Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Aldo Rebelo, un maoista, es el nuevo ministro de Defensa brasileño

(defensa.com) El actual ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Aldo Rebelo, del Partido Comunista do Brasil  (uno de los pocos de cierta expresividad de tendencia maoísta en el mundo), se hará cargo de la cartera de Defensa en sustitución de Jacques Wagner, quien, a su vez, reemplazará a Aluísio Mercadante en la Casa Civil. En un intento de dar un giro en el gobierno y revertir la crisis política que ha empeorado semana a semana, la presidenta Dilma Rousseff decidió profundizar la reorganización en curso y así reemplazar fundamentalmente  a Mercadante en la Casa Civil - una sugerencia reiterada del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Aldo Rebelo fue el Ministro de Deportes durante la organización de la Copa del Mundo de 2014, para la que fueron construidos 12 estadios, la mayoría de ellos hoy en día no utilizados suficientemente como para justificar el emprendimiento realizado. El nuevo ministro invitó a Perpetua Almeida (también del  PCdoB), ex candidata derrotado en las últimas elecciones al Senado y asesora de Jacques Wagner, para hacerse cargo de la Secretaría Ejecutiva del Ministerio de Defensa. Actualmente, el ministro es también presidente del grupo parlamentario Brasil-China.

Tras la ceremonia de toma de posesión,  Rebelo expresó que con la reforma  ministerial hay "una mayor integración de los partidos de la coalición con el gobierno. Creo que el  cambio apunta hacia la expansión y consolidación de la gobernabilidad, que es un elemento clave y fundamental para la estabilidad social y económica." Aldo Rebelo provocó hace algún tiempo serias controversias por haber utilizado un avión de la FAB para llevar a la familia a dar un paseo en Cuba. Se disculpó, diciendo que estaba en La Habana en misión oficial y el viaje extendido a su familia se le otorgó debido a que dud integrantes también habían sido  invitados por el gobierno cubano.

En 2007, cuando todavía era diputado y presidía la Cámara, fue duramente criticado cuando trató de hacer que el Congreso aprobase una sesión solemne para celebrar el 90 aniversario de la Revolución Rusa. Es un opositor férreo a las teorías del cambio climático y del calentamiento global, como marxista “devoto del materialismo dialéctico”. (Javier Bonilla)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.