Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Indra creará para la Agencia Europea de Defensa centros de análisis de artefactos explosivos improvisados utilizados en ataques terroristas

(defensa.com) La Agencia Europea de Defensa (EDA) ha adjudicado a Indra un  contrato marco para el desarrollo de laboratorios de análisis forense de artefactos explosivos improvisados (Counter-Improvised Explosive Devices o C-IEDs) utilizados en ataques terroristas. El proyecto contempla inicialmente el diseño y suministro de un primer laboratorio por un valor de 2,2 millones de euros y la opción de compra de un segundo, que elevaría el monto global del contrato hasta los 4 millones.

La función de estos laboratorios es analizar muestras recogidas en zona de operaciones para extraer información sobre las técnicas, tácticas y procedimientos empleados por los terroristas en ataques con artefactos explosivos improvisados, una de las primeras causas de bajas en operaciones militares. El laboratorio estará formado por 13 contenedores modulares que admiten distintas configuraciones para adaptarse a la misión y en el que pueden trabajar unos 20 especialistas. Estará preparado para facilitar la recogida sobre el terreno de muestras NRBQe (Nuclear, Radiológica, Biológica, Química y explosivos) y realizar un análisis forense de tipo biométrico y químico de los restos encontrados, incluidos componentes electrónicos utilizados en el control y activación del artefacto.  Dispondrá de capacidad de análisis de datos informáticos y de un avanzado sistema de gestión de información que facilitará la comparación de un atentado con incidentes anteriores y soportará toda la planificación de los trabajos, la generación de los correspondientes informes y el seguimiento y trazabilidad de la cadena de custodia de evidencias.   

Segundo contrato con la EDA para el desarrollo de estos laboratorios

Indra se adjudica este nuevo contrato con la EDA después de que la agencia ya le encomendase el desarrollo de un primer laboratorio C-IED que ha respaldado con éxito la actuación de las fuerzas ISAF en Afganistán desde agosto de 2011 hasta su retirada a finales del 2014. Durante este periodo, el laboratorio llevó a cabo más de 300 análisis cada mes de aparatos, artefactos, materiales, y trazas relacionadas con ataques. Esta experiencia ha permitido incorporar numerosas mejoras en el diseño de los nuevos laboratorios, entre las que destacan: mayor capacidad de recogida preliminar de muestras de alta peligrosidad, mayor capacidad de análisis documental y de análisis químico y biométrico.

Este proyecto está respaldado por 12 países (Bélgica, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Portugal, España, Austria y Suecia) y está siendo liderado por el Ministerio de Defensa holandés como parte del programa Laboratorio Conjunto Desplegable de Explotación y Análisis – en inglés, Joint Deployable Exploitation and Analysis Laboratory (JDEAL). Como parte del programa, se ha puesto en marcha en la ciudad de Soesterberg un centro especializado en esta materia impulsado por la EDA.

Experiencia previa de Indra

Indra mantiene una larga experiencia en el desarrollo de servicios y soluciones NRBQe. Así por ejemplo, la compañía ha coordinado el proyecto europeo ForLab de diseño de un laboratorio forense para la policía en el que han participado 12 socios de siete países. Como parte del proyecto, Indra desarrolló ForenLIBS, un equipo transportable del tamaño de una maleta dotado de un sensor capaz de detectar restos de explosivo y residuos de disparos y otras sustancias. Por otro lado, Indra ganó en 2010 el contrato de la EDA para la definición del futuro Sistema de Mando y Control Europeo para responder a amenazas NRBQe. Asimismo, y como se ha mencionado anteriormente, entregó un laboratorio C-IED que ha sido utilizado por la ISAF en Afganistán y suministró a Turquía un laboratorio móvil NRBQ.

Por otro lado, la compañía se responsabilizó del despliegue en España de la Red de Alerta Radiológica y suministró la unidad móvil de análisis y descontaminación que se empleó para desmantelar los reactores de la Central Nuclear de Kozloduy (Bulgaria).


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.