Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Programas de renovación de helicópteros de las Fuerzas Armadas de Chile

 

La Fuerza Aérea de Chile se encuentra equipada desde 2008 con los Bell 412 canadienses, que por su número no lograron reemplazar del todo los Bell UH-1H. Igualmente se sigue manteniendo en servicio el único ejemplar del Sikorsky S-70-A39, actualmente operando desde la austral Base Aérea de El Tepual, en Puerto Montt. Para el entrenamiento, el Grupo N° 9 despliega 5 ejemplares del Bell 206B.

 

En 2015 se anunció que la FACh incorporaría entre 5 y 6 helicópteros usados, justamente para poder remplazar los UH-1H que tan buenos resultados han dado con la Fuerzas de MINUSTAH en Haití, sin embargo ahora pareciera que la institución está abriendo una licitación pública que deja abierta la puerta a otras opciones. Esta licitación tendría la ventaja de poder incluir a la Armada de Chile, que logró incorporar dos ejemplares usados del AS332L y requiere de otros dos ejemplares. Igualmente, la Armada, más pronto que tarde, tendrá que iniciar la evaluación del reemplazo de los cinco AS332 F1 con más de dos décadas de servicio, hoy un sistema fundamental en la lucha ASV/ASW.

 

Finalmente, la Aviación de Ejército opera el excelente AS-532 Cougar, siguiendo una tradición que nace con los SA330 Puma y AS-332 B1 y M1 Super Puma. Ante este escenario, quedaría claro que Airbus Helicopters mantiene la delantera, por cuanto el Cougar tiene la posibilidad de satisfacer los requerimientos de sus 3 Fuerzas Armadas y, de paso, mantener una logística ya inserta en Chile, logrando un grado de estandarización muy necesario. Las catástrofes naturales acaecidas los últimos años en Chile han demostrado la necesidad de aumentar y reforzar la flota de helicópteros de forma urgente. Las autoridades difícilmente podrán postergar dicho requerimiento. (Cristián Marambio)

 

(Foto de Taringa.net)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.