Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los aviones Kfir de la Fuerza Aérea de Colombia nuevamente en tierra por el accidente del pasado 31 de diciembre

(defensa.com) Tras el último accidente de un avión IAI Kfir C10 en la FAC, el pasado 31 de diciembre, a seis millas del Comando Aéreo de Combate Nº 1 cuando realizaba maniobras de aproximación, la Fuerza Aérea de Colombia ha tomado la decisión de mantener a toda su flota de cazas de este avión en tierra como medida preventiva ante los riesgos que supone su operación.

 

 

Las investigaciones iniciales indican que el Kfir C10 de matricula 3041, sufrió un “Flameout” (apagado repentino del motor) y su piloto, ante la baja altura, la poca velocidad que llevaba y la mínima posibilidad de reencender el motor bajo esas condiciones, decidió practicar los protocolos para la eyección.
Las primeras investigaciones descartan asimismo algún BASH (Bird air strike hazard), comúnmente conocido como un incidente de seguridad  en vuelo con algún tipo de ave. Las revisiones que por el momento se le han hecho al motor, descartan la ingesta de aves y a falta de más claridad sobre las causas del “Flameout”, el motor GE J79-J1EQD podría ser llevado a las instalaciones en Israel de la empresa IAI LAHAV, quien realiza el mantenimiento y reparación de estos motores a los aviones kfir de la FAC.

Este es el cuarto avión Kfir de la FAC que sufre un accidente por problemas en su motor, recordando que los tres primeros fueron biplazas Kfir TC12, y este último es de la versión Kfir C10, repotenciados por empresas israelíes.

También se ha podido establecer que, ante el disgusto del alto mando de la FAC y en especial de los pilotos que tripulan estas aeronaves, el Ministerio de la Defensa estaría analizando la posibilidad de buscar una nueva empresa que brinde el mantenimiento necesario y que, sobre todo, solucione el problema constante que está presentando el motor  GE J79-J1EQD, de fabricación estadounidense, y que ha ocasionado 4 accidentes que se han cobrado la vida de un piloto, así como un enorme detrimento patrimonial al estado colombiano, cuya cartera de defensa no se ha pronunciado hasta el momento por razones desconocidas.  (Carlos Vanegas, corresponsal grupo Edefa en Colombia)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.