Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea Sudafricana

Constituida en 1920 en el ámbito de la Commonwealth británica, la South African Air Force/Suid Afrikaanse Lugmag (SAAF) ha sido durante decenios una de las más importantes y capaces fuerzas aéreas de todo el Continente africano, con particular referencia a la zona al Sur del Ecuador. Combatió del lado del Reino Unido durante la II Guerra Mundial y después con Estados Unidos en el posterior conflicto de Corea. En 1961, Sudáfrica se convirtió en una República independiente, separándose así de la Commonwealth.

No obstante, los lazos políticos y militares con los británicos y con el llamado Bloque Occidental permanecieron sólidos. Hasta finales de los años ochenta, Sudáfrica estuvo involucrada en una serie de largos conflictos de baja intensidad con algunos países colindantes, para contrarrestar los movimientos de insurrección de inspiración comunista y marxista. En este contexto, la SAAF desarrolló un papel muy importante, sobre todo en operaciones COIN(1), de ataque y de apoyo aéreo.

Foto: - AgustaWestland A109LUH, el helicóptero utilitario más numeroso en la flota de la SAAF

Gracias a su óptima organización, la experiencia adquirida en campaña y al buen equipamiento disponible, la SAAF se labró una óptima reputación, siendo considerada una de las mejores del Continente africano y con un nivel cualitativo comparable al de sus homólogas occidentales. La situación cambió a partir de 1994 con la abolición del aparthaid, que había consentido hasta entonces a la minoría blanca –de origen europeo– guiar y controlar el país con un régimen de segregación racial.

La nueva situación política condujo a la estabilización de las relaciones con los estados colindantes, que en el pasado había llevado a serios conflictos limítrofes. Este cambio en las relaciones internacionales llevó también a una reorganización de las Fuerzas Armadas sudafricanas, que asumieron a partir de los años noventa la designación de SANDF (South African National Defence Forces), o Fuerzas de Defensa Nacional Sudafricanas, incorporando entre otras, a los estados semiautónomos del interior de la República.

Dentro de la SANDF, la SAAF constituye la fuerza armada que se ocupa de la gestión de toda la componente aérea, ya sea de ala fija o rotatoria, incluyendo la más estrechamente ligada a las operaciones del Ejército y de la Marina. Sin embargo, el hecho que Sudáfrica pertenezca a las economías emergentes, dentro de las conocidas como BRICS(2), la reestructuración de la Fuerza Aérea condujo a una general reducción de la capacidad operativa, aquella que estaba entre las más importantes del Continente.

La situación actual se debe tanto a restricciones presupuestarias, como a decisiones relativas a la adquisición de aeronaves bastante opinables. Además, la actual capacidad operativa de la SAAF está destinada a ser ulteriormente reducida en un futuro próximo, un verdadero pecado, porque Sudáfrica es un país que, pese a tener importantes disparidades de distribución de la renta, es el Estado del Continente con la economía más fuerte y en constante crecimiento.

La línea de combate

Actualmente, la línea de combate de la SAAF está constituida por 26 aviones Saab JAS39 Gripen (17 monoplazas de la versión C y 9 D biplazas). Se trata de aparatos encargados en 1999 y entrados en servicio a partir de 2008. Los cazas suecos estaban llamados a sustituir a los ancianos Atlas Cheetah (sustancialmente, Mirage III avanzados con muchas de las modificaciones introducidas en el IAI Kfir y construido también con el apoyo de la industria israelí).

Foto: 2 “Hawk 120” escoltan a 1 “Chetaah”, el caza recientemente susituido por el “Gripen” en Sudáfrica.

La adquisición del Gripen se produjo tras una atenta evaluación por parte de la SAAF de todas las opciones que había en el mercado y que, evidentemente, lo juzgó como el que ofrecía la mejor relación precio/eficacia, en base a los requerimientos locales. Es bien conocido que este caza multirrol lo utilizan unas cuantas fuerzas aéreas, sobretodo de pequeñas dimensiones, y se ha revelado desde el punto de vista operativo como un óptimo producto.

La decisión de adquirir 26 fue adecuada para las exigencias de la Fuerza Aérea, especialmente por el hecho que el JAS39 es un caza multirrol y, por tanto, perfectamente capaz de desarrollar misiones, tanto de ataque, como de defensa aérea. Los aviones encargados habrían podido equipar a dos escuadrones y, con una adecuada gestión logística, garantizar la disponibilidad de un número de máquinas suficiente para mantener una buena capacidad operativa.

En realidad, todo esto no se ha producido y se decidió equipar con los Gripen a una sola unidad, a la cual se asignaron todos los aparatos disponibles, que debe de efectuar las misiones de defensa aérea y de ataque. En el primer trimestre de este año se supo que al menos una docena se dejarían en tierra por razones económicas. Sustancialmente, la SAAF no está en condiciones de mantener en servicio los 26 ejemplares encargados.

Foto: El Denel “Rooivalk” es un helicóptero de ataque desarrollado localmente y empleado exclusivamente por la SAAF

Tal vez una gestión y planificación más prudentes habrían podido mantener en servicio los veteranos Chetaah todavía durante algunos años y, por tanto, proceder a su sustitución más tarde. Que vuelen sólo una docena de JAS39C/D tiene poco sentido, sobretodo en un país que tiene 2,5 veces la superficie de España. Además, la SAAF hace tiempo que perdió su ya limitada capacidad de reabastecimiento de combustible en vuelo, por lo que no pueden efectuar operaciones más allá de su propia autonomía. Sus Gripen pertenecen a la más reciente versión, la C/D, caracterizada por una aviónica modernizada y sistemas mejorados con respecto a la precedente A/B.

Los JAS39C se emplean como cazas multirrol, mientras los biplazas se dedican principalmente a adiestramiento y tareas de experimentación, aunque también se pueden usar operativamente, pues tienen la misma configuración que los monoplazas. Utilizan armamento aire-aire, constituido por misiles IRIS-T o A-Darter(3), mientras el de ataque consta de  bombas no guiadas de 120, 140 y 460 kg. y guiadas por laser GBU-12 Paveway II. Para reconocimiento y adquisición de blancos tienen a su disposición el moderno pod Litening III.

La línea de combate la completan 11 helicópteros de ataque Denel Aviation Rooivalk. Se trata de un proyecto que surge 1984 para la realización de una aeronave adaptada para ser empleada en las particulares condiciones ambientales típicas del área sudafricana. Después de un larguísimo desarrollo, el primero fue entregado a la SAAF en mayo de 2011 y el último en marzo de 2013. Pese a ser un proyecto interesante, no será ulteriormente desarrollado por imposibilidad económica por parte de Denel Aviation de llevar adelante el programa de manera autónoma.

Los aviones de transporte

En un país de las dimensiones de Sudáfrica, la disponibilidad de una consistente flota de aviones de transporte es fundamental para asegurar una adecuada defensa, moviendo el personal y los medios donde sean necesarios. El núcleo de esta componente está compuesto por 7 viejos Lockheed C-130B/BZ Hercules parcialmente modernizados en el curso de los años, pero se trata de aviones con más de 40 años de servicio. Estos aparatos deberían ser sustituidos por los más modernos y capaces Airbus A400M, del que 8 ejemplares se encargaron en 2004, pero que han sido cancelados recientemente por razones financieras.

Foto: Uno de los C212-200 de la SAAF.

Hasta hoy no está claro cuál avión estará llamado a sustituir a los viejos C-130 de la SAAF, si bien sería lógico (vistas las actuales exigencias del país, que no tiene ninguna veleidad de proyección estratégica de sus fuerzas) que sean remplazados con modelos de la misma categoría (C-130J) o, incluso, más pequeños (C295 o C-27J). Los C-130B/BZ están actualmente, de forma increíble, complementados por aparatos todavía más antiguos, 5 Douglas DC-3 Dakota parcialmente actualizados desde el punto de vista de aviónica y propulsados con turbohélices Pratt & Whitney PT-6.

Son bimotores que se encuentran particularmente en casa en el típico ambiente operativo sudafricano, caracterizado por un amplio uso de pistas semipreparadas, pero, incluso con esto, se trata de aeronaves que son demasiado vetustas para su empleo en un moderno contexto operativo. No está claro qué modelo le sustituirá, aunque lo lógico sería el Alenia C-27J o los Airbus Military CN235 o C295. El cuadro de las aeronaves de transporte de ala fija se completa con los ligeros 10 Cessna 208 Caravan, 4 C212-200/300 Aviocar, 4 Beechcraft King Air 100/200 y 1 Pilatus PC-12, que son más modernos, también afectos a tareas de enlace y utilitarias para las diferentes ramas de la SANDF.

Foto: Un Douglas DC-3 turbohélice utilizado para transporte táctico ligero.

Además, la SAAF tiene en servicio algunos reactores para transporte VIP del Gobierno y de la cúpula militar. Se trata de 1 737-700 BBJ, 1 Dassault Falcon 900, 2 Falcon 50 y 2 Cessna 550 Citation, adecuados para las necesidades de movimientos actuales. Lucen los colores de la Fuerza Aérea Sudafricana, pero cuentan con matrículas civiles. En lo relativo al ala rotatoria, el principal medio de transporte es el Atlas SA330 Oryx, que es una versión modificada del Eurocopter SA330 Puma. Hay 40 ejemplares disponibles, una cantidad que se considera adecuada. Existen, además, 29 AgustaWestaland AW109 LUH, modernos helicópteros bimotores empleados para transporte ligero y tareas utilitarias.

Adiestramiento y empleos especiales

La parte inicial del adiestramiento de los pilotos de la SAAF está asignada a un operador civil, que, con la supervisión de oficiales de la Fuerza Aérea, efectúa la fase de selección con aviones ligeros y lleva a los candidatos hasta conseguir la licencia de piloto privado (PPL) con estándares civiles en un solo motor Cessna 172. Sólo en la segunda fase los futuros pilotos comienzan a volar con aviones de adiestramiento inicial militar, Pilatus PC-7 MK.2, el turbohélice de producción helvética que une algunas de las características de la versión inicial y otras del avanzado PC-9.

Sudáfrica compró 60 entre 1993 y 2006, 52 de los cuales permanecen en servicio y una parte ellos están rotativamente en almacenamiento y algunos han sido recientemente modernizados en su aviónica. Los alumnos pilotos de la SAAF vuelan 110 horas en PC-7 en un periodo de dos años y medio. Después serán asignados a las líneas de combate, transporte o helicópteros, con un programa de adiestramiento específico. Los afectos a la primera de estas ramas efectúan la transición en BAe Hawk 120, avión comprado en 1999 en la cantidad de 24 ejemplares y utilizado principalmente por la 85ª Escuela de Vuelo de Combate.

Foto: Formación de “Hawk 120” en vuelo de adiestramiento.

Se trata de una de las versiones mas avanzadas del reactor británico, con sólo el 10 por ciento de partes comunes respecto a las generaciones precedentes. El primero fue construido bajo licencia de la industria sudafricana Denel Aviation en enero de 2005. Además de para el adiestramiento operativo, los Hawk se emplean también en cursos avanzados y para la formación de instructores. Gracias a la posibilidad de estar armados con misiles A-Darter(4), bombas de caída libre(5) y pod de reconocimiento Vicon 18-60E, los Hawk pueden realizar también misiones operativas.

En lo que se refiere a entrenamiento en la línea de transportes, la conversión operativa se lleva a cabo generalmente en las unidades asignadas, no existiendo ninguna específica dedicada e estas tareas. Para los helicópteros, la fase de adiestramiento básico está asignada a un operador civil, que trabaja en estrecho contacto con los supervisores de la SAAF, mientras la conversión operativa la asume la 87ª Escuela de Vuelo de Helicópteros, que tiene en servicio el MBB BK-117, el AgustaWestland A109 LUH y el Atlas Oryx.        

En lo que se refiere al empleo de aeronaves puramente marítimas, las más capaces disponibles son 4 AgustaWestland Lynx 300 compradas en 2007. Los helicópteros pueden ser empleados a bordo de las fragatas de la Clase Meko y están equipados con modernos sistemas de vigilancia, desarrollando tareas de guerra y antisubmarina, búsqueda y salvamento (SAR), patrulla marítima (MP) y enlace (utilitario). Por el momento están armados sólo con ametralladoras de 12,7 mm., pero en el futuro podrían incorporar también misiles y torpedos antibuque.

A los Lynx se juntan 3 Douglas DC-3 Dakota remotorizados con turbohélices, como en el caso de la versión de transporte, y dotados del instrumental adecuado para reconocimiento naval. No se conocen muchos detalles, si bien se trata de aviones con capacidades operativas bastante limitadas y, entre otras cosas, no poseen armamento. Siguiendo con el ámbito naval, está disponible también un SA330M2 Oryx modificado para misiones SAR y empleado también en apoyo a las labores en la Antártida.

En lo referente a guerra electrónica, está seguramente disponible algún ejemplar de SA330 dotado de equipos específicos de ELINT/SIGINT(6), si bien no se sabe ni cuáles ni la cantidad. En el ámbito de la SAAF opera también la patrulla acrobática Silver Falcons, dotada de PC-7 MK.2, que se puede definir, sin temor a equivocarnos, que es la mejor formación en su tipo del Continente. Por último, tiene un lugar propio destinado a experimentación, llamado Centro de Ensayos en Vuelo y Desarrollo, que utiliza permanentemente una amplia gama de aeronaves, entre ellas, al menos, un Gripen D y algunos Hawk 120.

(1) Counter-Insurgency (Contra Insurgencia).

(2) Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

(3) Debe ser plenamente operativo en 2014.

(4) La plena integración del misil debería producirse en 2014.

(5) En el avión se han integrado las bombas guiadas Umbani PGM, que por el momento no se han comprado.

(6) Signal Intelligence/Electronic Intelligence (Inteligencia de Señales/Inteligencia Electrónica).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.