Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El JEMAD reitera el compromiso de España con la paz y la seguridad en el Líbano

“España está comprometida, desde hace 10 años, con nuestros amigos y aliados en mantener esta situación de tranquilidad, hoy y en el futuro, para que la gente del Líbano avance cada vez más en el desarrollo, en la paz, en la libertad y en la justicia”. Con estas palabras, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez, ha reiterado el compromiso de España con la paz y la seguridad en el Líbano en el homenaje que la embajada del Líbano en España ha rendido a los militares españoles fallecidos en acto de servicio durante su participación en la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano.

El homenaje se ha celebrado en el Club Financiero Génova, en Madrid, con motivo del día de la Fiesta Nacional del Líbano – 22 de noviembre – como señal de agradecimiento del Gobierno y del pueblo libaneses al contingente español, cuando se cumplen 10 años de su despliegue en territorio libanés en cumplimiento de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La encargada de negocios de la embajada libanesa, Joumane Khaddage Zahalan, ha transmitido a las familias de los militares fallecidos, al Ejército y a la sociedad española su agradecimiento por contribuir a la paz durante este tiempo y por el desempeño profesional en las distintas iniciativas humanas y sociales llevadas a cabo en suelo libanés.

Por su parte, el almirante García Sánchez ha agradecido el homenaje rendido a los militares españoles fallecidos en la misión de Naciones Unidas en el Líbano, de quienes ha subrayado que “su generosidad, su entrega, su heroísmo, es una muestra que nos obliga a continuar con nuestro compromiso de avanzar bajo el mandato de Naciones Unidas en defensa de la seguridad internacional y en defensa, en concreto, de la seguridad de la frontera sur en el Líbano”.  Finalmente, Joumane Khaddage ha hecho entrega al JEMAD de las placas honoríficas en memoria de los soldados del contingente español que perdieron su vida en el cumplimiento de sus cometidos durante su participación en la misión de Naciones Unidas.

Diez años de presencia española en el Líbano

Desde que desembarcara en las costas libanesas una brigada de Infantería de Marina en 2006, las Fuerzas Armadas españolas han desplegado más de 24.000 efectivos pertenecientes a 26 contingentes, los cuales han realizado más de 150.000 patrullas y han eliminado más de 4.400 minas, munición y restos de la última guerra entre Israel y el Líbano.

Además, durante estos 10 últimos años, gracias al esfuerzo individual y colectivo de las tropas españolas, se han realizado más de 600 proyectos de mejora de las infraestructuras de las que se han beneficiado unos 100.000 habitantes de la región, la Unidad Militar de Emergencias ha colaborado en la formación en la lucha contra incendios forestales a los centros de defensa civil libaneses, se han llevado a cabo labores de apoyo sanitario, así como actividades destinadas a la promoción de la igualdad de género y actividades culturales, tales como la promoción del español con el programa ‘Cervantes’ y la elaboración de una ruta arqueológica.

Actualmente, unos 600 militares de la Brigada de Infantería Mecanizada ‘Guzmán el Bueno’ X, con sede en Cerro Muriano (Córdoba), forman el grueso del vigésimo sexto contingente español que se encuentra desplegado en el Líbano, tras haber finalizado su relevo con la Brigada Paracaidista. Para ellos, ésta será la quinta vez que despliegue en el Líbano y lo harán junto a militares de El Salvador, India, Indonesia, Méjico, Nepal y Serbia.  La Brigada de Infantería Mecanizada ‘Guzmán el Bueno’ X cuenta con una dilatada experiencia en misiones internacionales, a las cuatro veces que ha desplegado en la República Libanesa se suman las tres rotaciones realizadas con anterioridad en Bosnia-Herzegovina y otras dos en Kosovo.

La Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano se creó el 19 de marzo de 1978, según las resoluciones del Consejo de Seguridad y 426, ambas de 1978, con el fin de confirmar la retirada de las fuerzas israelíes del Líbano Meridional; restaurar la paz y la seguridad internacionales; y, ayudar al Gobierno del Líbano a garantizar la restitución de su autoridad efectiva en la zona.

Tras la guerra de julio y agosto de 2006 entre Israel y Hezbolá, la resolución 1701 del Consejo de Seguridad amplió su mandato original a supervisar el cese de hostilidades; acompañar y apoyar a las Fuerzas Armadas Libanesas a su despliegue en el sur al tiempo que Israel retira sus fuerzas del Líbano; coordinar estas actividades con los gobiernos del Líbano e Israel; garantizar la ayuda humanitaria a la población civil y la seguridad del regreso de las personas desplazadas; y, ayudar al Gobierno del Líbano para que asegure sus fronteras y otros puntos de ingreso para impedir la entrada en el Líbano de armas o material conexo sin su consentimiento.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.