Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El ministro de Defensa a bordo de la fragata “Canarias”

(defensa.com) A primera hora de ayer, del 16 de noviembre, Pedro Morenés visitaba la fragata de la Armada Canarias en el puerto de Catania (Sicilia), donde recaló para abastecerse y dar un descanso a su dotación. El navío español está participando en el dispositivo militar de la UE para la lucha contra el tráfico ilícito de personas en el Mediterráneo Central Meridional, operación denominada EUNAVFOR MED, junto otros navíos europeos, de hecho en la instalación portuaria también pudimos ver la fragata de la Royal Navy británica HMS Richmond F-239.  

 

Morenés fue informado  a bordo por su comandante, el capitán de fragata Manuel Alvargonzález Mendez, de la labor realizada, y en especial del rescate, el pasado día 12 de noviembre, de 112 inmigrantes y un cadáver, que iban en una embarcación neumática. Una semana antes la fragata participó en el rescate de otras 517 personas, en una gran parte de origen marroquí. La Canarias inició su singladura el 1 de octubre, partiendo de la Base Naval de Rota para integrarse a la Operación EUNAVFORMED “Sophia”. El despliegue tiene una duración prevista de 120 días. El navío embarca para esta misión una dotación total de 201 personas (21 oficiales, 40 suboficiales y 140 de marinería y tropa) entre la que se encuentra la Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB) compuesta por 18 miembros de la 10ª Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves (FLOAN) y uno de sus helicópteros Sikorsky SH-60B  Seahawk. También en la cifra dada se contabilizan los 11 infantes de Marina perteneciente al Tercio de Armada que componen del Equipo Operativo de Seguridad (EOS). Resaltar que en la dotación de la fragata figura la teniente de navío Hannah Murdoch de la Royal Navy, que se encuentra de intercambio.

                                                                                                                                                                                                                      
La principal misión de la Canarias es contribuir a socorrer a los inmigrantes ilegales que intentan llegar a Europa, procedentes del Libia, e intentar interrumpir las redes de tráfico ilegal de personas que actúan a través del Mediterráneo central, llevando a cabo la interceptación de los barcos que trafican con personas. La puesta en marcha de la actual operación surge de la Decisión (PESC) 2015/1778 del Consejo de la UE de 18 de mayo de 2015, que supuso el lanzamiento de la citada  operación militar de la en el Mediterráneo Central Meridional. La contribución española que fue aprobada por Acuerdo de Consejo de Ministros, de 24 de julio de 2015, integra, además de la fragata Canarias, a personal desplegado a los Cuarteles Generales de la Operación (8 en Roma y 3 a bordo del portaaviones italiano Cavour),  la Agrupación Aérea Táctica destacada en la Base Aérea de Sigonella (Sicilia), dotada con un avión de patrulla marítima P-3, constituyendo el Destacamento “Grappa”. 


Actualmente la fuerza se encuentra bajo el mando operacional del contralmirante italiano Enrico Credendino cuyo Cuartel General está ubicado en Roma. El mando táctico lo tiene el contralmirante Andrea Gueglio que dispone de un Estado Mayor multinacional a bordo de su buque insignia, el citado Cavour . Las unidades navales actualmente desplegadas en la operación son, además de los citados navío Cavour, Canarias y Richmond, el logístico Berlín, las fragatas Courbet (Francia) y Leopold (Bélgica), y los patrulleros HMS Enterprise y el esloveno Triglav . (Julio Maíz, enviado especial)

 

Fotos: 
El ministro de Defensa se hizo una foto en la cubierta de vuelo con la mayor parte de la dotación de la fragata “Canarias”. 

Morenés recibe explicaciones del Jefe de la UNAEMB acerca de la actuación del helicóptero SH-60B, in situ, se puede ver la ametralladora de 12,70 m/m que arma el aparato en primer plano.
 


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.