Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El hospital militar ‘Gómez Ulla’ abre una unidad para atender enfermedades altamente infecciosas

(defensa.com) Ubicada en la planta 22, se trata de una Unidad de Aislamiento de Alto Nivel que no tiene precedentes en Europa, lo que ha incrementado la dificultad de su diseño y construcción. La planta 22 se abría después de que España enfrentara el primer contagio de ébola, cuando el Comité para la Gestión del ébola detectó la necesidad de contar con una unidad de estas características de titularidad estatal. Después de esta obra, el Hospital pasaba a formar parte de la red hospitalaria de infecciones graves que se definió en 2014; 24 hospitales de diagnóstico y 8 de tratamiento, incluido el ‘Gómez Ulla’.

La Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Hospital Central de la Defensa está dividida en área de hospitalización, zonas comunes con centro de control domótico, zona de trabajo de enfermería, áreas de trabajo del personal facultativo, áreas de descanso, almacenes, zonas de desinfección de personal y equipos, y Laboratorio. Toda la planta está sometida a un estricto control de entradas, salidas y movimiento de personal y pacientes, con cámaras de vigilancia contínua. El área de hospitalización consta de 8 habitaciones con esclusa de limpio y esclusa de sucio, con un tamaño adecuado para tener capacidad de cuidados críticos y presión negativa con doble salto de presión. Los materiales de la sala son resistentes a la degradación por desinfectantes y peróxido. Se ha instalado un sistema de hipercloración de agua para los inodoros y las duchas de emergencia para el personal. El sistema de efluentes permite su desviación de la red general si fuera necesario.

El acto de inauguración contó con la presencia de  la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, acompañada del ministro de Defensa, Pedro Morenés y del ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso. En su discurso  al final del acto de inauguración, la vicepresidenta  del Gobierno ha señalado que desde el primer instante el papel desempeñado por el Ministerio de Defensa en la resolución de esta crisis fue de importancia capital. No solo por disponer de los medios personales y materiales más adecuados, sino también por su gran capacidad de respuesta inmediata, fruto de la preparación y entrenamiento de sus miembros.

Asimismo, Soraya Sáez de Santamaría ha resaltado que las Fuerzas Armadas demostraron, una vez más, su vocación de servicio público a la sociedad española cumpliendo el cometido que tienen asignado además de la defensa de España y sus intereses: colaborar con las administraciones públicas para la gestión y resolución de situaciones de riesgo u otras necesidades públicas. Tras destacar la actuación de los equipo médicos, enfermeros y psicólogos militares; de la Unidad Médica de Aeroevacuación del Ejército del Aire, y de los equipos instructores de la Brigada de Sanidad, la vicepresidenta ha resaltado la coordinación entre los Ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación, de Defensa, de Sanidad y de la Comunidad de Madrid.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.