Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Airbus Defence and Space descarta, por el momento, el desarrollo de un avión de transporte entre el C295 y el A400M

(defensa.com) Aunque lleva años hablándose en el sector sobre un nuevo candidato para cubrir este hueco, Airbus Defence and Space descarta, por ahora, desarrollar un avión de transporte que se encontraría a medio camino entre el C-295 y el A400M.  Airbus DS asegura que, por ahora, no cree necesario cubrir el hueco más allá del C295, dado el éxito comercial de este, según nos informa la empresa.

El hipotético futuro avión se basaría en la familia CN235 y C295 pero superando las 9 toneladas de carga de pago de este y estando por debajo de las 37 del A400M, siendo la cifra más repetida la de las 12 a 14 toneladas, que lo dejaría por debajo de un insider del mercado como es el KC-390 de la brasileña Embraer y de un veterano como es el Hércules, ambos en torno a las 26 toneladas. Además de la misión habitual de transporte de carga y tropa, una de las más comentadas para esta futurible aeronave habría sido la de convertirse en una nueva plataforma para misiones ASW de guerra antisubmarina o ASuW de guerra de superficie, optando a reemplazar a un veterano avión como es el P-3 Orion de la estadounidense Lockheed Martin, verdadero referente del sector por eficiencia o autonomía o al Breguet Atlantic operado en Europa. Estos dos aviones acumulan gran número de años, por lo que los costes de mantenimiento se han encarecido, existe un reducido número de piezas y se requieren programas de modernización sobre todo para mantener al día las células.



Esto vendría posibilitado por el equipamiento de motores más potentes y capacidad para desarrollar misiones de mayor autonomía que el actual C295 para misiones de patrulla marítima, beneficiándose de los sistemas de misión FITS (Fully Integrated Tactical System) desarrollados para las versiones Persuader. Un payload incrementado al menos en un 30% sobre el C295 permitiría dotarse de mayores equipos de misión, armamento antisuperficie o antisubmarino o sobre todo aumentar el radio y autonomía de las misiones. Optar por motores turbohélices de última generación permitiría reducir los costes de operación en comparación con los reactores, más aún si solo es necesario disponer de dos motores, que por comunalidad con el C295 podrían estar basados en los últimos desarrollos de Pratt and Whitney.  Además el C295 ya ha integrado bajo sus alas misiles antibuque como el Marte o torpedos lo que previsiblemente facilitaría la integración de estos en el nuevo avión a través del Store Management System (SMS) integrado en el citado FITS. Airbus Defence and Space ha puesto al día al C295 con las últimas tecnologías, desarrollando la variante C295W dotada de Winglets entre otras mejoras o poniendo en marcha incluso una variante de alerta aérea embarcada y control (AEW) dotada de un radar giratorio de la israelí Elta o colaborando con la estadounidense ATK en el desarrollo de una variante armada como cañonero para Jordania.

Un avión como este cubriría el hueco que deja por debajo el nuevo P-8 estadounidense que por precio y prestaciones competiría en una categoría diferente, pero que seguramente se convertiría en un atractivo producto. No en vano empresas como Lokcheed Martin están promocionando la versión de patrulla marítima del Hércules, denominada SC-130J para programas como el británico o el canadiense basada en la última versión del avión. Japón por su parte está promocionando activamente su cuatrimotor P-1 fabricado por Kawasaki, ofreciéndolo incluso a Reino Unido como reemplazo para los Nimrod que fueron dados de baja en 2010 sin que llegara un reemplazo aunque previsiblemente se tratará del citado P-8 estadounidense. Incluso algunos expertos han llegado a considerar la posibilidad de desarrollar una variante de patrulla marítima del A400M que destacaría por velocidad, autonomía y capacidad de carga, sin embargo se trata de una plataforma todavía demasiado cara de adquirir. (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.