Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ministerio de Defensa argentino aprueba la instalación de un radar en la conflictiva frontera con Paraguay

El Ministerio de Defensa rubrico dos acuerdos, uno para la instalación de un radar en la localidad de Pirane y otro para mejorar otro asentamiento radárico, en Ingeniero Juárez, con la finalidad de cerrar la barrera radar y mantener monitoreada la frontera norte del país, todo esto en el  marco de la lucha contra el narcotráfico, que sostiene el Presidente Mauricio Macri.

Muchas han sido las dificultades que encontró la administración  de Buenos Aires para poder instalar radares en la provincia de Formosa por la falta de apoyo de la gobernación, que por sus afinidades políticas con la anterior administración es profundamente contraria al gobierno de Macri, al mando del mismo gobernador desde hace más de 20 años, es prácticamente un feudo bajo sospecha de connivencia con grupos narcotraficantes.

Desde hace tiempo se viene queriendo instalar un nuevo radar, que permita cerrar la cobertura de vigilancia sobre una extensa y problemática región en la que los narco parecen moverse con comodidad y hasta colaboración. En la frontera común con el Paraguay el contrabando y los vuelos ilegales son ya la norma, los técnicos y especialistas que operan y mantienen los sistemas de vigilancia deberán estrechar sus precauciones, se sabe que el narcotráfico ya ha realizado tareas de contrainteligencia sobre este personal de la Fuerza Aérea.

Durante la anterior administración kirchenirista, los radares funcionaban tan solo unas horas por día, con lo cual la vigilancia era minima. La instalación de uno de los nuevos radares 3D del INVAP, un sistema de tres dimensiones, intentará ahora captar los numerosos vuelos de aviones livianos cargados de estupefacientes. Obviamente, al carecer de claras reglas de empeñamiento –caso  único en el continente-,   los aviones Pucara o Tucano de la FAA, solo podrán escoltar los vuelos que puedan ser interceptados y quizás lograr que aborten por su sola presencia.

Por los acuerdos firmados entre el gobierno central y la provincia, las autoridades de Formosa se comprometen a que en cinco meses, se prepare un sitio radar, la provisión de energía eléctrica, un edificio para el personal operativo y a realizar el cableado de la fibra óptica para la transmisión de datos. En cuanto a la otra base radar  -en Ingeniero Juárez- la provincia  se compromete también a proveer energía eléctrica, para que la unidad deje de operar con combustible, y mejorar las instalaciones. En conclusión, en la fronteriza provincia de Formosa habrá  tres radares activos plenamente, ya hay uno operativo en la localidad de Las Lomitas, convirtiéndose en el lugar de la Argentina con mayor cantidad de sistemas radaricos, que permitirán en la teoría, una mayor vigilancia del espacio aéreo nacional. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.