Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Japón participará en el concurso para dotar a la Royal Australian Navy con un nuevo submarino


(defensa.com) El Consejo de Seguridad de Japón ha aprobado la participación de empresas japonesas en el proceso competitivo que tendrá lugar en Australia para la selección de un nuevo submarino.  El secretario del gobierno japonés Yoshihide Suga confirmó la decisión del Consejo de Seguridad en virtud de la importante cooperación en defensa que existe entre Australia y Japón. A comienzos de este mes el ministro de Defensa australiano Kevin Andrews se puso en contacto con su homólogo japonés para animar a Japón a participar en el proceso de evaluación.

Como hemos venido informando en defensa.com, el submarino de propulsión convencional Soryu de construcción japonesa es el preferido por la Royal Australian Navy (RAN), de hecho las negociaciones se llevan desarrollando desde hace tiempo. En el marco de estas estrechas relaciones, Japón estaría dispuesto a permitir el acceso de Australia a información técnica de alto nivel del submarino Soryu. Sin embargo, en febrero el primer ministro australiano Tony Abbot anunció que la adquisición de los doce submarinos previstos se llevará a cabo en el marco de u “proceso de evaluación competitiva”, por lo que queda abierta la puerta para que astilleros de otros países participen, confirmando la participación de empresas de Francia y Alemania.

El programa Sea 1000 australiano tiene por objetivo reemplazar los seis submarinos de la clase Collins en servicio en la RAN por hasta doce nuevos submarinos de moderno diseño. Los planes iniciales contemplaban la elección directa del submarino japonés mediante un acuerdo de cofabricación en Australia o adquiridos directamente al fabricante Mitsubishi Heavy Industries. Sin embargo la presión de la oposición al gobierno y de los astilleros australianos obligó al gobierno a abrir un proceso competitivo en el que astilleros australianos aspiran a fabricar el modelo elegido.

El Gobierno australiano anunció hace tiempo que tenía la intención de construir los submarinos en Australia, pero el astillero público ASC ha sido criticado por los sobrecostes y retrasos del programa de destructores AWD. ASC hizo una valoración de su oferta de doce submarinos por un importe de entre 18.000 y 24.000 millones de dólares, cifras que se consideraN muy optimistas. Mientras tanto, la cuestión de fondo sería la intención del ejecutivo de privatizar el astillero y trasladar los problemas a un grupo industrial extranjero, papel que podría recaer en alguno de los que se han interesado en el programa de submarinos, como el francés DCNS, el alemán TKMS o el sueco Saab a través de Kockums. (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.