Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El armamento de la Policía Nacional que blinda las principales ciudades españolas

Mientras millones de ciudadanos celebran en España las fiestas de Navidad, miles de miembros de los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado aseguran la protección, siendo muy visible la labor del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en las grandes ciudades, principal blanco de los ataques terroristas yihadistas. En el ámbito urbano, además de las policías locales,  los efectivos más presentes a la vista del ciudadano son las de las de las Unidades de Intervención Policial (UIP) del CNP.

El trabajo de la UIP, con más de 25 años de experiencia, es fundamental cara crear entornos de seguridad frente a la amenaza del terrorismo, principalmente el vinculado al islamismo radical. Un fenómeno que desde los atentados del 11S de 2001 se ha tornado cada vez más frecuente y violento, como se ha comprobado estas Navidades en Berlín y Estambul. En Madrid se ha montado un dispositivo especial compuesto por 1.900 agentes, lo que supone un aumento de efectivos del 52% respecto a 2015, cuando con el mismo estado de alerta (nivel 4 sobre 5) se desplegaron 1.250 policías adicionales.

Las patrullas de agentes de la UIP presentes en los principales puntos constituyen el núcleo duro de respuesta ante un eventual ataque terroristas, van equipadas con sus reglamentarias pistolas Heckler & Koch (HK) USP Compact de 9 mm, y las escopetas italianas Franchi: Spas 12, SPS 230, y 350 PN.  Aunque de un tiempo a esta parte proliferan armas de tiro automático, como los fusiles de asalto HK G36 de 5,56x45 mm, en su versión de carabina compacta o G36C, más que imprescindibles para hacer frente a terroristas que suelen llevar armas de guerra de tipo Kalashnikov. Otra de las armas de fuego automático que se pueden ver en manos de los agentes que patrullan las calles son los subfusiles MP-5, también de la citada firma alemana HK. Otro sistema cada vez más frecuente son los escudos balísticos, como el que lleva el 2º agente de la izquierda de la imagen de esta noticia.

Aunque menos visibles, la UIP en sus furgones  Boxer (como el de la imagen) o Mercedes Benz Sprinter, suelen llevar algún fusil de asalto español CETME C, que si bien es un arma muy antigua, tiene una magnifica capacidad de parar amenazas gracias a su diseño, con munición de 7,62x51 mm. Estamos ante una potente arma de fuego, muy útil para parar terroristas dotados de chalecos antibalas o un camión que arroya a la multitud, aunque el CNP sabe que su uso en zona urbana debe ser excepcional.   Durante estas navidades un twitter del escritor español Arturo Pérez Reverte acerca de la presencia de esta veterana arma en manos del CNP,  originó un buen número de respuestas ante la puesta en evidencia del literato de que se utilizaba armamento muy antiguo. Buena parte de profesionales que contestaron en la red social pusieron el acento en la eficacia que otorga todavía el veterano fusil de 7,62 mm, pero tampoco le faltaba razón al escritor en dar un toque de atención al Ministerio de Interior para que adquiera partidas de un arma de nueva generación de este calibre. En este punto ya estaría seleccionado el HK417, y que además de equipar a las fuerza de operaciones especiales del CNP, el GEO (Grupo Especial de Operaciones), debería de ser distribuido a la UIP.

El moderno HK417 es mucho más apto que el CETME para la instalación de diferentes miras ópticas, y visores holográficos EOTech, además mediante la instalación de guías Picatinny pueden incorporar otros elementos como: una linterna, un designador láser, etc. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Agentes de la UIP en Madrid.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.