Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Navantia e Indra construirán el sistema de combate y comunicaciones de las futuras fragatas F-110 de la Armada

(defensa.com) Según declaraciones del ministro de Defensa, Pedro Morenés, al periódico El País, los nuevos programas de Defensa serán la forma en que se reordenará el sector industrial español, como la fragata F-110 y el vehículo blindado 8x8. Es el caso de las futuras fragatas F-110 para la Armada, en el que una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por el astillero Navantia y la tecnológica Indra será responsable del sistema de combate y las comunicaciones, un programa valorado en 130 millones de euros.

Del programa de fragata F-110 se han derivado trece proyectos tecnológicos que ya tienen financiación en los Presupuestos Generales del Estado 2015. Estos programas persiguen la capacitación de la industria nacional para su participación posterior en los programas. Estos programas darán comienzo en el ejercicio 2015 y están dotados 37 millones de euros en el capítulo 8 del Ministerio de Industria y Energía y Turismo. Los trece programas se organizan en tres bloques principales como son electrónica y sistema de combate, autodefensa y estudio de viabilidad.

Mientras que el sistema de combate y las comunicaciones serán responsabilidad de la mencionada UTE entre Navantia e Indra, el sistema de autodefensa será encargado a Sener y el estudio de viabilidad será llevado a cabo por Navantia. Sobre el estudio de viabilidad se cita en El País que “Navantia analizará distintas opciones europeas y estadounidenses manteniendo en parte el sistema de combate Aegis”.

En noviembre del año pasado anunciamos que Indra lideraría el desarrollo del radar de estas fragatas. El Programa Tecnológico del radar en Banda S con el que contarán las F-110 estará dirigido por Indra, aunque la multinacional española de las tecnologías de la información y la comunicación contará con un socio tecnológico para desarrollar la opción más probable del radar que se pretende lleve instalada la F-110. En cualquier caso, la configuración final del buque debe ser actualizada por la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), quién tomará las decisiones sobre las alternativas que mejor se ajusten en coste y plazo a la solución operativa deseada y que entrañen menores riesgos tecnológicos.

Como informamos entonces, la suma del anuncio del radar de Banda S y el diseño del mástil afacetado con ocho caras hace entrever que el radar elegido no será el Aegis como en las F-100, dejando a Indra como una de las opciones para el sistema radar. Esta opción podría pasar por la tecnología CEAFAR (banda S)/CEAMOUNT (iluminador en estado sólido en banda X) en la que Australia ya trabaja junto a los Estados Unidos desde 2005.

En el plano técnico, la diferencia entre estos sistemas es que los radares del sistema Aegis son del tipo PESA (pasivos), mientras que los CEA son AESA (activos) lo que unido a la frecuencia en la que trabaja se concretaría en un menor alcance que los Aegis. Recordemos que la Armada y Navantia ha insistido en que las F-110 tendrían menos capacidades de detección antiaérea, lo que podría explicarse por este menor alcance, en cualquier caso más que suficiente para dar cobertura a las unidades a las que escolta. El radar AN/SPY-1D de las F100 (o el más moderno AN/SPY-1D(V) de la F-105 “Cristóbal Colón”) podría ser excesivo en alcance, planteándose opciones como la versión del Aegis AN/SPY-1F instalada en las F310 noruegas o el CEAFAR/CEAMOUNT.

Por el contrario, la tecnología de los radares CEA evita el uso de iluminadores para el guiado de misiles como en el caso del Aegis. Además, dadas las buenas relaciones existentes entre España y Australia tanto en el plano de sus organizaciones de Defensa como en plano técnico, no resultaría descabellado apostar por una nueva colaboración entre ambos países. Esta se centraría en la transferencia de tecnología y conocimiento del lado australiano sobre la tecnología CEAFAR hacia el programa F-110 español, a través de Indra.

En el caso de la fragata para el programa australiano SEA500, con el que Navantia trabaja junto a la organización australiana DMO, el radar elegido es el sistema basado en la tecnología CEAFAR de la que hablamos anteriormente. En el caso de estas fragatas que Navantia ofrece a la Marina Australiana, por el momento se está tomando como referencia la plataforma del AWD “Hobart Class” que a su vez está derivado de las fragatas F-100 españolas. (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.