Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Aviación Naval Uruguaya cumple 90 años

(defensa.com) Fundada por Atilio Frigerio- el primer piloto extranjero formado en Aviano, en 1911, precursor de la aviación militar uruguaya- en 1925 y operativa 7 años después con hidroaviones Cant 18 y 21, además de una primera base en una isla de la bahía de Montevideo, la Aviación Naval Uruguaya llega, comandada por el C/N Gonzalo Ciganda, a sus 90 años afrontando desafíos tecnológicos urgentes.

Hoy día, con una flota de 2 aeronaves Beechcraft T-34C1 para su Escuela de Aviación Naval "C/C Mayo Villagrán", con dos Beechcraft B-200 en el Escuadrón de Exploración y Antisubmarino, así como con helicópteros BO-105 PAH y un AS-355F2 "Esquilo" (algunos equipados con telefonía satelital y anteojos NVG), además de un Data Link constrúido por el arma,todo este equipamiento basado en su sede operativa actual, la Base Aérea "C/C Carlos A.Curbelo", la organización se enfrenta a las nuevas  aspiraciones territoriales uruguayas, de elevar las actuales 200 millas náuticas jurisdiccionales, a las 350.

Para ello, además de algún B-200 adicional u opciones similares, la necesidad más urgente es dotarse de 3 o 4 helicópteros medianos, que eventualmente se integrarán, conformando un binomio, a las futuras patrulleras oceánicas. Entre estos, se destacaría el interés por los modelos AW-139/169, por el Sikorsky 76 o el futuramente navalizado EC-175, aunque los recursos son ,de momento, escasísimos y los compromisos SAR uruguayos, muy superiores a su  territorio terrestre y costero.

Para abrir nuevas fronteras técnicas y recibir recursos adicionales, el mando aeronaval, de acuerdo con las autoridades nacionales y de la Armada, ha abierto la posibilidad de vender servicios de mantenimiento a terceros, especializándose inicialmente, además de en la línea King Air de Beechcraft, en los turbohélices regionales ATR, conjuntamente con BQB.

La iniciativa, actualmente homologándose en su etapa final ante los organismos aeronáuticos correspondientes, en sus primeras incursiones ya ha llegado a inspecciones mayores de ATR-72-500, inclusive de modelos adquiridos por BQB en Air Nostrum y luego revendidos satisfactoriamente. Igualmente existen proyectos junto al taller montevideano Sema-Mantilco (responsable del mantenimiento de línea de la mayoría de las empresas internacionales- incluidas Iberia y Latam-que operan en la capital uruguaya) y auspiciado por la Cámara Uruguaya de la Industria Aeronáutica, para realizar grandes mantenimientos de Boeing 737 clásicos, o sea modelos entre el 100 y el 500, de los que existe un apreciable parque aeronáutico en Sudamérica. (Javier Bonilla)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.