Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Brasil y Rusia estrechan relaciones militares y continúan negociando la compra de sistemas antiaéreos

(defensa.com) Técnicos de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil y Rusia se reunieron en el Ministerio de Defensa, en Brasilia, durante la mañana y la tarde de este martes para avanzar en distintas aéreas de cooperación. Así, se pasó revista a  la evolución de las negociaciones para la compra de artillería antiaérea, concretamente las baterías Pantsir, y se avanzó en la agenda que se abordará en septiembre, cuando tenga lugar la IX Reunión de la Comisión Intergubernamental de Cooperación (CIC) Brasil-Rusia, en  Moscú.

El subjefe de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa, el general Decio Luiz Schons, expresó una visión personal muy optimista de la relación Brasil-Rusia en el ámbito de la defensa y las buenas perspectivas para futuras asociaciones. "Tenemos que superar nuestras diferencias culturales en el ámbito militar, en particular con respecto a la operación y mantenimiento de los equipos" y agregó: "En primer lugar, hay que generar confianza y credibilidad".

El jefe de la delegación de Rusia, Sr. Vladimir Tikhomirov, del Servicio Federal de Cooperación Técnico-Militar, enumeró los temas de interés de su país en pos de  acuerdos conjuntos. Además de las baterías Pantsir, citó el reciente acuerdo off-set (compensación comercial/industrial) por los helicópteros MI-35 vendidos a Brasil y la creación de un centro de mantenimiento de estas aeronaves, así como también presentó un nuevo sistema de seguridad integrado que incluye los misiles Bal y Bastión.

Sobre el tema de artillería antiaérea, el jefe de asesores de los Sectores Estratégicos del Ministerio de  Defensa, el general Aderico Visconte Pardi Mattioli, explicó que los estudios sobre el material que se adoptará se iniciaron en 2011. La Estrategia Nacional de Defensa proponía de que el país tuviera capacidad de respuesta a las amenazas aéreas de mediana altitud. Para ello, se hicieron evaluaciones hasta elegir el sistema Pantsir ruso.  Brasil plantea una demanda inicial de 14 baterías antiaéreas de baja altura y siete de altura media. La idea es que la adquisición de los equipos se produzca junto con la transferencia de tecnología, de modo que cada batería tiene un mayor grado de nacionalización, progresivamente, hasta que totalmente producido en Brasil. El proyecto para la compra prevé la participación de las denominadas empresas estratégicas de defensa, que beneficiarían a la industria nacional en este sector. Las negociaciones están en curso.

De acuerdo con la delegación visitante, el programa Pantsir ha estado en curso desde hace tres años y ya se han realizado ejercicios de tiro por parte del Ministerio de Defensa de Rusia. La etapa de exploración del proyecto se ha completado. "Estamos de acuerdo con la transferencia irrestricta de tecnología y la necesidad de apoyo post-venta. Vamos a capacitar a los  socios brasileños que llevarán a cabo este apoyo. Estamos haciendo progresos ", aseguró Tikhomirov. (Javier Bonilla)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.