Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Argentina remplazará la flota de helicópteros presidenciales

La decisión del gobierno de Mauricio Macri ya está tomada: tras la adquisición de un nuevo jet se sustituirá a los tres helicópteros de la Presidencia. La flota de helicópteros adscriptos a la presidencia está compuesta por un trío de aeronaves de la marca Sikorsky, dos S-76 Spirit y un S-70, que aunque han prestado un excelente servicio hoy están desfasados y son complejos de mantener.

A principios de la década ya se había publicado un informe de la Casa Militar que mencionaba ciertos problemas con estas máquinas, en especial con el Blackhawk. Se detallaba que, al tener origen castrense, surgían demoras en la adquisición de repuestos y licencias de exportación, que debían contar con el Departamento de Defensa de los EEUU, lo que unido a la habitual tardanza y lentitud en los procesos licitatorios  argentinos las dejaba a veces fuera de servicio ante la falta de sostén logístico, complicándose su operatividad.

Ahora, se ha decido que comience un proceso de búsqueda de sustitutos para efectuar la renovación total de la flota de ala rotatoria. El primer paso, pese a las críticas políticas que desatara, es la  comprara de un nuevo jet para uso del Presidente, en reemplazo del famoso T-01. Está ya en proceso de licitación internacional, por medio de la OACI, la adquisición casi segura de un Boeing Bussines Jet (BBJ), que pertenecía  a una corporación coreana,  por un costo de 65 millones de dólares.

Esta aeronave reemplazará al polémico Boeing 757,  la flota se completa con un veterano Fokker f-28, el T-02, que próximamente será desafectado de las operaciones por su antigüedad. La administración anterior había adquirido un Boeing 737-500 que pertenecía a Aerolíneas Argentinas, que actualmente se encuentra en estado de preservación y sin motores en una base aérea.  La idea es ponerlo en funcionamiento nuevamente, adquirir los propulsores y realizar las inspecciones correspondientes. También para uso exclusivo del primer mandatario se encuentra en el inventario un avión Learjet 60 que, aunque pertenece a la Fuerza Aérea, es usado para la Casa Rosada desde hace años. Por su flexibilidad y reducido tamaño es habitualmente utilizado para viajes de corta distancia, todo apunta a que será la aeronave que use Presidencia junto a la nueva que se incorporará.  (Luis Piñero, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.