz de la empresa tras confirmar que se han revisado los motores de los primeros 31 aparatos entregados.

Recordemos que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) encargó revisar los motores de los aparatos en servicio después de que el año pasado se encontrara una grieta en uno de los motores de un A400M malayo. Airbus considera que lo sucedido en el motor del avión malayo constituye un incidente único y aislado. La EASA recomendó revisar todos los motores de los A400M entregados y realizar una nueva revisión pasadas 500 horas de vuelo y después cada 250 horas.

Recientemente el primero de los cuatro A400M que se entregó a la Real Fuerza Aérea de Malasia volvía a la planta de Airbus en Getafe para realizar el retrofit a los propulsores para solventar el problema de las cajas reductoras (Propeller GearBox o PGB).  Hay que aclarar que el problema detectado en el motor del avión malayo es diferente del de las PGB de cuya solución nos hemos venido ocupando en defensa.com. Este problema fue abordado en el segundo semestre del año pasado con una reparación provisional para aumentar los tiempos entre inspecciones.

En abril del año pasado analizamos en detalle los dos problemas que afectan a las cajas de reductoras, de los que el primer problema es un fallo en la fabricación de 14 unidades producidas en la primera mitad de 2015. Cuando se detectó el problema ya había cinco aviones afectados, el resto todavía estaban pendientes de entregar, lo que permitió corregir el problema en la propia línea de montaje final en Sevilla. El segundo fallo de las PGB está relacionado con las grietas de un componente metálico que podría resultar en el desprendimiento de pequeñas partículas metálicas en el aceite donde son detectadas, tal y como está previsto.

Estas situaciones afectan a las hélices que giran a la derecha, las correspondientes a los motores 1 y 3 y aunque el problema no afecta a la seguridad aunque podría causar la parada de un motor en vuelo, por lo que estas unidades afectadas se están sustituyendo. La Agencia de Seguridad Aérea Europea (EASA) envió una Directiva de Aeronavegabilidad que obligaba a una revisión “on-wing” seguida de una sustitución en el caso de que se descubra un daño evidente o la vuelta al servicio con inspecciones posteriores. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Se han comprobado las cámaras de combustión de los motores del A400M (EPI)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.