Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Bachelet anuncia el programa de modernización de la Defensa de Chile

(defensa.com) En el discurso de inicio del año lectivo de las academias de la Defensa Nacional, Michelle Bachelet se comprometió a incluir una indicación sustitutiva al proyecto de ley que establece un nuevo mecanismo de financiamiento de las capacidades estratégicas de la Defensa. El proyecto está en el Senado desde octubre del año 2012 y en lo fundamental deroga  la Ley Reservada del Cobre Nº 13.196, que asigna a las fuerzas Armadas un 10% de las ventas de la empresa estatal CODELCO y lo reemplaza por un presupuesto plurianual y un Fondo de Contingencia Estratégico. No se entregó detalles del  veto sustitutivo.

La presidenta manifestó la necesidad de  potenciar las capacidades de respuesta de las Fuerzas Armadas ante emergencias y recordó su papel en el terremoto del Norte Grande y en los incendios de Valparaíso en el 2014 y este verano. Respecto a la institucionalidad conjunta manifestó que “elaboraremos un proyecto para perfeccionar y fortalecer la organización y atribuciones del Estado Mayor Conjunto y de su jefatura. Esto incluye sus atribuciones en materia del mando de medios en tiempos de paz". Es importante recordar que durante el proceso de creación del Estado Mayor Conjunto se llegó a sostener que su jefatura debía corresponder a un Oficial General de cuatro estrellas, rango equivalente al de los Comandantes en Jefe de las respectivas instituciones. Finalmente el puesto es ocupado por un General o Almirante de tres estrellas que manda fuerzas en crisis o guerra. Las palabras de la mandataria parecen apuntar a una estructura de mando en que las responsabilidades de las instituciones radican en el sostenimiento logístico y entrenamiento de medios que son empleados a través del Estado Mayor Conjunto y en que el papel de los Comandantes en Jefe se asemejará al de la Junta de Jefes de Estado Mayor de los Estados Unidos de N.A.

Una característica de no poca importancia del Jefe de Estado Mayor es que su nombramiento es de exclusiva decisión presidencial de entre todos los oficiales del grado de General de División o equivalente de las tres instituciones y removible también a su sola voluntad. En cambio los Comandantes en Jefe son elegidos cada cuatro años  de una quina institucional y son removidos previo informe escrito del presidente al Senado.

Respecto de las industrias militares, señaló que “enviaremos el Proyecto de Ley que moderniza las empresas estatales de Defensa, Famae, Asmar y Enaer". Lo más decisivo que se espera de estas palabras es la incorporación de civiles ajenos a las respectivas empresas e instituciones y con experiencia empresarial. A la fecha, los directorios se caracterizan por estar compuestos en su gran mayoría por oficiales generales de las mismas instituciones. (Roberto Sandoval, corresponsal de Grupo Edefa en Santigo de Chile)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.