Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un Hercules de operaciones especiales estadounidense, el MC-130J Commando II, en Rota

(defensa.com) En la tarde de ayer, entre el habitual tráfico de aviones de transporte (C-5, C-17, C-130, Gulfstream…) que hacen escala en la gaditana base aeronaval de Rota,  de utilización conjunta entre los Estados Unidos y España, llegaba un curioso Lockheed Martin MC-130J Commando II, la versión de operaciones especiales del Super Hercules. El aparato, matriculado 115733, que venía procedente del aeropuerto de Arlit (Niger), es uno de los asignados a el 352nd Special Operations Wing/ala de operaciones especiales (352 SOW), que depende del Air Force Special Operations Command/ Mando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea (AFSOC), con base en RAF Mildenhall (Reino Unido), que fue a donde se dirigió tras repostar en la instalación aeronaval del sur de España.   

Recordar el activo papel del AFSOC en la estrategia de defensa exterior de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Los atentados terroristas del 11S y la proliferación de múltiples guerras asimétricas y posteriormente de las denominadas híbridas han ido poniendo en alza a las unidades de operaciones especiales.  Es por tanto muy representativo que se decidiese que una de las dos únicas unidades de este mando con base fuera de los Estados Unidos, el entonces 352nd Special Operations Group/grupo de operaciones especiales (352 SOG) tuviese sede en Mildenhall, además de otra Unidad similar con sede en Kadena (Okinawa-Japón).                                                                                                               

Muy recientemente, en marzo de 2015, el Grupo ha subió su estatus al de Ala, pasando a la mencionada denominación de 352 SOW. Igualmente, sus dos Escuadrones de vuelo han sido reequipados con material aéreo de última generación. Así, el 7th Special Operations Squadron el 8 de enero de 2015 finalizaba la transición de su material de vuelo, pasando de utilizar aviones de transporte Lockheed HC-130H Combat Talon II a reequiparse con diez modernos convertiplanos Bell/Boeing CV-22B Osprey.  

Por su parte, el 67th Special Operation Squadron finalizaba en enero de 2014 el reemplazado sus veteranos Lockheed Martin HC-130P Combat Shadow por una decena de los modernos Super Hercules, de la variante para operaciones especiales MC-130J Commando II. En el marco del actual plan de reestructuración de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos en Europa, y ante el previsto cierre de RAF Mildenhall, la Unidad se trasladará previsiblemente en 2017 a la Base alemana de Spangdahlem, una decisión que se ajustaría a la intención de aproximar la Unidad a potenciales escenarios de crisis como son el norte de África y Ucrania.                                                                                                                                  

Niger se ha convertido en los últimos años en una nación fiable en el que los países occidentales están fijando las instalaciones de las fuerzas que operan en el Sahel contra los diferentes grupos terroristas islámicos que se mueven en las porosas fronteras desde sus núcleos, sitos principalmente en Mali y Nigeria. Recordar que en el aeropuerto de la capital, Niamey tiene sede un componente aéreo francés, que tiene asignados aviones cazabombarderos, aparatos ISTAR (Information, Surveillance, Target Acquisition, and Reconnaissance), y prácticamente el grueso de sus RPAS (Remotely Piloted Aircraft Systems) de largo alcance que tiene operacionales el Armée de l´Air.  En septiembre de 2014 la agencia Reuters informó que Estados Unidos pensaba instalar una base avanzada para sus RPAS en otro enclave del país, Agadez.(Julio Maíz Sanz)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.