Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Fuerza de Tarea de Propósito Especial Aire-Tierra de Marines-Sur y avances en la infraestructura de defensa aérea de Honduras

(defensa.com) Fuerzas del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos comenzaron los preliminares de los ejercicios militares  en La Mosquitía y Puerto de Trujillo, Honduras.  Se ha anunciado asimismo que se establecerá una Fuerza de Tarea de Propósito Especial Aire-Tierra de Marines-Sur,  operando en la base de Palmerola de Comayagua, que estaría compuesta por 250 Infantes de Marina.  Se trata de un esfuerzo más en la lucha contra las drogas y el crimen organizado.

Al Primer Escuadrón de Defensa Aérea (PEDA) de Honduras le corresponde operar los nuevos sistemas de detección aérea y el complejo de comando, control, computación, coordinación e inteligencia y Reconocimiento (C4IR), aparentemente desde nuevas instalaciones en la Base Aérea Coronel Domingo Álvarez Cruz, en algún punto de La Mosquitía.  La existencia de esa base seria descubierta inadvertidamente durante una rueda de prensa en el 2007.  No existen detalles de las instalaciones específicas a la Base Aérea Coronel Domingo Álvarez, pero en cuanto a los nuevos equipos del PEDA, se invirtieron 500 millones de lempiras (entre 25 y 30 millones de dólares) en un sistema de control y defensa aérea.  Los primeros detalles proporcionados clamaban que se trataba de medios móviles, operados entre Colón, Gracias a Dios y Olancho, con un alcance de rastreo de 120 millas.  Hoy día se encuentran ya operacionales un radar de defensa y control aéreo ELM-2288 AD-STAR de largo alcance y dos modelos tácticos de defensa aérea del tipo ELM-2106NG 3D de la ELTA Systems Ltd.  

El ELM-2288MR es un sistema de estado sólido 3D, alcance a distancia en Banda-S hasta las 186 millas y probablemente esté ubicado en el Cerro La Mole.  Los dos EL/M 2106 NG son sistemas móviles, consistiendo en módulos 3D con un alcance de las 50 millas y con capacidad de detección de baja altura.  Se especula que el C4IR opera desde las instalaciones en la Base Álvarez Cruz (denominada así en honor al primer comandante de la Base Aérea en La Ceiba, cuando se estableció el 25 de octubre de 1978).  En cuanto a la ubicación de dicha base, se mantiene como clasificada, pero se anota que en la región, específicamente en el departamento de Gracias a Dios, municipio de Puerto Lempira, existen varios aeródromos que podrían acoger dicho complejo aéreo militar.  

Existe un renovado aeropuerto cerca de Caratasca, con una pista de material selecto de 44 metros de ancho por 1.450 metros de longitud, y que parece cobrar importancia y resonancia con unidades especiales y policiales estadounidenses y la Fuerza de Tarea Conjunta Policarpo Paz García de Puerto Lempira, con operaciones desde la laguna de Ibans, pasando por la laguna de Brus, punta Patuca, barra Patuca, Yahurabila, Cauquira, y Usibila hasta el cabo de Gracias a Dios, además de realizar patrullas agresivas en los 60 kilómetros de ancho de la laguna de Caratasca.  En la misma zona de Puerto Lempira existen otros dos aeródromos, El Molino, y el Celaque, ambos con pistas de 80 metros de ancho por 1.300 metros de longitud.  Pero los datos de la nueva base podrían referirse al aeródromo en la Comunidad del Morocón, donde hay una pista de material selecto de 20 metros de ancho por 1.645 metros de longitud, y a la que los despachos estadounidenses se refieren como Base de Avanzada Morocón.  Éstas han sido dotadas de tanques de suministro de combustible con capacidad para 4.500 galones, barracas para los equipos FAST de la DEA de hasta 55 operadores, y paneles solares .  

En realidad, esos despachos estadounidenses hablan de tres de dichas instalaciones equipadas similarmente: Morocón, El Aguacate y Puerto Castilla. En Olancho, el controversial aeródromo El Aguacate, en el municipio de Catacamas, serviría en la década de los 80 como punto fuerte de las operaciones avanzadas hondureñas y estadounidenses en apoyo a los contrarrevolucionarios nicaragüenses.  La reinversión en dichas instalaciones comenzaron en el 2007, con 5,2 millones de lempiras proporcionadas por la Administración Zelaya,  que se continuó, dos años después, con cien millones de lempiras, parcialmente proporcionados por la Cooperación Centroamericana de Servicios de Navegación Aérea (Cocesna).  Desde el 2010 se reportaban construcciones sospechosas en la zona y  hoy parece claro que están más allá de aquellas oficialmente aceptadas, que incluían la construcción de una terminal y adecuación de la pista, sin pasar por las aprobaciones de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).  Esto culminaría con la presente pista de material selecto de 30 metros de ancho por 2.400 metros de longitud.  

En cuanto a las instalaciones en Puerto Castilla, se especifica que en el Departamento de Colón, municipio de Ocotales, Iriona, funciona una pista de tierra y grama de 45 metros de ancho por 2.100 metros de longitud; y una más en el municipio de Tocoa, con una pista de tierra y grama de 50 metros de ancho por 838 metros de longitud.  Pero desde el 2010 se notificaba específicamente que el pequeño aeródromo del municipio de Trujillo había sido plenamente reconstruido sobre lo que era antes una pista de 700 metros construida hace dos décadas para suplir el antiguo Centro Regional de Entrenamiento Militar (CREM) y cuyas instalaciones pasaron a ser el presente XV Batallón de Infantería (Contrainsurgente).  Hoy, dicho aeródromo tiene una pista de asfalto de 36 metros de ancho por 1.050 metros de longitud.

Las capacidades militares operativas han sido aumentadas y multiplicadas sabiamente al hacerse uso de infraestructuras civiles en otros puntos del país.  Así es como la nueva Fuerza de Tarea Maya Chortí tiene su base de operaciones el aeródromo de Copan, inaugurado a principios de marzo 2015 en el área de Río Amarillo, municipio de Santa Rita, donde la existente pista de 23 metros de ancho y 1.200 metros de longitud ha sido ensanchada y alargada a los 1400 metros por el Batallón de Ingenieros de la FFAAH.  Sería notable en ese entonces el aterrizaje de una nave LET-420 de la FAH pintada de blanco, creyéndose que se trata del FAH321, pues el FAH 322 ya tenía color gris en esa fecha.  Al menos uno más de esos aviones se espera dentro del año, con otro adicional pendiente.

La FAH tiene acceso a un sin número de instalaciones en el territorio, y anotamos que entre estas se encuentra el aeródromo estratégico de Choluteca, bajo el control operacional de la FFAAH.  Este tiene una pista de asfalto de 30 metros de ancho por 1.300 metros de longitud, precisamente en el área de La Trinchera, área operativa del Regimiento de Caballería Blindada (RECABLIN).  

La FAH mantiene operaciones con la Región I con responsabilidad sobre los departamentos de Atlántida, Colón, Yoro e Islas de la Bahía; la Región II respondiendo a Cortés, Santa Bárbara y Copán); la Región III operando sobre Comayagua, La Paz, Intibucá, Lempira y Ocotepeque; la Región IV con operaciones en Francisco Morazán, Gracias a Dios, Olancho, El Paraíso, Choluteca y Valle.  La FAH utiliza infraestructuras existentes, y es así como la Base aérea Coronel Armando Escalón Espinal comparte la pista del Aeropuerto Internacional de Golosón, ubicado a 10 Kilómetros de La Ciudad de La Ceiba.  Se trata de una pista de aterrizaje de concreto asfáltico, que mide 2949 Metros de largo y 45 de ancho.  En Toncontín, Tegucigalpa, se encuentra la sede central de la FAH, Base aérea Hernán Acosta Mejía, utilizando una pista de aterrizaje de 2.012 Metros de largo y 45 de ancho.  En La Lima, San Pedro Sula, Base aérea Coronel Armando Escalón Espinal usa la pista del aeropuerto Ramón Villeda Morales, que es una de 2.805 metros de largo y 45 de ancho.  En Roatán funcionan equipos aéreos desde el Aeropuerto de Juan Manuel Gálvez, desde una pista de aterrizaje es de asfalto y mide 2.240 metros de largo.  La Base Aérea Enrique Soto Cano, que comparte instalaciones con la FT Bravo de los EEUU, tiene una pista de concreto asfáltico de 45 metros de ancho por 2.440 metros de longitud.  

Otras instalaciones de uso cívico-militar incluyen aquellas del departamento de Islas de La Bahía, en la Isla de Utila, donde existe una pista de asfalto de 30 metros de ancho por 1.300 metros de longitud, y en la del Cisne una de grama de 25 metros de ancho por 1.423 metros de longitud.  En la Isla de Guanaja las operaciones toman ventaja de una pista de asfalto de 18 metros de ancho por 1.221 metros de longitud, y con asistencia de EEUU se ha establecido la Base Naval, con un nuevo muelle y un centro especial de operaciones, realizados a un costo de 1,5 millones de dólares.

Otras instalaciones incluyen aquellas en el departamento de Atlántida, municipio de Tela, con una pista de asfalto de 30 metros de ancho por 1.500 metros de longitud; en el departamento de Choluteca, municipio de Nueva Choluteca, encontramos una pista de asfalto de 30 metros de ancho por 1.300 metros de longitud, y en el departamento de Comayagua, municipio de Alas del Socorro, una de tierra y grama de 28 metros de ancho por 750 metros de longitud; en el departamento de Copán, municipio de Belén, Santa Rosa de Copán, una pista de grama de 18 metros de ancho por 700 metros de longitud, y otra en el municipio de Cucuyagua, una de grama y grava de 18 metros de ancho por 1.592 metros de longitud.

En el departamento de El Paraíso encontramos el aeródromo en 9 Batallón, Municipio de Yuscarán, con una pista de tierra/arcilla de 25 metros de ancho por 2.400 metros de longitud; en el departamento de Francisco Morazán, el aeródromo en Támara, tiene una pista de tierra y grama de 23 metros de ancho por 1.050 metros de longitud; en el departamento de La Paz, municipio de Colón, La Paz, hay una pista de grava y tierra de 20 metros de ancho por 800 metros de longitud; en el departamento de Yoro, el aeródromo de Agua Caliente, Olanchito, tiene una pista de tierra de 30 metros de ancho por 1.223 metros de longitud; en el departamento de Intibucá, municipio de La Esperanza, existe una pista de grava y tierra de 30 metros de ancho por 950 metros de longitud; en el departamento de Gracias a Dios, en el ya mencionado municipio de Puerto Lempira, el aeródromo en Palacios, municipio de Juan Francisco Bulnes, existe una pista de grama de 25 metros de ancho por 780 metros de longitud, y en el municipio de Ahuas, una pista de material selecto de 21 metros por 811 metros de longitud, y con otra más en el municipio de Brus laguna, hecha de material selecto de 21 metros de ancho y 1.000 metros de longitud. Esta zona en realidad está llena de aeródromos, pues hay otro en el municipio de Wampusirpi, con una pista de tierra de 27 metros de ancho por 790 metros de longitud, en el municipio de Crauquira, con una pista de grama de 15 metros de ancho por 625 metros de longitud, en la Comunidad de Raya, Municipio Villeda Morales, con una de grama de 17 metros de ancho por 810 metros de longitud; en el departamento de Valle, municipio de Nacaome, hay una pista de tierra de 30 metros de ancho por 700 metros de longitud, y en el municipio de San Lorenzo, Valle, una de tierra de 25 metros de ancho por 1.300 metros de longitud. (JMAH)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.