Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

EXPAL inaugura el Centro Tecnológico de Propulsantes en Murcia, una referencia a nivel internacional

(defensa.com) EXPAL, empresa de cabecera del grupo MAXAM, inauguró ayer en su planta murciana de Javalí Viejo, su Centro Tecnológico de Propulsantes, nueva instalación de su red de Centros Técnicos. Al acto de inauguración acudió el director general de Armamento y Material (DIGAM), el teniendo general Juan Manuel García Montaño, que valoró durante su intervención el centro como “un ejemplo perfecto del vínculo entre conocimiento y tecnología”. El general felicitó a MAXAM por ubicar el Centro en la histórica fábrica de pólvora negra para artillería ubicada en el municipio de Javalí Viejo, que desde el año 2010 es gestionada por la empresa.

Tomaron parte también el presidente de MAXAM, José Fernando Sánchez-Junco y el de EXPAL Francisco Torrente, quienes destacaron la importancia de la investigación, desarrollo e innovación dentro del grupo, considerándola un activo estratégico que asegura la independencia tecnológica y que se convierte en un factor de competitividad tanto en los mercados de defensa o civiles en los que MAXAM opera. Un reflejo de esta apuesta por la tecnología es la colaboración con varias universidades a través de programas de I+D como los que tiene en el área de tecnologías avanzadas para fabricación de propulsantes con la Universidad Politécnica de Cartagena, para celulosas con la Universidad de Valladolid, o en el área de química computacional con la Universidad Autónoma de Madrid.

La capacidad para desarrollar propulsantes para aplicaciones militares y civiles es un recurso que se puede considerar estratégico de ahí que el centro que ayer se inauguró sea puntero en Europa y en el mundo. El objetivo del centro es desarrollar nuevos propulsantes que sean capaces de generar bajo nivel de humos, que tengan mayores prestaciones, que puedan ser empleados en motores cohetes para misiles de diversos tipos o también las derivadas del uso de nitrocelulosa como las vainas combustibles para aplicaciones de artillería. Entre las características de estos compuestos hay que destacar otros como el reducido impacto ambiental, su elevado nivel de seguridad o la reducida firma logística, como el caso de un propulsante encargado por la Dirección General de Armamento (DGA) francesa destinado a ser empleado en munición de pequeño y mediano calibre.

Para poner en marcha este Centro Tecnológico, desde que EXPAL se hizo con las instalaciones en 2010 ha invertido ocho millones de euros y está previsto que se destinen otros tres más en el año actual. Los resultados no se han hecho esperar y fruto del trabajo realizado se han creado 27 nuevos productos y hay otros 6 en desarrollo. En el mismo período de tiempo se ha pasado de una plantilla de 76 empleados a los actuales 220 trabajadores entre fijos y eventuales. En el Centro se ha creado un laboratorio dotado con equipamiento de última generación con el que realizar estudios y análisis de las prestaciones de los propulsantes. Algunos de estos equipos han sido adquiridos gracias a la financiación del programa INNPLANTA del Ministerio de Economía y Competitividad. El objetivo último de estas instalaciones es probar en sus plantas piloto diferentes procesos y ensayos previos a la industrialización de los nuevos productos, que se fabricarán en esta o en otras plantas del grupo. Entre las plantas piloto que pudimos visitar destaca la de extruido de pólvora, que aplica la tecnología de extruido de materiales para fabricar propulsantes de características específicas según el calibre o la aplicación.

Las instalaciones de EXPAL en Murcia disponen de las certificaciones ISO 9000 de Calidad, ISO 14001 de Medio Ambiente y OHSAS de Prevención de Riesgos Laborales. MAXAM tiene instalaciones fabriles en 48 países y en el caso de la de Murcia, esta suministra a ejércitos de todo el mundo, principalmente de la OTAN, estando su producción destinada en el 98 % al mercado de exportación. EXPAL ha compaginado la creación del Centro Tecnológico de Propulsantes con la recuperación de la Fábrica al contar esta con un elevado valor histórico ya que sus orígenes se remontan a 1623. En la fábrica se han reconstruido áreas como la biblioteca histórica, estando en proyecto reconstruir la central hidroeléctrica con que cuenta la planta, originaria de principios del siglo XX. No en vano la disponibilidad de energía hidráulica en la zona fue el origen de la ubicación en la zona del primer molino de pólvora, como nos comentó el alcalde del municipio, José Francisco Navarro, durante la visita que pudimos realizar a las instalaciones. El cuidado por las instalaciones se refleja también en el proyecto de recuperación de un graneador de 1890, que fue desmontado y trasladado a Asturias para su instalación en el Museo de la Minería (MUMI). (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.