Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La española Indra implantará su sistema de comunicaciones por satélite en las corbetas K-130 de la Marina alemana

(defensa.com) Indra, en colaboración con la compañía Atlas Elektronik, dotará a las corbetas de la clase Braunschweig (K-130) de la Marina alemana con cinco  terminales de comunicaciones por satélite (Satcom). El proyecto, con una duración de tres años, contempla la fabricación, integración y pruebas,  documentación electrónica y el entrenamiento de las tripulaciones. La compañía se adjudicó este contrato en un proceso de licitación en el que concurrieron  distintos fabricantes europeos de terminales y en el que finalmente se escogió  el terminal TNX-100 de Indra.

El programa alemán K-130 se compone de 5 buques, construidos por el consorcio de astilleros ARGE, que forman el 1er Escuadrón de Corbetas de la Deutsche Marine, con base en Warnemünde, encuadrado en la 1ª Flotilla, con mando en Kiel. Tienen 89 metros de eslora y 1.840 toneladas de desplazamiento a plena carga, autonomía de  4.000 millas ( a15 nudos) y velocidad máxima de 26 nudos.

El terminal de Indra, desarrollo propio de la compañía, ya ha sido implantado en varios de los buques españoles más modernos, como por ejemplo el buque de proyección estratégica Juan Carlos I o  las fragatas F-100. El sistema, que cuenta con dos antenas estabilizadas de 1,5 metros de diámetro, es capaz de transmitir y recibir simultáneamente hasta 4 Mbps. Especializada en comunicaciones vía satélite, y en concreto para plataformas en movimiento, Indra ya ha suministrado anteriormente sus sistemas  comunicaciones satelitales a la Marina alemana.

En el pasado, Indra firmó contratos para equipar  las fragatas F-122 o los seis buques auxiliares de la clase Elbe con este tipo de sistemas. Además de haber implantado estos equipos en barcos de superficie, Indra también está suministrando sus terminales satcom para submarinos de la clase U212 de este país.  Estos sistemas también están basados en antenas estabilizadas y son capaces de ofrecer a los sumergibles las velocidades de transmisión y recepción más elevadas, superiores a las del resto de sistemas disponibles hoy en día en el mercado.

Por otro lado, este nuevo contrato se viene a sumar a una serie de proyectos que la Marina alemana ha ido encomendando a la compañía desde 2003 para implantar sistemas de defensa electrónica en estas mismas corbetas. En este sentido, la compañía ha dotado las K130 con un avanzado sistema que, por una parte, detecta señales radar e  identifica aquellas que puedan suponer una amenaza para la plataforma y que, por otro lado, consigue contrarrestarlas mediante su perturbación o mediante su modificación para que la información que recojan sea incorrecta.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.