Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Marina Real de Marruecos, de fuerza de protección costera a armada de aguas azules

(defensa.com) Durante el último lustro la Marina Real de Marruecos se ha dotado de 4 modernas unidades de combate, con las que ha comenzado una transformación larga pero constante, que la está haciendo pasar de ser una fuerza de protección de su ZEE (Zona Económica Exclusiva) a convertirse en una flota con capacidad oceánica y de proyección.

Paralelamente, su personal iniciaba un intenso proceso de formación, reforzado con su participación en un cada vez mayor número de ejercicios multinacionales, con armadas de primer orden, como la Marine Nationale (MN) francesa, la US Navy y la española, actuando en ejercicios bilaterales y multinacionales, como el Saharan Express o los de la iniciativa 5+5 Seaborder. En conjunto, Marruecos ha ido aumentando progresivamente su ya importante papel como uno de los elementos claves en el Norte de África y el Mediterráneo Occidental. La inteligente y tradicional política de alianza con Occidente del rey Mohammed VI se ha combinado con una serie de reformas internas, que lograron desactivar los efectos de la Primavera Árabe en el país.

La Monarquía y el Gobierno de Rabat son elementos claves, además, para controlar al terrorismo islámico radical, tanto en su nación, como en otras partes del Norte de África. Igualmente, su concurso es vital, dando apoyo a varios de los países vecinos, incursos  en  la lucha contra Al Qaeda del Magreb Islámico, que  ha logrado implantarse en las gigantescas zonas desérticas del Sahel, a pesar incluso del mazazo que supuso a estos planes la Operación Serval, que inició Francia en Mali en 2013.

Marruecos ha ido incrementando la explotación de su magnífica ZEE, que se extiende ante su amplísima franja costera de 3.952 km. El elemento clave para asegurar esta política es la potenciación de una serie de organismos estatales con competencias marítimas, ya sean civiles o de interior, como la Gendarmerie Royale y, sobre todo, la Marina Real, más conocida en las fuentes oficiales del país y en el mundo por su terminología francesa de Marine Royale (MR).

La reciente incorporación de una moderna fragata gala de la clase FREMM (Frégate multi-mission) y 3 navíos de escolta SIGMA que, aunque construidas en Holanda, están dotadas también de los sensores, sistemas de combate y comunicaciones desarrollados por la multinacional francesa Thales, ha sido clave para dotar a la MR de una moderna capacidad de combate naval convencional, aunque sin descuidar las aptitudes de guerra asimétrica.

El reciente descubrimiento de petróleo en aguas marroquíes del Atlántico, colindantes con las Islas Canarias, confirman la necesidad de Rabat de reforzar su capacidad de seguridad marítima. Adicionalmente, la explotación de estas bolsas de hidrocarburos, que a diferencia de España no cuenta con la oposición de un Gobierno regional, que cambia de criterio probablemente por motivos electorales, propiciará en Marruecos importantes recursos con los que incrementar su potencial naval militar.

Una importante fuerza
La MR alinea actualmente en torno a 12.000 efectivos, incluidos cerca de 3.000 infantes de Marina, que operan con una flota compuesta por 7 fragatas y corbetas, 4 patrulleros lanzamisiles, 18 patrulleros de altura, 5 unidades anfibias, algunas decenas de lanchas patrulleras, navíos de transporte (mercantes y roleros civiles) y de apoyo. Asimismo, con apoyo de las Fuerzas Aéreas Reales, opera desde  el aeropuerto de Casablanca la 11ª Flotilla de helicópteros, compuesta por 3 Aérospatiale (hoy Airbus Helicopters) AS565 MB Panther. Hablamos de unas eficaces aeronaves francesas dotadas de un radar de búsqueda marítima y un sistema FLIR y que, a pesar de su exiguo número, han dado un gran juego y experiencia a la MR en este campo, pero que deberán de ser reforzados para proporcionar la necesaria capacidad aeronaval a los citados nuevos navíos.

Se baraja la adquisición de los NH90 en versión NHF (NATO Frigate Helicopter), aprovechando la experiencia gala en el sistema de cara a su incorporación y al entrenamiento de dotaciones y mecánicos. Como veremos, la influencia francesa, tanto en el terreno del equipamiento, como, sobre todo, en el de la instrucción por parte de los profesionales de la MN, es muy alta. La MR, que está actualmente bajo el mando del vicealmirante Mohammed Laghmari, se está convirtiendo en una de las más importantes de África. Así, cuando esté plenamente operativa la fragata FREMM será de lejos la mejor del Continente en lo que respecta a navíos de superficie, ya que tendrá niveles tecnológicos superiores a las de Argelia, Egipto y Sudáfrica, que son más poderosas en lo que respecta al tonelaje y, sobre todo, porque tienen submarinos.

La MR es una sólida fuerza naval, que, además, apenas cuenta con medio siglo de historia, ya que su creación se remonta a 1960. En esta última fecha, solo cuatro años después de la independencia del actual Reino de Marruecos, el entonces monarca Mohammed V creaba la MR, siendo su primer almirante jefe, y el padre de la organización, el vicealmirante Mohammed Triki. También se debe mencionar que el sultán Moulay Hassan Ben Mohamed encargó en 1882 en Reino Unido un bergantín destinado a la protección de costas, denominado El Hassaneh. A éste siguieron algunos navíos destinados a estas tareas, una efímera flota que desapareció con la instauración del protectorado francés y español en 1912.

Tras la independencia, Marruecos se dotó con varios patrulleros anteriormente operados por la MN, a los que siguieron algunos nuevos, también de procedencia gala. La idea era empezar a controlar los ricos bancos pesqueros existentes, sobre todo en las costas atlánticas del país. Esta modesta fuerza apenas realizó salidas en 1975, a raíz de la crisis que propició la Marcha Verde que intentó ocupar el Sahara español, lo que obligó al Gobierno de Madrid a desplegar buena parte de las unidades de la Armada en la zona. Finalmente, tras conseguir ocupar el territorio, después de los pactos de Madrid, se inició una guerra contra las fuerzas del Frente Polisario, formadas por buena parte de la población local, lo que motivó un importante rearme de las Fuerzas Armadas marroquíes en su conjunto.

Así, durante la segunda mitad de los setenta, Marruecos encargó a Francia 2 patrulleros PR-72, designados como Clase Okba una vez al servicio de la MR, aunque la compra más importante de este periodo se efectuó en España, pidiendo a la Empresa Nacional Bazán (hoy Navantia) una serie de 4 patrulleros lanzamisiles de la Clase Lazaga, que se designaron localmente como Clase Commandant El Khattabi. Entregados entre 1980 y 1981, significaron un importante salto adelante, ya que, aunque con poco más de 420 ton. a plena carga (TPC), están  muy bien armados con una pieza a proa Oto Melara de 76,62 mm. y otra de 40 a popa; y sobre todo con lanzadores de misiles antibuque Aérospatiale (hoy MBDA) MM38 Exocet.

El importante pedido se completó con el encargo en 1977 de la corbeta Lieutenant Colonel Errahamani, de la Clase Descubierta, que entró en servicio en la MR en abril de 1983. Tiene bastantes diferencias con sus hermanas españolas, como fue la instalación de cuatro soportes para colocar tubos de lanzamiento de Exocet, misiles que raramente embarcan si nos atenemos a las fotos, y la colocación de manteletes en las piezas antiaéreas.

Las fragatas “Flóreal”
Durante más de dos décadas la corbeta de factura española, que desplaza un tonelaje de 1.520 TPC, ha sido el navío insignia de la MR, tal y como quedó patente durante el macro ejercicio Majestic Eagle de 2004, que encabezó la US Navy. A finales del pasado siglo, Marruecos decidió potenciar sus unidades oceánicas, además de dotarse de navíos con modernas características (sensores, comunicaciones, armamento y posibilidad de operar con helicópteros) para reforzar su capacidad en operaciones de guerra asimétrica y, adicionalmente, en la naval convencional. Como en otras ocasiones, se recurrió a su principal aliado, Francia, lo que dio origen al encargo en octubre de 1998 a los astilleros galos Alstom, de Saint Nazaire, de 2 fragatas de vigilancia de la Clase Floréal.  

En realidad, a pesar de su mencionada designación naval y sus modernos sistemas de radar y comunicaciones, hablamos de unos navíos construidos con estándares civiles y sin capacidades antisubmarinas y antiaéreas, por lo que algunos tratadistas los equiparan con los OPV (Offshore Patrol Vessel). Los 2 buques de esta Clase, bautizados como Mohammed V y Hassan II, tienen un desplazamiento de 2.850 TPC y unas dimensiones de 93,50 m. de eslora (largo) y 14 de manga (ancho). Su propulsión está compuesta por cuatro motores SEMT Pielstick 6 PA 6 L280, que les confieren una discreta velocidad máxima de poco más de 20 nudos, aunque a cambio garantizan una muy buena autonomía, de hasta 10.000 millas a 15 nudos.

Fueron dotados de un moderno armamento, encabezado por dos lanzadores de misiles simples antibuque del ya mencionado modelo MM38. Otra de las novedades que trajeron estos navíos fue la incorporación de un completo sistema de operaciones aéreas, que incluye el uso de uno de sus dos radares Racal-Decca Bridgemaster para apoyar los despegues y aterrizajes del helicóptero Panther que embarca y opera desde la amplia pista popel, a la que se suma un extenso hangar. En suma, estamos ante todo un salto adelante, que permitió a partir de 2002-03 iniciar, entre otras, la experiencia en operaciones aeronavales, que han servido para formar una generación de profesionales de la MR, vitales para formar las dotaciones de las corbetas SIGMA y la fragata FREMM.

Reseñamos que en el apartado de armamento estas fragatas, en vez de incorporar la pieza gala de 100/55 mm., que llevan sus hermanas de la MN, se les sustituyó por un OTO Melara de 76/62 mm. Además, se reemplazó el radar DRBV-21A por un WM-25, obtenidos ambos sistemas tras despojar de ellos a los patrulleros lanzamisiles 304 y 305, que se corresponden con el cabeza de serie del citado tipo Commandant El Khattabi y el Commandant Boutouba.

Hay que de recordar que en 2003 el Gobierno español acordó un programa de ayuda militar a la MR, mediante el cual se le entregaron dos de los citados cañones de 76,62 mm. por el precio simbólico de 1 euro, procedentes de los patrulleros Lazaga españoles, por entonces ya desarmados y desguazados, a fín de sustituir las piezas y radares utilizados para las 2 reseñadas fragatas de tipo Floreal. Estos patrulleros continúan en servicio, tras remplazar los equipos canibalizados y un proceso de modernización. Así, entre 2008 y 2009, los astilleros de Navantia de Cartagena (ver foto) realizaron unos grandes trabajos en los 2 que completan la serie, el 306 Commandant El Hardy y el 307 Commandant Azougagh.

Una diversa flota de patrulleros
Durante estos años la MR se ha dotado de una importante fuerza de patrulleros de protección costera, que tienen una cierta capacidad de combate más que suficiente para afrontar operaciones de seguridad y de guerra asimétrica. En esta categoría debemos de referirnos a los 4 de la Clase Osprey 55 de diseño británico, aunque construidos en el astillero danés de Danyard, sito en Frederikshavn. Entregados entre 1987 y 1990, están dotados de una pieza principal en proa de 40 mm., mientras que sus dos cañones de 20 mm. de origen se reemplazaron por montajes dobles de 14,5 m de origen chino. También made in Spain son los 6 patrulleros del tipo Cormorán, construidos en Cádiz entre 1986 y 1989 por la entonces Empresa Nacional Bazán (hoy Navantia). Varios de ellos han sido modernizados en la segunda mitad de la pasada década por la naval Raidco en Lorient.

Financiados por el Ministerio de Pesca, se encargaron durante la primera mitad de los años noventa 5 patrulleros de la clase OPV 64, que construyó, con criterios civiles, que son mucho más económicos, Lorient Naval Industries en la localidad bretona de Lanester. Fueron entregados entre 1995 y 1997, destacando sus líneas cercanas a las de los yates, apenas rotas por los montajes de 40 mm., que sólo llevan algunos, y los referidos montajes de 14,5. En este campo de los patrulleros oceánicos, Marruecos se está dotando de un diseño de la gala Raidco Marine de última generación, el denominado OPV-70.

En 2008, el astillero STX France de Lorient ponía en ejecución el proyecto, entregando en 2011 el primero de la serie, bautizado como Bir Anzarane, con número de casco 341. Hablamos de un navío altamente automatizado, con una dotación de 64 personas y capacidad adicional para alojar seis inspectores, náufragos, detenidos, etc. Con 800 ton. de desplazamiento y 70 m. de eslora y una velocidad máxima de 22 nudos, tienen una autonomía de 4.200 millas. Están bastante bien armados de serie con una pieza principal de Otobreda (OTO Melara) de 76,62 mm. a proa y un Otobreda/Bofors de 40 mm. a popa. Posteriormente, ya en su puerto base de Casablanca, se les dotó de montajes de ametralladoras de 14,5 mm. y Browning M2 de 12,7.

Según algunas fuentes, tienen un punto de toma para un helicóptero, pero en las fotos no se aprecia ninguna superficie, ya que en la popa se sitúa la pieza de 40 mm., ocupando buena parte de ésta. Adicionalmente la MR se dotará con 3 unidades más, que de momento se definen por el número de casco que llevarán: 342, 343 y 344, con opción para adquirir 2 más. Es de destacar que los mandos de la MR están definiendo qué características más avanzadas deberán de incorporar los 3 que tendrá que entregar el astillero galo de Lorient.

Los navíos SIGMA
El gran salto adelante de la modernización de la MR se dio con el encargo firmado el 6 de febrero de 2008 a la empresa holandesa Damen Schelde Naval Shipbuilding (DSNS), por un importe de unos 1.000 millones de euros, para dotarse de 3 navíos de combate de la Clase SIGMA (Ship Integrated Geometrical Modularity Approach). Muy poco después, el 1 de abril de aquel año, Marruecos firmó otro contrato con Thales Nederland, filial de la gala Thales, para el suministro e instalación del puesto de mando y control y un paquete de sensores en las SIGMA, adquisición con la que normaliza buena parte de los equipos con los que se instalaron posteriormente por parte de la DCNS en la fragata Mohammed VI.

Hablamos de unos navíos de los que 2 son del tipo 9813, que desplazan 2.075 TPC y con unas dimensiones de casi 98 m. de eslora por 13 de manga, mientras que el primero entregado, del tipo 10513, es un poco mayor: 2.400 TPC y 105x13 m. (eslora por manga), lo que le permite embarcar un Estado Mayor conjunto. Dado su tonelaje algunos tratadistas los definen como fragatas y otros como corbetas. En todo caso, hablamos de sistemas de combate con una alta capacidad para la guerra convencional, dotados de sensores y sistemas electrónicos de última generación, encabezado por el radar Thales SMART-S Mk.2 y un sonar de casco Kingklip.

Su armamento está compuesto por un montaje proel Otobreda de 76/62 Super-Rapid; misiles antiaéreos MICA que se sitúan justo detrás de la pieza en silos de lanzamiento vertical; antibuque Exocet de la moderna versión la MM40; torpedos antisubmarinos A244 y diversas piezas secundarias y ametralladoras para autoprotección y asumir labores de guerra asimétrica. Como no podía ser de otra forma, cuentan con pista y hangar para operar con los citados helicópteros Panther y habitabilidad para alojar un equipo de fuerzas especiales y sistemas de lanzamiento y recuperación de las lanchas RHIB que utilizan en sus operaciones. En suma, son unos modernos navíos, muy polivalentes, ya que cuentan con una importante capacidad de protección antiaérea, y capacidades de ASuW (Anti-Surface Warfare) y ASW (Anti-Submarine Warfare), gracias a su sonar de casco, que puede facilitar los datos para guiar a sus tubos lanzatorpedos.

Damen ejecutó con bastante rapidez el encargo y el 10 de septiembre de 2011 entregó la Tarik Ben Zayid, el 10 de marzo de 2012 la Sultan Moulay Ismail y, finalmente, el 12 de septiembre transfirió a la MR la última, la Allal Ben Abdellah. Desde el primer momento las SIGMA iniciaron un exhaustivo plan de entrenamiento, que incluye múltiples ejercicios bilaterales con otras marinas militares, especialmente con la MN, con la que comparten equipos y, sobre todo, doctrina, ya que recordemos es quien ha entrenado a la actual generación de profesionales de la MR.

En mayo de 2014, la Allal Ben Abdellah participó en una serie de entrenamientos con una agrupación naval gala que navegaba frente a las costas alauitas, lo que se denominan ejercicios Passex, divididos en varias secuencias. Así se empezó con uno conjunto de guerra antiaérea y de lucha antisubmarina, tratando de localizar un objeto sumergido, finalizando con un reabastecimiento de combustible del navío logístico de la MN, el Somme. Finalmente un equipo de visita de la corbeta marroquí realizó una práctica de abordaje, usando como objetivo el citado navío logístico galo. En septiembre, la corbeta Sultan Moulay Ismail acudía al puerto de Málaga para participar en el ejercicio multinacional de la iniciativa 5+5 Sea Border, mientras que en noviembre eran 2 las SIGMA que se integraban en un dispositivo naval portugués que ejecutó el ejercicio Frontex 14. Realizado en aguas lusas, recreó un escenario de conflicto entre tres países ficticios en plena escalada bélica, situación ante la que se despliega una fuerza naval multinacional amparada por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

La joya de la corona, la fragata “Mohammed VI”
El 24 de octubre de 2007 se anunció que la MR había ordenado una fragata FREMM a Francia. El navío fue construido en uno de los principales astilleros de la DCNS, el de Lorient, quedando abierta la posibilidad de adquirir una segunda unidad de este tipo. El contrato, valorado en 470 millones de euros, fue oficialmente firmado el 18 de abril de 2008, empezando la construcción en verano de ese mismo año, decidiéndose que sería una FREMM de tipo antisubmarino. Se ha de tener en cuenta que DCNS las construye también en su variante antiaérea para la MN, sin que esto signifique que la nave marroquí, que desde el principio se supo que se bautizaría como Mohammed VI, no tenga una alta capacidad de AAW (Anti-aircraft Warfare).

La construcción comenzó en las naves de la factoría bretona en  diciembre 2008, siendo puesta a flote en septiembre de 2011. Los ensayos de mar comenzaron en abril de 2013, con una dotación formada por personal de la empresa y de los equipos de adiestramiento de la MN y parte de la dotación de quilla de la MR. Igualmente la por entonces futura dotación de la fragata se benefició de la formación en los simuladores del sistema que tiene la DCNS en Lorient y en Mourillon cerca de Tolón. Con la llegada de esta fragata, la MR da un salto de gigante, ya que se equipa de un barco de última generación, con una impresionante capacidad de guerra AAW, ASW, ASuW y EW (Electronic Warfare) y, lo que es más importante, con una gran posibilidad de crecer, ya que sin duda DCNS va a trabajar sin cesar en programas de mejora y modernización, que incluyan la incorporación de futuros sistemas de armamento, desarrollados para sus gemelas de la MN.

Hablamos de un navío de un tonelaje, unas 6.000 a plena carga, y dimensiones similares a las fragatas F-100 de la Armada, ya que, aunque la Mohammed VI tiene una eslora casi 5 m. menor, su manga es casi 2 m. mayor. Incorpora un completo sistema de armamento: cañón Otobreda de 76/62 mm. Super-Rapid; misiles antiaéreos MBDA Aster-15 con sistema de lanzamiento vertical de 16 celulas Silver A43; cuatro tubos lanzadores de misiles antibuque Exocet MM40 Bloque III; un sistema doble Eurotorp B515 de lanzamiento de torpedos antisubmarinos MU-90 y hangar y pista para un helicóptero, que puede albergar un NH90, pero cuyo tamaño permite cobijar incluso los más grandes AgustaWestland AW101 y Airbus Helicopters EC725 Caracal.

Respecto a sus sensores, destaca el radar multifunción Thales Herakles 3D, además de la importante capacidad ASW que tiene, ya que, adicionalmente al sonar de casco de Thales, ha sido dotada de un sonar remolcable Captas 4. La capacidad de crecimiento es muy importante. Ha salido del astillero sin los 16 lanzadores verticales Silver A70, destinados a lanzar los futuros misiles de crucero galos SCALP, que tienen un impresionante alcance de 1.000 km. La adquisición de este armamento, de autorizarlo Francia, haría entrar a las FAS de Marruecos en otra dimensión estratégica, pero en todo caso queda el espacio en la parte proel del navío, por lo que se podrían instalar estos lanzadores, o más misiles antiaéreos, de ser necesario.

Tras un retraso en la entrega del navío, prevista para noviembre de 2013, oficialmente por un problema de agenda del príncipe Moulay Rachid El Alaoui, hermano de Mohammed VI, finalmente se realizaba la transferencia el 30 de enero de 2014. La ceremonia, que presidió el citado príncipe, se celebró en la base naval gala de Brest, estando Francia representada por Jean-Yves Le Drian y Patrick Boissier, por entonces ministro de la Defensa y máximo responsable ejecutivo de DCNS, respectivamente. Tras el acto la fragata permaneció allí completando la instrucción de su dotación, en colaboración con los reseñados marinos de la MN. Esta labor culminaba oficialmente a finales de marzo, pudiéndose ver por primera vez el navío el 7 de abril en la base naval de Casablanca.

La base del navío en este puerto atlántico, que durante estos cincuenta años ha sido la principal de la MR, es provisional. La intención oficial es que el puerto de ésta y las SIGMA sea el, actualmente en fase de finalización de construcción, de Ksar Sghir (denominado como Alcazarseguir durante el Protectorado español), sito muy cerca del de Tánger, justo a la entrada del Mediterráneo. Está previsto que, estratégicamente situada en la parte más angosta del Estrecho de Gibraltar, sea la mayor de Marruecos. Además, la MR tiene también bases en los puertos mediterráneos de Alhucemas y los atlánticos de Tánger, Kenitra, Safi, Agadir y Dajla (la antigua Villa Cisneros).

Volviendo a la fragata, resaltamos que, tras unos pocos meses en Marruecos, a finales del pasado mes de agosto ponía rumbo a la Bretaña francesa, atracando en la mencionada base de Brest el 25 de agosto. Según las fuentes galas, la presencia de la Mohammed VI allí obedece a una programada actualización de sus sistemas de combate, que harán incorporar los últimos desarrollos que dotan a la segunda de las FREMM francesas, la Normandie, que está previsto se entregue a La Royale (designación con la que se conoce en Francia a su Marina militar) a finales de 2014. La actualización del sistema de la fragata marroquí consta de trabajos en los muelles y de ensayos de mar, estando también previsto que regrese a Marruecos a últimos de 2014.

Intentando obtener submarinos

Actualmente, otra de las prioridades de los planificadores de la MR es dotarse de submarinos. Como buenos profesionales, los alauitas saben que están ante un proceso largo, complejo y muy laborioso, ya que no cuentan con ninguna experiencia previa. La MR, según algunas fuentes, estaría intentando dotarse de unos 3 ó 4 submarinos que aseguren tener al menos permanentemente entre 1 y 2 en servicio. Marruecos estaría trabajando con dos opciones principalmente, la rusa y la gala. Los rusos ya han ofrecido la Clase Amur, que es la designación de exportación de la nueva Lada, que a su vez es una versión mejorada de los conocidos Kilo, a los que se les puede dotar de  propulsión AIP (Air-Independent Propulsion) independiente del aire. Esta opción conllevaría una adaptación a sistemas navales totalmente nuevos, por lo que Marruecos muy posiblemente mirará a Francia y a sus submarinos convencionales de la Clase Scorpene, que ofrece la DCNS.

En todo caso, estamos todavía ante un proyecto no muy definido, que podría abrirse en el futuro a otras opciones, como la de los submarinos alemanes o incluso el español S-80. La llegada de los sumergibles a la MR sería, sin duda, un salto de gigante en las capacidades, no solo de esta fuerza, sino de las FAS marroquíes en su conjunto. Hemos de recordar que, tras la psicosis que provocó durante la Guerra Fría la poderosa flota de submarinos soviéticos después de la disolución de la URSS y la crisis que casi acaba con la Flota rusa, los medios antisubmarinos de las marinas occidentales perdieron la preponderancia que tuvieron hasta esas fechas.

Posteriormente, ya en la primera década de este siglo, y ante la proliferación de la incorporación de submarinos en muchas flotas de países sin tradición, como fue el caso de Argelia, y el reforzamiento de la flota rusa tras la llegada de Putin al poder, las armadas occidentales, incluida la nuestra, volvieron a potenciar las capacidades antisubmarinas, sobre todo a nivel de formación de sus profesionales. La presencia de un solo sumergible potencialmente hostil, sobre todo si está equipado con un sistema AIP que le permite estar bastantes días sin salir a superficie, hace variar mucho la estrategia de defensa naval. Esta situación obliga a un ingente esfuerzo de localización, una tarea que implica tener aviones, helicópteros y navíos con capacidad ASW y, de poder ser, una flota de submarinos, que a la postre son unos eficaces sistemas, gracias principalmente a sus hidrófonos, para detectar, identificar (mediante comparación con sus bases de datos)  y seguir a sus contrapartes.

Navíos anfibios e infantes de Marina

La MR cuenta con una pequeña fuerza anfibia, cuya nave principal es uno de los barcos de desembarco de la clase Newport, el numerado LST-1190, que fue entregado en 1994 por la US Navy y que sirve en Marruecos con el nombre de Sidi Mohammed Ben Abdallah. El estatus operativo de este navío es desconocido, pues hace mucho que no se le ve en ningún ejercicio y ya no estaría atracado en su puerto base tradicional de Casablanca. Las naves anfibias se completan con 3 lanchas de desembarco del longevo tipo BATRAL (Batiments de Transports Légers), unos navíos muy polivalentes que, gracias a su pequeño calado, son muy útiles en el seno de la MR. Estas unidades, más que para los escasos ejercicios anfibios que realizan los marroquíes, sirven principalmente para transportar tropas y material y abastecer a las fuerzas reales a lo largo de la larga costa marroquí. Fabricados en Francia, fueron entregados a Marruecos en 1977-78, momento en el que este país libraba la Guerra del Sahara contra el Frente Polisario, siendo muy útiles para abastecer a las fuerzas reales desplegadas en la ex colonia española, en un momento en que su acción hostigaba con mucho éxito a las columnas logísticas que recorrían el territorio en suelo firme.

En agosto del año 2000, Francia entregó a su principal aliado del Norte de África una lancha de desembarco de la clase CTM, que desplaza 150 TPC. La MR alinea cerca de 3.000 infantes de Marina agrupados en tres batallones de Fusileros Marinos (BFM). En la actualidad, el 1er y 2º Batallón de Desembarco tienen su base en la ciudad de Alhucemas, mientras que el 3º está destacado en la ciudad de El Aaiún, además existe un Escuadrón que da seguridad a la citada base naval de Casablanca. Hablamos de una fuerza más destinada a realizar operaciones de infiltración y especiales, que a las anfibias de grandes dimensiones.

Igualmente, la MR cuenta con tres grupos de Intervención, que tienen base en Alhucemas. Estas unidades de élite embarcan sus equipos en los navíos para darles, además de seguridad, la capacidad de asaltar buques hostiles, entre otras misiones de operaciones especiales, un largo elenco de actividades para las que se utilizan principalmente como navíos de proyección a los patrulleros, que tienen velocidades más apropiadas para este tipo de acciones.

Autor: Julio Maíz Sanz

© Prohibida su reproducción total o parcial sin  citar la propiedad de los derechos intelectuales


 

Fotografías por orden de aparición:

·Bonita vista de la fragata “Mohamed V”, la pieza de76,62 mm., que monta aproa, y el radar WM-25, sito en el palo mayor, son las diferencias más visibles respecto a sus hermanas que sirven con la Marine Nationale (foto US Navy).

·Uno de los 5 patrulleros de la clase OPV-64, el 320 “Rais Charkaoui”, durante unas maniobras conjuntas con el US Coast Guard. Destacan las líneas casi de yate que tienen estos patrulleros de 650 ton., construidos por la empresa gala STX France SA en Lorient entre 1995 y 1997 (foto US Coast Guard).

·La veterana corbeta “Lieutenant Colonel Errahamani”, de la clase “Descubierta”, desde su entrega en abril de 1983 y hasta la recepción de los navíos de tipo SIGMA ha sido la principal unidad de combate de la “Marine Royale” (foto US Navy).

·Infantes de Marina marroquíes practicando una operación de asalto desde uno de los helicópteros de la 11ª Flotilla de la “Marine Royale” a bordo del navío de instrucción  griego, en el curso de su participación en el ejercicio “Phoenix Express 2012” (foto US Navy).

·La fragata marroquí “Mohammed V” abasteciéndose de combustible del portaaviones “Príncipe de Asturias”, ya dado de baja por la Armada (foto Armada).

·Primer plano del puente de la fragata “Mohamed V”: se puede apreciar arriba a la izquierda una de las piezas Rheinmetall de 20 mm. que dotan al navío y en la parte superior la bola orientable del sistema FLIR, que provee al navío de imágenes tanto diurnas, como nocturnas a través del sistema de infrarrojos (foto SNMG2).

·Infantes de Marina de Marruecos, con los uniformes de camuflaje atigrados, se entrenan con tropas de Marina galas, durante el ejercicio “Chebec” realizado en la Bahía de Tolón en octubre de 2011 (foto Marine Nationale).

·De las 3 SIGMA que adquirió la “Marine Royale”, la “Tarik BenZiyad”, numerada 613, tiene una eslora de 7 m. y un desplazamiento de 230 ton. mayor que las de las otras 2 encargadas (foto Damen).

·La “Marine Royale” tiene una pequeña flota compuesta por 3 helicópteros Airbus Helicopters AS565 MA “Panther” (foto Julio Maíz).

·En esta imagen del puerto de Tan-Tan, en la que se ve en primer plano a un sargento del US Army, se pueden observar la popas de 2 de las patrulleras modelo RPB.20, de las que una decena fueron entregadas entre 2005 y 2006 a la “Marine Royale” por parte de las empresas galas Herbaudiere y Raidco Marine (foto US Army).

·La principal unidad de la “Marine Royale” es la fragata de la Clase FREMM “Mohammed VI”, la imagen está tomada durante las pruebas de mar durante las cuales la empresa gala pintó en el casco la designación D601, y antes de su entrega se cambió por el numeral 701 (foto DCNS).

·El primero de los 4 patrulleros de la Clase “OPV-70”, el “Bir Anzarane” que tendrá Marruecos, fue entregando en 2011. En la foto lo podemos ver durante las pruebas de mar, todavía sin armamento (foto Raidco Naval).

·Dos patrulleros de la Clase “Lazaga” o “Commandant Al Khattabi”, en la factoría de Navantia de Cartagena, siendo sometidos en 2008 a un proceso de modernización (foto Julio Maíz).

·Los navíos de la clase SIGMA, en la foto el “Sultan Moulay Isamil”, tienen unas modernas líneas bastante furtivas al radar (foto Julio Maíz).

·Detalle del mástil del navío de combate SIGMA, “Sultan Moulay Isamil”, encabezado por el radar Thales SMART-S MK2. Justo detrás del puente se pueden ver los cuatro lanzadores de misiles antibuque “Exocet” MM.40 (foto Julio Maiz).


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.