Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un general uruguayo coordinará a todos los cascos azules de la ONU

El General  uruguayo Carlos Loitey será el principal asesor militar del Departamento de Operaciones de Misiones de Paz de Naciones Unidas. “Es la primera vez que Uruguay tiene un cargo de tan alta responsabilidad con un nivel de decisión en el organismo más importante en lo relativo a misiones de paz”, subrayó el ministro de Defensa, Jorge Menéndez. Hay entre 1.300 y 1.400 efectivos militares uruguayos en misiones de paz.

El secretario de estado explicó que el Departamento de Operaciones de Misiones de Paz de Naciones Unidas (Department of Peacekeeping Operations /DPKO, concebido en 1948 y creado oficialmente en 1992)centraliza la actuación de las misiones de paz, sus despliegues y los aportes que los países concretan a las misiones. El presidente del organismo ,de nacionalidad francesa, Hervé Ladsous,  tiene como asesor militar un funcionario de alta jerarquía de Naciones Unidas, “el más importante relacionado con las misiones de paz”, puesto que quedó vacante días atrás. Antes, Naciones Unidas realizó un llamado a distintos países para proponer candidatos a ocupar ese puesto.

“Ante eso el Ministerio de Defensa evalúo, junto al Estado Mayor de Defensa y el Ejército Nacional, nos propuso el nombre del general Carlos Loitey, persona que tiene amplia experiencia en misiones de paz, fue representante uruguayo encargado de las misiones en Estados Unidos y hoy es titular de la dirección de la División del Ejército II en San José”, explicó Menéndez.

La propuesta fue analizada tras dos períodos de selección de candidatos que, finalmente, otorgó el puesto a Loitey de entre un grupo de cuatro postulantes, “algo que enorgullece y jerarquiza Uruguay como país y responde a lo que brindamos a las misión de paz durante tanto tiempo”, destacando que la selección responde a las características personales de Loitey y como reconocimiento a un país que puede responder ante esa alta responsabilidad que exige el organismo internacional. Loitey comenzará su función antes de fin de año y estará radicado en Estados Unidos.

Uruguay desplegó entre 1.300 y 1.400 efectivos militares en tres grandes misiones; la denominada Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática de Congo (MONUSCO), la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) y en la Península de Sinaí a partir del acuerdo de Camp David de 1978. Asimismo, hay observadores militares en Cachemira, en la frontera India-Pakistán o Sahara, entre otros destinos, además de destacadas misiones en Camboya, Mozambique, Angola y Eritrea en la década del 90 y primeros años de este siglo.

El Gral. Loitey ,ascendido a ese puesto a fines de 2012,está actualmente al frente de la División Ejército II que es responsable de las unidades militares de Colonia, Soriano, Durazno, Flores, Florida y San José,  al sur oeste del país, contando bajo su mando con alrededor de 1500 efectivos. Oriundo de Dolores (Soriano) y egresado como oficial en el Arma de Infantería, Loitey supo desempeñarse como Agregado de Defensa y Militar de la Embajada de Uruguay en los EEUU, Jefe de la delegación uruguaya en la Junta Interamericana de Defensa y Asesor de la representación permanente de Uruguay ante la Organización de Estados Americanos (OEA), y anteriormente cumplió funciones como Jefe del Estado Mayor del Ejército y Director del Instituto Militar de las Armas y Especialidades (IMAE), así como dela Dirección Nacional de Inteligencia (DINACIE). En el ámbito internacional fue observador militar en Irán-Irak (1990), Ruanda (1995) y Congo (2003), además de integrar el contingente uruguayo de la misión de ONU en Camboya (1993) y desempeñarse como Jefe de los Servicios Integrados de Apoyo en la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y el Chad (MINURCAT) en 2010; entre otros destinos. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.