Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ministerio del Interior de Uruguay daría marcha atrás en la compra de los blindados SMP-3 Bear

(defensa.com) Mientras Charles Carrera, director general de Secretaría del Ministerio del Interior uruguayo, desmentía la concreción de la compra en la prensa de actualidad y expresaba -incluso- que la licitación convocada en el primer trimestre de este año se declaraba desierta pues ninguno de los que se presentaron cumplía con los requisitos que establecía el documento y Rusia Today insistía en confirmar la adquisición de los SMP-3 Bear (Ballistic Enhanced Armour), proveedores uruguayos de Seguridad y Defensa realizaban gestiones para minimizar la habitual recurrencia a la compra directa por parte de la dependencia, a días de que,a su vez, en el ministerio de Defensa haya adelantado que comenzará a usar mecanismos de concurso “porque no quiere ir preso”.

A su vez, se supo que el Tribunal de Cuentas no estaría dispuesto a aprobar esta operativa, que ha observado reiteradamente por excesivamente frecuente y discrecional. Persistiendo este cuadro, no se obtendría la firma presidencial para la adquisición, debido a que aumentan las denuncias y presunciones de irregularidades varias a nivel administrativo durante la gestión de José Mujica, que expiró en marzo pasado. Al mismo tiempo, con el recrudecimiento de la violencia urbana en Uruguay, se han multiplicado las pedreas y balaceras contra las fuerzas policiales en sus incursiones en los crecientes asentamientos marginales de Montevideo y su entorno, por lo cual la Guardia Republicana -cuerpo de elite en materia de seguridad interna- sí había solicitado incrementar el número de blindados para distribuir por distintos puntos del territorio. El Ministerio del Interior no ha informado de cuantos postulantes se presentaron en la licitación ni si habrían retirado pliegos.

A su vez, la firma ITC, habitual representante de industrias militares y policiales turcas, aclaró que esta vez no presentaba unidades de esa procedencia, sino una propuesta conjunta con una firma helvética, y, como informamos en defensa.com recientemente, ni Paramount ni JL Jackson permanecieron en la licitación debido a la exigua cantidad de vehículos solicitados (3), bastante inferior a los sugeridos por los técnicos de la Guardia Republicana, también preocupados por la falta de cooperación judicial frente a conocidos delincuentes violentos cuando estos son reprimidos por la unidad y luego confrontados con los efectivos en los estrados sin protección posterior ni trato especial. (Javier Bonilla)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.