Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

EXPAL muestra en Almería sus soluciones de fuego indirecto

EXPAL Systems ha realizado una espectacular demostración de sus capacidades en el área de fuego indirecto en el campo de entrenamiento de la Base “Álvarez de Sotomayor” de la Brigada de Infantería Ligera “Rey Alfonso XIII” II de la Legión en Viator, Almería.  Se han realizado diversas pruebas con el mortero ligero EIMOS de 81 mm., el UAV SHEPHERD-MIL y el sistema de control de tiro TECHFIRE, además de su sistemas de simulación SIMOX y morteros sobre bípode y Comando.

La empresa ha presentado las capacidades de sus sistemas tanto en estático como en varios ejercicios de fuego real. La mañana del martes comenzó con el habitual briefing en el que se presentó la empresa y sus capacidades en el área de morteros. Posteriormente nos desplazamos hacia la zona de ejercicios donde se realizaron tres demostraciones diferentes para ilustrar las posibilidades de empleo del sistema EIMOS. El hilo conductor de la demostración corrió a cargo de Manuel Martin Florez, Jefe de Producto de EXPAL que fue explicando las capacidades y funciones de cada elemento.  

Funcionamiento

El EIMOS destaca por ser un mortero ligero, diseñado de manera independiente del vehículo portador, que no requiere reforzar el vehículo, que dispone de una elevada libertad de movimiento para apuntar (360 grados en horizontal) y tiene un alcance de 6 km. Puede entrar en posición rápidamente, diez segundos según el fabricante, y localizar objetivos en otros veinte. Emplea un sistema de ayuda al apuntamiento controlado por TECHFIRE. EIMOS además puede coordinarse con un observador que emplee por ejemplo un designador láser o con un UAV. Ambos elementos pueden alimentar al Techfire con datos precisos sobre objetivos. 

El TECHFIRE automatiza y acelera las tareas derivadas de la realización de acciones de fuego directo o indirecto, aumentando la precisión y el control sobre las acciones. Ha sido diseñado para enlazar e intercambiar información digital entre los tres componentes o subsistemas que lo forman como son el observador humano o UAV (Fordward Observer Computer o FOC), el Platoon Commander Computer (PCC) y el Ballistic Computer (BC).  

El BC puede corregir los datos del objetivo incorporando información meteorológica (principalmente velocidad y dirección del viento) de distintas procedencias, incluso de la estación meteorológica que incorpora el vehículo. También tiene en cuenta los datos sobre el estado del cañón y el modo de apuntamiento (automático, semiautomático o manual). Una capacidad interesante es que el cañón puede mantenerse apuntando a un objetivo enviado por el FOC antes de decidir realizar el disparo.  También el EIMOS puede funcionar de manera autónoma, sin necesidad de que intervengan el FOC ni el PCC.

En el primer ejercicio, que tuvo lugar en la zona conocida como “las Yeseras”, se realizó una acción de fuego en la que el objetivo era proporcionado por el observador que usaba un designador laser. Este empleaba el Fordward Observer Computer (FOC) para reportar los datos al Platoon Commander Computer (PCC) y este a su vez al Ballistic Computer (BC) situado en el propio EIMOS. Este último abría fuego con munición de alto explosivo contra objetivos situados a 1.000 metros.

El segundo ejercicio tuvo lugar en la misma ubicación y simuló el ataque contra un convoy formado por varios vehículos, situación ante la que el EIMOS demostraba su rápida reacción para abrir fuego contra objetivos situados a 1.000 metros que fueron proporcionados por el SHEPHERD-MIL. Además los elementos del convoy realizaron fuego con morteros de 60 mm. tanto sobre bípode como en versión Commando. El EIMOS disparó en esta ocasión granadas de alto explosivo y de humo convencional y multiespectral. 

El tercer ejercicio tuvo lugar en la localización denominada “VIVAC” donde el EIMOS abrió fuego contra objetivos situados a 4.000 metros proporcionados por un observador, usando para ello granadas de alto explosivo. Meritoria resultó la puntería obtenida si tenemos en cuenta el aire que azotaba regularmente el campo de maniobras.

Tras la última salva de granadas se realizó una demostración en la que la dotación del EIMOS desmontaba la pieza de 81 mm. del vehículo y la emplazaba en tierra para operarla como un mortero convencional, tarea en la que se emplearon menos de cuatro minutos, espacio de tiempo muy breve si tenemos en cuenta la elevada temperatura del cañón después de realizar fuego. 

The One-stop Shop 

En este área “VIVAC” se realizó la presentación del sistema EIMOS además de todas las soluciones en el área de morteros que ofrece el fabricante (The One-stop Shop), en calibres que van desde los 60 a 120 mm. además del simulador SIMOX del que se realizó una presentación. El fabricante cubre todas las necesidades del usuario en el área de fuego indirecto, desde el diseño partiendo de las necesidades del cliente, la fabricación, la formación o desmilitarización de municiones. El fabricante ofrece sus sistemas dependiendo de las necesidades del cliente, que por ejemplo puede tener ya en dotación un sistema de mortero o un UAV, necesitando solo el TECHFIRE y las municiones por ejemplo. 

Por último, el SHEPHERD-MIL es un UAV diseñado para aparentar la forma de un ave, empleado para tareas de reconocimiento para lo que dispone de cámaras diurna y nocturna. Está integrado en el sistema de información de apoyo de fuegos TECHFIRE como complemento del observador avanzado. No es pilotado sino que una vez es lanzado manualmente, realiza una ruta determinada siguiendo waypoints. Dispone de una hora de autonomía. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·Momento en el que se alimenta la pieza con una granada de 81 mm. (autor)

·El EIMOS abre fuego tras la emboscada al convoy (autor)

·El EIMOS realizó tres demostraciones con fuego real (autor)

·Los vehículos emboscados (autor)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.