Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

ITP se adjudica el mantenimiento de los motores de las aeronaves de la Guardia Civil por 9 millones de euros

(defensa.com) Industria de Turbopropulsores (ITP) se ha adjudicado el contrato de la Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil para el mantenimiento y suministro de repuestos para los motores de las aeronaves del Servicio Aéreo de la Guardia Civil. El expediente B/0007/A/15/2 contempla el mantenimiento de los motores de helicópteros y aeronaves de ala fija, el suministro de repuestos y las asistencias técnicas durante los próximos tres años, para lo que se han destinado 9.010.475,5 millones de euros.

El Servicio Aéreo de la Guardia Civil dispone de 39 aeronaves de las que 37 son helicópteros de  Airbus Helicopters, concretamente 16 veteranos BO-105, 8 biturbinas BK-117, y 13 ligeros EC135 P2, además de dos aviones CN235-300. Se mantendrán los motores Rolls Royce 250C 20B, Lycoming LTS101 y Pratt and Whitney PW-206B2 que van instalados en los modelos BO-105, BK-117 y EC-135 respectivamente, así como los motores General Electric CT7-9C3 de los aviones CN235-300.

Se trata de un contrato mixto de servicios y suministros, considerándose de servicio por tener más importancia desde el punto de vista económico, correspondiente un 80% del presupuesto de licitación a la ejecución del servicio y un 20 % al de suministro. Se desarrollará durante los próximos tres años, de ahí que se hayan establecido tres anualidades entre 2016, 2017 y 2018 de 2.858.200, 3.001.110 y 3.151.165,50 euros respectivamente. La tarea era realizada hasta ahora por la misma empresa ITP, habiendo sido necesario realizar una prórroga del actual contrato que finalizaba el pasado 6 de octubre. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Visita de S M  el Rey a la sede central del Servicio Aéreo de la Guardia Civil (SAER) ubicada en la Base aérea de Torrejón de Ardoz.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.