Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Legión finaliza el adiestramiento en Irak de la Brigada 92

(defensa.com) El llamado “Día de la Graduación”, celebrado en la base  militar de Besmayah, a escasos 30 kilómetros de Bagdag, ha puesto punto final al adiestramiento de la Brigada 92, la unidad del ejército iraquí que durante los últimos tres meses han instruido legionarios españoles para prepararla en la lucha contra las fuerzas terroristas del Estado Islámico de Irak y el Levante (Daesh).

Bajo un sol de justicia y con temperaturas superiores a los cincuenta grados, durante esta  jornada las tropas entrenadas por el contingente español, con la colaboración de instructores portugueses y norteamericanos, demostraron las capacidades adquiridas, especialmente en combate urbano. En el acto de graduación también intervinieron el coronel Julio Salom, jefe del contingente español desplegado en Irak, y el general Sabbah, jefe de la División 16 iraquí, en la que está encuadrada la Brigada 92. Está unidad del ejército iraquí quedó prácticamente desmantelada en el verano de 2014, tras la ofensiva del mes de junio que llevó al Daesh a las puertas de Bagdad. La Brigada está formada principalmente por soldados procedentes de la provincia de Niniwaw, situada al norte de Iraq, cuya capital Mosul ayudarán ahora a reconquistar. La Brigada 92 es la primera Unidad del ejército iraquí no adiestrada por instructores estadounidenses, sino de otro país de la coalición internacional, en este caso, España.

El contingente español desplegado en Irak
Entre otras responsabilidades, España lidera el Building Partner Capability de Besmayah, uno de los cuatro centros de instrucción desplegados por la coalición en Irak. Los otros tres están dirigidos por Alemania (en Erbil), Australia (Taji) y Estados Unidos (Al Asad). El cometido principal de estos BPC es adiestrar a doce brigadas iraquíes para incorporarlas a las operaciones contra el Daesh. Cada BPC debe adiestrar 3 brigadas en ciclos de adiestramiento de 7-8 semanas cada uno. El contingente español del BPC de Besmayah está formado por unos setenta instructores de la Brigada de La Legión. Fueron desplegados durante la primera quincena de febrero y, tras colaborar con los estadounidenses de la 82 División Aerotransportada del U.S. Army en el adiestramiento de la Brigada 75 iraquí, a primeros de marzo asumieron la responsabilidad principal de la instrucción de la reorganizada Brigada 92.

El conjunto de adiestradores españoles se articula en seis equipos: uno se ocupa de instruir al personal iraquí del estado mayor de la Brigada en las labores de planeamiento y conducción de operaciones. Otros tres equipos son de adiestradores de Infantería;  cada uno de ellos debe formar a un batallón iraquí. De igual manera, otro equipo de adiestradores de Artillería instruye a un grupo artillero (equivalente a un batallón en este Arma) Finalmente, un sexto equipo de adiestradores forma a las unidades específicas de la Brigada iraquí en las tareas de Logística.

Cuando los adiestradores españoles recibieron en marzo a la Brigada 92 se encontraron con una unidad que carecía no sólo de personal y material, sino sobre todo de motivación y voluntad de victoria. Los adiestradores españoles optaron, de conformidad con el general jefe de la Brigada, por transmitir a los soldados iraquíes la mayor cantidad posible de conocimientos, en el menor tiempo posible, al objeto de elevar su moral frente al combate, fortaleciendo su autoestima y seguridad en sí mismos. Durante un primer periodo de seis semanas, se instruyó a las tropas de la 92 en el perfecto conocimiento y manejo de su armamento; el aumento de las capacidades de supervivencia en el campo de batalla; las técnicas de combate convencional; y la especialización de parte del personal mediante cursos específicos. También se realizó un  intenso trabajo para el fortalecimiento del liderazgo de los Cuadros de Mando de la Brigada.

Uno de los objetivos prioritarios en la instrucción y adiestramiento ha sido conseguir un mayor nivel de preparación en misiones en ambiente urbano,  donde la Compañía “Ranger” de la Brigada 92 ha alcanzado un muy alto grado de preparación. Tras finalizar este primer ciclo, se ha realizado otro programa de instrucción de tres semanas para alcanzar el nivel adiestramiento hasta el escalón de Compañía, así como un ejercicio final, con fuego real y explosivos, apoyo de fuegos, helicópteros y  Zapadores, en el que se realizaron maniobras avance, tanto a pie, como sobre vehículos blindados protegidos contraminas.

El adiestramiento facilitado por los legionarios españoles, que han realizado esta misión sobre la base de una amplia experiencia en anteriores casos como Afganistán, ha permitido que esta Brigada se convierta en la segunda del Ejército iraquí en ser totalmente reequipada con material moderno.

Como es habitual en todas las misiones internacionales en las que han participado y participan las Fuerzas Armadas españolas, la relación entre los soldados iraquíes y los adiestradores españoles ha resultado excelente. Según destacan los propios efectivos del contingente español, las tropas iraquíes aprecian especialmente la voluntad de los soldados españoles de compartir con ellas las mismas penalidades, como la escasez de agua o las altas temperaturas.

Fotografías: Ministerio de Defensa español.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.