Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

América Latina, región clave para Thales

América Latina es una región clave en la estrategia de crecimiento de la multinacional Thales. Como auspiciador oficial de Exponaval 2016,  la empresa presenta en la exposición sus más recientes e innovadoras tecnologías en las áreas de defensa, seguridad, aeroespacial, espacio y transporte. Para el Vicepresidente de Thales para América Latina, Rubén Lazo, el mercado chileno tiene una característica importante y es “ ser muy exigente sobre el nivel tecnológico de las soluciones necesarias para ofrecer la estabilidad y seguridad que el país necesita. Esta es una de las razones que permiten que Chile sea una referencia para otros países de la región y un mercado clave para nuestra estrategia de desarrollo y crecimiento en América Latina”.

En Chile, Thales participa desde hace casi 50 años en los principales proyectos de las Fuerza Armadas, así como en los sectores público y privado. “Somos líderes en el país en los segmentos de radares, control de tráfico aéreo y transporte urbano. En este último, proveemos avanzados sistemas de señalización CBTC y centro de comando para muchas líneas del Metro de Santiago”, expone el alto ejecutivo de la multinacional. Sobre la  gama de tecnologías y soluciones para el ámbito de la defensa que Thales ofrece al mercado, el Vicepresidente para América Latina de la firma precisa que para la Exponaval 2016 “estamos preparando la presentación de nuestras más recientes soluciones tecnológicas para la Marina, como las plataformas de arquitectura naval tipo OPV – Offshore Patrol Vessel. Tenemos experiencias recientes en esta área, en la Marina de diferentes países, donde hemos implementado con éxito el concepto de “antenas inteligentes”, que pueden contener la mayoría de los sensores utilizados por los barcos, proporcionando beneficios únicos en términos de desempeño operacional, sencillez y bajo costo de mantención”.

“También vamos a reforzar la divulgación de nuestra gama de sonares de profundidad variable y baja frecuencia de la familia CAPTAS, que ofrece la modularidad y flexibilidad para atender pequeños barcos patrulleros (Captas-1), escoltas de medio tamaño (Captas-2) y grandes buques como las fragatas FREMM, Type 23, etc. (Captas-4). Su operación es facilitada por nueva interfaz hombre-máquina, y en el caso de Captas-1, este puede ser utilizado en la forma de container modular, embarcado en los buques solamente cuando sea necesario”.

Con 650 colaboradores en toda América Latina, Thales mantiene operaciones en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, México, Panamá, Perú y Venezuela y a lo largo de los años, viene expandiendo sus operaciones y reforzando su presencia en toda la región, “que tiene gran potencial de desarrollo en los segmentos en los que la compañía actúa”. En el mercado de Espacio, la firma está preparada para producir localmente satélites de meteorología, observación y militares para diversos fines, tales como Internet, sistemas de telefonía, comunicaciones estratégicas, entre otros. En Argentina está implementando cargas útiles y transferencia de tecnología a los satélites ARSAT 1 y 2, mientras que en Bolivia suministró transponders para el satélite Tupac Katari.

En Chile, se entregaron 25 antenas parabólicas al observatorio astronómico ALMA, mientras que en Brasil, la compañía está concluyendo la fabricación del satélite geoestacionario de defensa y comunicaciones, SGDC. Por otra parte, Thales suma 150 radares y 25 Centros de Control de Tráfico Aéreo instalados en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Ecuador, México y Uruguay, además de sistemas de auxilio a la navegación en operación en casi todos los países de la región.

En Brasil, Thales provee a Embraer equipos para aeronaves civiles y sistemas de navegación inercial (INS) y GPS para el avión Jet militar KC-390. En Chile, Thales abastece de sistemas de entretenimiento a bordo (IFE) para aeronaves de LATAM y en México, entrega a Aeroméxico el Sistema de Prevención de Tráfico y Colisión (TCAS), que integra una solución de vigilancia completa.

Además, señala que recientemente fue seleccionada por el gobierno de Bolivia para suministrar un Sistema Integrado de Control de Tráfico Aéreo en el país, el cual se compone de 13 radares civiles y militares, Centro de Control y Comando, y Centro de Entrenamiento. En el área de seguridad, la empresa es responsable por la tecnología del Proyecto Ciudad Segura, en la Ciudad de México, el cual es el mayor y más ambicioso programa de seguridad urbana en operación en el mundo, con 15.000 cámaras de monitoreo en la ciudad. Rubén Lazo  destaca asimismo la fábrica en Brasil y los más recientes Centros de Excelencia inaugurados en el país, de Radares y de Sonares, referentes en el mercado latinoamericano.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.