Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Indra ampliará el segmento terreno de Galileo en la Polinesia francesa tras suscribir un contrato por 7,3 millones de euros

(defensa.com) Indra se ha hecho con un contrato para implantar en Papeete (Polinesia Francesa) una nueva estación de Telecomando y Telecontrol (TT&C), con la que se ampliará el segmento terreno del sistema europeo de posicionamiento global Galileo. El contrato ha sido adjudicado por la compañía Airbus Defence and Space in UK bajo el programa financiado por la Unión Europea. El proyecto contempla también el mantenimiento y evolución hasta 2016 de todas las estaciones TT&C por un monto global de 7,3 M€. La nueva estación de Papeete reforzará el segmento terreno de Galileo para que pueda asumir el control de una constelación de satélites que pasará de los 8 que hay actualmente en órbita a los 30 satélites con que contará en 2020, cuando se complete el sistema.

La multinacional tecnológica se hace con este contrato tras haber implantando toda la red de estaciones TT&C y Uplink que gestionan actualmente desde tierra los satélites del sistema Galileo. Las estaciones terrenas son, junto a los centros de control de Alemania e Italia, los elementos clave del segmento terreno. En concreto, Indra puso en marcha las cuatro estaciones de Telecomando y Telecontrol (TTC) que actualmente se encuentran operativas. Estas estaciones monitorizan la posición de los satélites en órbita y envían las órdenes para su control. Además, también implantó las 10 estaciones Uplink (ULS) que envían los datos de navegación e integridad.

Estas estaciones se encuentran distribuidas alrededor de todo el planeta para asegurar que puedan enviar y recibir datos de cualquiera de los satélites en todo momento, sin importar la posición de éstos. Entre otros lugares, se han ubicado en Kourou (Guayana Francesa), Kiruna (Suecia), Noumea (Nueva Caledonia), Isla Reunión (departamento francés) o Svalbard (Noruega). Asimismo, Indra es responsable de los ordenadores centrales y el software de control y procesado de la red de estaciones (GSS), que monitorizan las señales que envían los satélites Galileo. Estas estaciones están desplegadas en más de 15 emplazamientos a lo largo de todo el planeta.De su perfecto funcionamiento depende que servicios críticos como el de búsqueda y salvamento - uno de los primeros que Galileo comenzó a facilitar -,  estén disponibles en todo momento y sean fiables. A esta primera capacidad se sumarán en el futuro otras muchas, relacionadas con sectores tan distintos como el del transporte, la navegación, seguridad en infraestructuras críticas o la construcción, por citar solo algunas. Galileo es, hasta la fecha, la iniciativa espacial más ambiciosa impulsada por la Comisión Europea y la Agencia Espacial Europea. Indra ha participado en el desarrollo de toda la infraestructura de tierra desde las primeras fases del proyecto.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.