Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea estadounidense reorganiza su presencia en Europa. Elige Lakenheath en Reino Unido como hogar de los primeros F-35 y cerrará quince instalaciones

(defensa.com) El Departamento de Defensa estadounidense ha anunciado un plan de reestructuración de la presencia de la Fuerza Aérea (USAF) en Europa que supondrá la salida de quince instalaciones militares que serán devueltas a sus titulares y la elección de la base aérea de Lakenheath, en Reino Unido, como sede de los dos primero escuadrones de aviones F-35.

Este plan de reorganización pasa por el cierre de quince instalaciones, como las de Midenhall, Alconbury y Molesworth en Reino Unido. En Midenhal la USAF operaba aviones de reabastecimiento y aeronaves de operaciones especiales, que serán destinadas a Alemania, aunque los RC-135 River Joint de guerra electrónica permanecerán en Reino Unido, sin embargo el cierre de operaciones de la USAF en la base supondrá la marcha de 3.200 personas entre militares y civiles.

El plan recibe el nombre de European Infrastructure Consolidation (EIC) o Consolidación de las Infraestructuras Europeas y tiene como objetivo último poder incrementar las capacidades de la USAF en Europea para respaldar mejor a sus aliados y a la OTAN. Además, el cierre de instalaciones y la transferencia a sus titulares nacionales originales supondrá un ahorro anual de 500 millones de dólares para el Pentágono. Los países protagonistas de esta reestructuración son principalmente Reino Unido, Alemania, Italia, Portugal, Bélgica y Holanda, no incluyéndose ninguna medida que afecte a las unidades desplegadas en las bases de uso conjunto españolas de Morón y Rota. En Italia se incrementará la presencia de la USAF con 200 militares después de que el Escuadrón de Control Aéreo 606 llegara a Italia procedente de Spangdahlen, Alemania. De Portugal marcharán 500 personas entre militares y civiles, que dejarán las instalaciones aéreas de Lajes, en las Azores.

Aunque oficialmente no se valora de esa manera, el plan supone el abandono de instalaciones en Europa Occidental y el traslado de personal y equipos a otras ubicaciones más próximas a la frontera Oriental. Por el contrario el Pentágono ha admitido un mayor número de rotaciones de las tropas del Army y de la USAF en países como Polonia, Letonia o Lituania. En este sentido, el Congreso aprobó 985 millones de dólares para el plan European Reassurance Initiative (ERI), que asegurará estas rotaciones para tareas de formación y la realización de ejercicios con aliados de la OTAN. También se mejorarán infraestructuras para la mayor presencia militar en países aliados del Este de Europa, además de para el pre-posicionamiento de equipos en Europa y el aumento de las capacidades de nuevos aliados, como Ucrania, Georgia y Moldavia.

La base de la RAF en Lakenheath será la primera instalación en Europa que reciba los F-35 estadounidenses, concretamente dos escuadrones de estos aviones, totalizando 48 aviones que comenzarán a llegar en 2020 junto a 1.200 militares. Esta instalación ubicada en el condado de Suffolk es actualmente el hogar el Ala de Combate 48, que emplea aviones de combate F-15C y F-15E. En este sentido el Pentágono destaca las posibilidades que pueden aparecer para que dos socios del programa F-35 como son Estados Unidos y Reino Unido trabajen juntos con la llegada de los primeros aviones al continente.  (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.