Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un vetusto subfusil Z-70, protagonista de la resolución de un atraco en Asturias

Tras una brillante actuación de la Guardia Civil se  frustraba un atraco a una sucursal bancaria del centro de Cangas de Onís (Asturias). Del caso, ampliamente mostrado en los medios generalistas estos días, nos ha llamado la atención ver como uno de los  agentes policiales utilizaba un veterano subfusil Z-70. Los hechos, acaecidos el pasado día 31 de octubre, comenzaban cuando dos hombres armados trataron de atracar una sucursal bancaria de Liberbank en Gangas de Onis, tras lo cual una mujer dio el aviso al 112 al percatarse de la situación.

La Guardia Civil desplazó rápidamente hasta el lugar varios agentes de paisano, que se vieron obligados a enfrentarse a los dos atracadores cuando intentaron salir de la oficina bancaria abriendo fuego. Ese fue el momento en que se pudo ver a dos miembros de la Benemérita respondiendo a los delincuentes, uno usando lo que parece ser una pistola Heckler & Koch (H&K) modelo USP (Universelle Selbstladepistole Compact) y  lo más sorprendente, al otro utilizando un vetusto subfusil Star Z-70.Con aquellos primeros disparos, caía herido uno de los atracadores,  y el otro volvía a la oficina, aunque también un agente de la Guardia Civil resultó herido leve por disparos de uno de los delincuentes.

Posteriormente, en la sucursal, el segundo malhechor ha mantenido retenidas a tres personas, que liberó tras negociar con la Guardia Civil, suicidándose posteriormente con su arma, cuando según las imágenes, fuerzas probablemente del GAR (Grupo de Acción Rápida) se preparaban para entrar, armados con los  subfusiles  alemanes H&K MP-5.

Hacía muchos años que no se veían imágenes de agentes de los FCSE (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado) españoles armados con este material, que como su denominación indica, procede de los años setenta.                                                                                                                   

La Z-70 es una derivación de otra arma anterior la Z-62, que fue diseñada y producida por la ya desaparecida empresa española Star, Bonifacio Echeverría SA, entrando en servicio en las Fuerzas Armadas y FCSE a partir de 1963. Posteriormente este mismo diseño fue mejorada, en lo referente a su mecanismo de disparo y seguro, y sobre todo adaptada para disparar la munición de  9x19 mm Parabellum, en lugar de la originaria de la denominada de  9x23 mm “largo”, con la finalidad de adaptar al arma a los proyectiles de este calibre utilizada en la OTAN, organización a la que por entonces España ya tenía en mente adherirse.

La Z-70 y su variante Z-70B,  arma popularmente llamada  la “Zeta”,  empezó a distribuirse a principios de los setenta, aunque ya a finales de los ochenta y los noventa empezó a dar paso a sistemas más modernos, no se han dado de baja, al menos en la Guardia Civil,  como hemos vimos en Asturias.

En todo caso, y aunque en las imágenes se la ve disparando correctamente, estamos ante un arma desfasada, que debería de ser sustituida por otras más modernas y eficaces, que den mayor capacidad a los agentes de la Guardia Civil, uno de los cuerpos claves de la seguridad en España. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

1 Un agente de la Guardia Civil responde a los disparos con una Z-70. Foto: EFE.

2- Imagen de la Z-70, en este caso de una mostrada en el museo de la industria armera de Éibar (Guipúzcoa).Foto: Txo-wikimedia.org.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.