Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El ministro de Defensa indio plantea la compra del Su-30MkI si se cancelara la adquisición del Rafale

(defensa.com) Declaraciones del ministro de Defensa indio, Manohar Parrikar, recogidas en una entrevista al diario indio Bussines Standard, sugieren que el avión de combate Sukhoi Su-30MkI desarrollado entre la empresa rusa y la india HAL (Hindustan Aeronautics Ltd), cumpliría los requerimientos de la Fuerza Aérea India (IAF) para el programa MMRCA lo que le convertiría en un candidato perfecto en caso de que finalmente se cancelara la compra del Rafale francés.

De esta forma, el ministro indio manda un claro mensaje a la parte francesa al reconocer por primera vez que existen problemas serios en la negociación del programa, que estarían relacionadas con la asunción de responsabilidades por parte del fabricante francés Dassault aun cuando 108 de los 126 aparatos  del programa tienen que fabricarse en India bajo licencia.

El Su-30MkI es un desarrollo conjunto entre Sukhoi y HAL que se está fabricando localmente y del que se espera se construyan 272 unidades. Aunque se trata principalmente de un avión de combate aéreo, podría ser adaptado para el uso multirol que se quería hacer con el Rafale en la Fuerza Aérea India. El plan indio contempla disponer de los 272 aviones en 2018 a un precio aproximado de 56 millones de dólares el avión, inferior al del Rafale. El acuerdo para el desarrollo de esta aeronave, derivada del Su-30, se firmó en el año 2000 y los primeros aviones fabricados en Rusia fueron aceptados en 2002, no llegando hasta dos años después el primer avión fabricado en India donde se le han incorporado sistemas de aviónica franceses e israelíes.

Respecto del Rafale, a principios de diciembre se apuntaba, según fuentes del Ministerio de Defensa de India, que el contrato de compra venta de los 126 aviones, valorado en 12.000 millones de dólares, estaría próximo a resolverse tres años después de ser elegido ganador del programa MMRCA y tras la visita del ministro de Defensa galo, Jean-Yves Le Drian, quien se reunía ese mes en Nueva Delhi con Manohar Parrikar.

No trascendían demasiados detalles, salvo que el contrato se resolvería, “por la vía rápida”, a finales del año fiscal indio, que acaba el 31 de marzo de 2015. El problema principal que mantiene el programa paralizado desde hace tres años es la insistencia del fabricante Hindustan Aeronautics Limited (HAL) para que Dassault garantice la producción bajo licencia del Rafale en India.  El contrato original estipulaba que, de los 126 aviones, los 18 primeros serían fabricados por el tecnólogo, Dassault, y los 108 restantes lo serían en India por HAL bajo licencia. Pero el contrató se enquistó al exigir el Gobierno indio que Dassault fuera responsable de la entrega en forma y plazo de los aviones fabricados por HAL en India, a lo que el fabricante galo se niega. (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.