Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

España se sitúa como quinto inversor de la Agencia Espacial Europea y refuerza el potencial de su industria

El gobierno español ha engrosado sus inversiones en el sector espacial europeo. Así lo ha ratificado Luis de Guindos, el titular español de la cartera de Economía, Industria y Competitividad, al comprometer 1.512,3 millones de euros para el periodo 2017-2024 durante la cumbre de ministros de la Agencia Espacial Europea (ESA) celebrada los días 1 y 2 de diciembre en la localidad suiza de Lucerna. La importante contribución nacional al proyecto espacial conjunto del viejo continente coloca de nuevo a España como quinto mayor contribuyente de la ESA, sólo superada por Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia.

El esfuerzo del gobierno español se ha visto respaldado con la decisión unánime de los máximos responsables europeos en asuntos espaciales de designar a España como sede del próximo Consejo Ministerial, previsto para finales de 2019.  Según fuentes del CDTI, la inversión española en los programas optativos ─los más relevantes para seguir impulsando la industria espacial española─ suma un total de 399,16 millones de euros, de los que la parte del león ─143,96 millones─ están dedicados a financiar diferentes misiones de satélites de observación de la Tierra. Otros 70,34 millones están dedicados a programas de telecomunicaciones y 63,74 a proyectos relacionados con la seguridad espacial (SSA y S3T), en donde la industria española tiene presenta fortalezas y lidera la iniciativa.

También son de resaltar los 58,54 millones asignados para completar el desarrollo de los nuevos cohetes Ariane 6, Vega-C y ultimar las inversiones en los Ariane 5 y Vega estándar, lanzadores que ya están operando con total éxito. Por ejemplo, el octavo despegue satisfactorio de Vega tuvo lugar el pasado 5 de diciembre, mientras que el Ariane 5 ya ha volado el espacio en 75 ocasiones. En ambos lanzadores es relevante la contribución industrial de Airbus Defence & Space en España. 

A la exploración robótica del Universo, así como a los experimentos y estancias de astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional ─cuya vida operativa se amplía hasta el año 2024─, España dedica otros 40,38 millones. En este capítulo se encuentra el programa ExoMars 2020, cuyo objetivo es situar sobre Marte un vehículo todo terreno que, con una sofisticada taladradora, debe perforar la superficie del planeta en busca de indicios de vida. Otros 16,20 millones se aplicarán a iniciativas de tecnología avanzada y 6 millones para desarrollar el programa NAVISP de navegación por satélite.       

El mérito del éxito español en la cumbre de Lucerna se debe en gran parte al riguroso y minucioso trabajo del equipo de expertos en gestión espacial del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) que asesora al ministro español. Junto a ellos, la crucial labor de la secretaria general de Industria y de la Pequeña Empresa, Begoña Cristeto, una convencida de la importancia creciente que representa el sector espacial nacional para la economía nacional y su proyección internacional.

En el plano global, el esfuerzo del staff multinacional de Johann-Dietrich Woerner ─el nuevo director general de la ESA─ ha dado sus frutos. De los 11.000 millones de euros presupuestados por Woerner para poner en marcha un buen número de proyectos y misiones espaciales hasta 2024, los 22 ministros que integran la Agencia han acordado aprobar inversiones por un total de 10.300 millones de euros, a los que hay que añadir la financiación aprobada en octubre pasado y ratificada por los ministros para completar el desarrollo del Ariane 6, cuyo vuelo inaugural se mantiene para 2020. (Juan Pons)

Fotografía: El ministro de Guindos ha vuelto a situar la industria espacial española en el pelotón de cabeza de la ESA (crédito: ESA/S. Corvaja)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.