Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El C-27J Spartan muestra sus capacidades a la Fuerza Aérea de Bolivia

Tras despegar de Italia, arribar a Canadá, saltar desde ahí a Bahamas y desde  Nassau a Panamá, el tour de demostración del C-27J en América Latina entraba en vivo en Bolivia. En el aeropuerto de El Alto, ubicado en un altiplano a 4.050 m de altura sobre el nivel del mar que domina la capital boliviana La Paz, el C-27J, proveniente de Panamá, participó el 22 de noviembre en la celebración anual de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Aero Expo 2016, en la que miles de personas visitaron la base aérea de la FAB, que es también uno de los aeropuertos internacionales más altos del mundo.

El C-27J despertó un gran interés, presentándose como un avión  óptimo para la FAB, con una amplia sección de fuselaje que permite embarcar las mismas paletas de los C-130 ya en servicio en Bolivia. El avión ofrece excelentes prestaciones, tanto en despegue como en aterrizaje, velocidad y autonomía. Gracias a las nuevas "winglets", aún con sus casi 12 toneladas de carga útil, las operaciones a grandes alturas típicas del país andino no presentan dificultad. La capacidad para el  aterrizaje en pistas no preparadas, vuelos tácticos a baja altura y el transporte de cargas muy pesadas hacen de él una aeronave adecuada a los requerimientos de Bolivia.

Un día después, el 23 de noviembre, arrancó un muy apretado  programa de ensayos en vuelo y en tierra organizado con la Fuerza Aérea Boliviana. Después de una familiarización inicial con la aeronave en favor del personal de la Fuerza de Tarea Aérea (TLC) "Diablos Negros" de la FAB, que acogió a la tripulación en la base militar de El Alto, empezaron los vuelos de demostración con los pilotos y el jefe de carga (responsable cabina) bolivianos. El objetivo ha sido mostrar el  rendimiento del C-27J actuando desde uno de los aeropuertos más altos del mundo. Igualmente importantes  fueron las pruebas de carga que se llevaron a cabo en tierra. Sin ninguna necesidad de preparar específicamente el compartimento de carga, utilizando la notable capacidad de inclinación del plan para facilitar la subida, se consiguió cargar con extrema rapidez un vehículo tipo Todoterreno para simular un transporte de despliegue rápido en caso de desastres naturales.

A continuación se cargaron tres paletas estándar perfectamente compatibles con el C-130 de la FAB, sin restricción de altura. Finalmente se embarcó en el Spartan un vehículo blindado chino 05 ZFB de la categoría de peso de 5 toneladas, sin tener que desmontar alguna parte o desinflar los neumáticos. La extensa sección de carga del C-27J permitió a la tripulación la salida del vehículo directamente a bordo sin ningún problema. El Spartan continúa su ruta.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.