Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Base Aérea de Los Llanos: Las fatales consecuencias humanas y materiales del accidente del F-16 griego

(defensa.com) Por Julio Maíz Sanz, testigo de la caída del F-16. El terrible accidente ocurrido el lunes  26 de enero en la Base Aérea de Albacete se salda con el terrible coste humano de once muertos. Ya en el  mismo momento del accidente, viendo la gran columna de humo y las explosiones simultaneas sobre la plataforma, y no en el hangar como repiten erróneamente algunos medios, donde se estacionan la mayor parte de los aviones que participan en el TLP, me hicieron pensar lo peor.

Con la información  oficialmente facilitada, la reflexión que permiten las 24 horas pasadas y en medio del sentimiento de pesar, recapitulo aquí lo que pudo verse desde el exterior de la base, donde me encontraba haciendo fotos de los cazas que ese día tomaban parte en los ejercicios del  TLP.  Pasaban  pocos minutos de las 15 horas cuando empezaron a elevarse los aparatos que participaban en la misión del TLP programados el 26 de enero. Tras despegar dos Mirage 2000-5 galos, iniciaban la misma maniobra otros dos F-16 griegos del 341 Mira (escuadrón), el primero, un monoplaza, lo hacía sin novedad, aterrizando más tarde en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, pero sorpresivamente, en pleno despegue, el segundo aparato griego, un biplaza F-16D, se desplazaba a la derecha de la vertical de la pista y caía impactando contra la plataforma.

En el acto, a bordo del aparato heleno fallecían sus dos ocupantes, el capitán Panagiotis Laskaris y al teniente Athanasios Zagas. Pero el impacto alcanzaba de lleno a otros aparatos en tierra, desatando la tragedia. Así, en el mismo instante de la caída del F-16 griego, el Mirage-2000D del  L’Escadron de Chasse 1/3 « Navarre », que pilotaba el capitán Mathieu Bigand y la teniente (navegante) Marjorie Kochel, quedaba totalmente destruido, falleciendo ambos  miembros del Armée de l´Air. El accidente se cebaba también con el personal de tierra (mecánicos y armeros) que estaba alrededor del Mirage francés, todos asignados a la BA 133 de Nancy-Ochey, falleciendo otros seis (un teniente y cinco suboficiales), además del capitán Gildan Tison, el oficial de enlace del Armée de l´Air con el TLP.

La  fuerte deflagración destruyó también a otros dos aparatos galos del modelo Alpha Jet E del Escuadrón EE 02.002 Côte d'Or, que procedentes de la Base Aérea de Cazaux, suroeste de Francia, realizaban funciones de aviones agresores o bando red, y alcanzaba a los dos aparatos AMX italianos (uno de ellos totalmente quemado) del 51º Stormo (ala),  que también se estaban preparando para comenzar a rodar, y lo que es más grave produciendo once heridos, uno de ellos muy grave, entre los profesionales del AMI (Aeronautica Militare Italia).      

Aunque algunas fuentes hablan de la pérdida del otro Mirage-2000D presente en el curso, en algunas fotos tomadas tras el accidente se le puede ver, por lo que de tener daños no son apreciables. Descansen en paz estos profesionales que con su labor diaria de instrucción aseguran la defensa de Occidente, pagando a veces con sus vidas.

(TEXTO Y FOTOGRAFÍA Julio Maíz Sanz)                                                                                                        


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.