Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Mientras el presidente electo, Tabaré Vázquez, aclara no estar obligado a recibir más refugiados, los ex presos de Guantánamo ya causan problemas en Uruguay

(defensa.com) “No tenemos ningún compromiso establecido", dijo Vázquez refiriéndose a la virtual cancelación de la llegada de más refugiados sirios a Uruguay debido a los varios problemas de violencia doméstica registrados, además de dilaciones o negativas a insertarse laboralmente de algunos de estos.

El mandatario entrante, que asume el próximo 1 de marzo anunció, después de aclarar su "fobia contra el terrorismo",  que en su discurso inaugural hablará de" principios y valores que hacen a la identidad del pueblo uruguayo".

Por otra parte, el corresponsal de guerra español Julio Alonso denunció que la delegación uruguaya que viajó a tomar contacto con los refugiados en Siria, que integraba también una politóloga española, Susana Mangana, asesora de la cancillería y que se presenta como experta en asuntos musulmanes, lo hizo con falta de profesionalidad, malos traductores y aparentando "ir en viaje de turismo", afirmando que en Uruguay- y especialmente entre algunos militares- hay gente "más capacitada" que la que viajó en esa oportunidad.

Mientras tanto, el canciller saliente y senador electo, Luis Almagro, al no poder explicarse en el Parlamento acerca de los recientes incidentes sobre una supuesta bomba falsa encontrada en las inmediaciones de la nueva embajada israelí y atribuída, sin demasiadas explicaciones, a un presunto ensayo terrorista, dijo, sin abundar en detalles, que según su punto de vista se trata de  "una interna del Mossad", causando sorpresa e hilaridad en la oposición, que no descarta la hipótesis de que, dado que se trata de medir tiempos de reacción policiales y militares, un delincuente de alto relieve pueda estar detrás de este raro incidente, ya que la zona del mismo reúne a diversas entidades comerciales, financieras, artísticas y culturales de fuste.

En este complicado contexto, parte de los seis refugiados de Guantánamo recientemente arribados a Uruguay además de negarse hasta el momento a continuar aprendiendo español y a trabajar, aduciendo "motivos religiosos", han entrado en colisión con dos de ellos, que sí estarían dispuestos a insertarse en el país, a los que tras violentas discusiones internas, la Policía separó del resto y alojó en un hotel. Uno de estos refugiados, con importantes trastornos gástricos sería operado en el reconocido Hospital Británico, prestigioso centro privado uruguayo. Otro, Abu Wa'el Dhiab- famoso por haber sido alimentado a la fuerza tras largas huelgas de hambre en Guantánamo- viajó a la Argentina luciendo su mameluco color zanahoria de preso, y se contactó con organizaciones de izquierda radical (Hebe de Bonafini, periódico Barricada, Resumen Latinoamericano, radio Gráfica, etc.) para pedir al gobierno argentino que reciba más detenidos en Guantánamo, aclarando que no sabe cuál es su situación jurídica en Uruguay, si la de refugiado o la de residente.

Finalmente, tras aumentar la cantidad de sirios con falsos pasaportes israelíes a 10-además de los que ya ingresaron a España- soprendidos en el Aeropuerto de Carrasco en tránsito a Madrid, las autoridades migratorias uruguayas informaron que los documentos se fraguaron sobre papel originalmente auténtico, lo que lleva a investigar alguna conexión delictiva en Israel. Probablemente, tras estas incidencias, autoridades gubernamentales uruguayas deban volver a concurrir al Parlamento en los próximos días. (Javier Bonilla)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.