Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Entra en vigor el contrato que dotará a la Armada turca de un buque basado en el “Juan Carlos I” de Navantia

(defensa.com) Con la transferencia del pago inicial, entró en vigor el 18 de septiembre el contrato firmado en mayo entre la Subsecretaria de Industrias de Defensa turca y el astillero local SEDEF Gemi ?n?aat? para la construcción en Turquía de un buque de proyección de 27.436 toneladas de desplazamiento para equipar al Mando de las Fuerzas Navales Turcas en el ámbito del programa HÇG (Havuzlu Ç?karma Gemisi). El diseño está basado en el LHD “Juan Carlos I”, adaptado a las necesidades de la Marina turca, con la gran ventaja de ser un diseño probado y que ha demostrado sus magníficas prestaciones desde su entrega.

El grueso de la construcción del buque deberá comenzar doce meses después de la entrada en vigor del contrato. La empresa SEDEF Gemi ?n?aat? que integra al conglomerado TURKON asociado a la español Navantia para responder a los requisitos de las autoridades turcas, presentó como diseño base el Buque de Proyección Estratégica (BPE) de los astilleros españoles, en servicio en las marinas de España y Australia. Las autoridades turcas escogieron el 27 de diciembre de 2013 a SEDEF Gemi ?n?aat? como vencedor, en detrimento de DESAN Deniz ?n?aat? Sanayi y RMK Marine Gemi Yap?m Sanayii ve Deniz Ta??mac?l??? ??letmesi.

Navantia Sistemas proveerá el Sistema Integrado de Control de Plataforma (SICP) para el buque junto a la empresa turca Turca Aydin Yazilim ve Elektronik Sanayii (AYESA?), esta última responsable de fabricar elementos del sistema, adaptarlos a los requisitos turcos, asistir durante su instalación, realizar las pruebas y asegurar el mantenimiento futuro. Navantia es responsable de de la transferencia del diseño y tecnología para la construcción local y el suministro de los motores MAN Diesel & Turbo SE 16V32/40. El buque tiene un desplazamiento de 27.436 toneladas, un calado de 32 metros, una eslora de 231 metros, una velocidad máxima de 21 nudos y una autonomía de 9.000 millas náuticas. Fue diseñado para realizar misiones de transporte de tropas y material, operaciones conjuntas, apoyo aéreo, apoyo logístico, evacuación de civiles y asistencia humanitaria y médica.

Las empresas estatales turcas Havelsal y Aselsan son responsables del sistema de combate del buque. La primera incorporará entre otras tecnologías el sistema de gestión de combate GENESIS ADVent y sistemas de enlace de datos tácticos Link-11/16/22. Aselsan fue encargada de proveer diversos sistemas, incluyendo estaciones de armamento remotamente controladas STAMP (3) y STOP (4) armadas con ametralladoras de 12,70 mm. y piezas automáticas Rheinmetall Defence Oerlikon KBA de 25 mm. respectivamente, un radar de búsqueda Thales Nederland SMART-S Mk2, el sistema electroóptico ASELFLIR-300D, el radar de navegación Alper, el sistema de guerra electrónica ARES-2N, el sistema de comunicaciones de tipo HF/VHF/UHF por satélite. Dos sistemas de defensa próxima Raytheon Phalanx Block 1B Baseline 2 permitirán complementar las capacidades de defensa próxima.

El buque incorporará una cubierta de vuelo con 5.440 metros cuadrados capaz de acoger helicópteros como el S-70B Seahawk o el CH-47 Chinook y aeronaves de ala fija, un muelle de 1.165 metros cuadrados para cuatro lanchas de desembarco convencionales o dos embarcaciones de desembarco sobre colchón de aire, un hangar de 900 metros cuadrados para helicópteros y dos garajes con 1.880 metros cuadrados y 1.410 metros cuadrados respectivamente para vehículos blindados, camiones tácticos, contenedores y otros medios. Este será el mayor buque militar jamás construido en Turquía y será entregado en 2021, cuando pase a ser el mayor buque de la flota de Mando de las Fuerzas Navales Turcas.

Carga de trabajo para Navantia
Se estima que este contrato dotará a los astilleros, la Fábrica de Motores y Navantia Sistemas de unas 900.000 horas de trabajo. Navantia también tiene un contrato de dos buques similares para la Marina australiana, “Canberra” y “Adelaide” .Este contrato supone la entrada de Navantia en el mercado turco, que tiene un ambicioso plan de programas futuros, entre otros la adquisición de fragatas antiaéreas y por el que Navantia está apostando a través de su delegación establecida desde 2013, así como la consolidación como referente en el mercado de LHD.  (Victor M.S. Barreira)

Fotografía: El buque de proyección estratégica BPE Juan Carlos I de la Armada Española durante una visita a Estambul en mayo de 2.011 (Cem Deverim Yaylali).


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.