Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Francia asume ya que el incumplimiento del contrato de los Mistral con Rusia implicará la devolución del dinero

(defensa.com) El Presidente francés Francois Hollande ha reconocido que la devolución del dinero adelantado por Rusia sería posible si se cancela el contrato de suministro de los dos portahelicópteros de la clase Mistral. En declaraciones de este pasado miércoles, recogidas por la agencia de noticias Reuters, Hollande reconoció que la cuestión de los buques será una de las que trate con el Presidente ruso Vladimir Putin cuando coincidan hoy en Yerevan, la capital armenia, por el centenario del genocidio armenio.

Hollande afirmó que “si los buques no son entregados no veo razones para el pago” pero también recordó que las circunstancias actuales siguen imposibilitando la entrega de los buques, en referencia al conflicto existente entre Ucrania y Rusia que supuso la anexión de Crimea por parte rusa y el apoyo ruso a los insurgentes pro-rusos del este de Ucrania. “Francia no tiene intención de vender armas letales” según Hollande. Aunque parezca una obviedad, sería la primera vez que el Gobierno francés reconoce las consecuencias del incumplimiento del contrato que supone no haber entregado los buques a pesar de estar ya terminados. Según DCNS, el contratista principal del programa, el segundo de los dos buques, el Sebastopol estaría ya completado este mes de abril, uniéndose a su homólogo Vladivostok.

Rusia parece haber renunciado ya a los buques y prefiere exigir la devolución del dinero empleado más las compensaciones correspondientes recogidas en el contrato. Es lo que se desprendería de las declaraciones que hizo en febrero el Jefe del comité de Defensa la Duma en el Parlamento Ruso, Vladimir Komoyedov. Para Komoyedov, el contrato de los buques tenía más componente político que militar, puesto que se trata de buques que no son esenciales para la Marina Rusa, por lo que aseguró que, si Francia no los entrega pronto, Rusia no debe esperar más la ejecución del contrato.

En enero el Servicio Federal de Cooperación Técnico-Militar ruso (FSVTC) anunció el envío al Ministerio de Defensa de Francia de una solicitud para obtener una explicación oficial por el incumplimiento del contrato de suministro de los buques anfibios Mistral para la Marina de guerra rusa. El FSVTC envió este requerimiento a la Direction Générale de l’Armament (DGA) francesa, organismo dependiente  del Ministerio de Defensa galo, como paso previo a cualquier acción judicial que pueda derivar en la imposición de sanciones económicas.

Ante la posible suspensión del contrato, Rusia ya advirtió a través de su viceministro de Defensa que el gobierno galo deberá hacer frente al pago de las pérdidas que pueda suponer para Moscú la cancelación de este acuerdo, además de lo que pueda significar en términos de “reputación” y “credibilidad” para Francia como socio internacional. DCNS se enfrenta a una sanción que en un primer momento se traduciría en una indemnización por incumplimiento del contrato de 1.050 millones de euros. Sin embargo a esta cifra habría que sumar aproximadamente 1.800 millones de euros en el caso de que una eventual sentencia judicial valore todas las repercusiones sobre el cliente y los socios industriales rusos, con lo que el total de penalizaciones rondaría los 3.000 millones de euros. Este importe estaría justificado por los gastos en que habrían ya incurrido los astilleros rusos para completar la parte de la construcción que le fue encomendada, así como los costes en que han incurrido por el transporte de los bloques que fueron construidos en Rusia y enviados a Francia para su montaje. (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.