Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Un veterano Aviocar participa en una operación de rescate de rehenes a cargo de la BRIPAC en el Listed Paratrooper

Uno de los últimos aviones de transporte C-212 Aviocar del Ejército del Aire español ha sido utilizado para que las fuerzas de la  Brigada “Almogávares”  VI de Paracaidista (BRIPAC), junto a fuerzas francesas, realicen un simulacro de rescate de rehenes en dos escenarios al unísono. Del 20 al 25 de noviembre, la BRIPAC ha liderado el ejercicio multinacional “Listed Paratrooper” I/17 con el fin de adiestrar a su Grupo Táctico Paracaidista en la realización de Operaciones de Evacuación de no Combatientes o NEO  (Non-combatant Evacuation Operation), un ambicioso ejercicio, que ya adelantó  defensa.com

El Grupo Táctico, que se formó en base a fuerzas de la I Bandera Paracaidista “Roger de Flor”, tras el periodo de planificación y milimétrica preparación en su Acuartelamiento  “Príncipe” en Paracuellos del Jarama (Madrid), se trasladó a la Base Aérea de Villanubla (Valladolid), donde instaló además su Cuartel General.

El planeamiento de la misión tuvo como objetivo lanzar aproximadamente a  medio millar de efectivos paracaidistas de la BRIPAC y de una sección del 1er Regiment de Chausseurs Parachutistes de la 11.eme Brigade Parachutiste del Ejército de Tierra de Francia o Armée de Terre, compuesta por una treintena de profesionales. Desde  Villanubla, donde se concentraron las aeronaves, se lanzaron las operaciones aéreas que trasladaron a la fuerza a las dos zonas de intervención en el hipotético país en conflicto, materializadas en el aeródromo segoviano del Ayllon, y la zona de instrucción de Mavida,  en la provincia de León.

El masivo lanzamiento tuvo una importante contratiempo, dado que se suspendió  la acordada participación de las aeronaves de los  Marines de los Estados Unidos, adscritas a la SP-MAGTF CR AF (Special-Purpose Marine Air-Ground Task Force Crisis Response Africa), que aportaban aeronaves de transportes KC-130J Super Hercules y convertiplanos CV-22 Osprey.

Dicha situación dejo la responsabilidad de proveer las plataformas de transporte y salto en el Ejército del Aire que, a dos Lockheed C-130H Hercules y un Airbus Defence and Space (DS) C295 del Ala 31 y 35 respectivamente, sumó uno de sus veteranos C-212 Aviocar. Entre las cuatro aeronaves se realizaron 16 operaciones de lanzamiento, tanto de personal en manual como en automático, salto aéreo, como de cargas.

El C-212  es uno de los dos que tiene asignados el Ala 37, que realizan durante todo el año misiones de transporte en todo tipo de operaciones, demostrando que el veterano avión biturbina no presurizado sigue siendo un más que útil elemento para favorecer las operaciones de asalto aéreo paracaidista.

Actualmente el Ejército del Aire mantiene en servicio una docena de estas veteranas aeronaves, que empezaron a entrar en servicio en 1974, por lo que suman más de cuarenta años en operaciones. La mayoría de estos C-212 están asignados al 721 Escuadrón de Fuerzas Aéreas, que con sede en la Base Aérea de Alcantarilla (Murcia), siendo su principal misión servir como material de vuelo de la Escuela Militar de Paracaidismo “Méndez Parada”, de la que depende orgánicamente. Este Escuadrón tiene permanentemente cedidos 2 o 3 de sus Aviocar al Ala 37, por lo que llevan en el fuselaje la numeración 72, que usa la Unidad con sede en la Región de Murcia. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·Uno de los “Aviocar” operados por el Ala 37 desde la Base Aérea de Villanubla. Foto: Julio Maíz/Defensa.com.

·Fuerzas de la BRIPAC saltando desde un C-130H del Ejército del Aire. Foto: FUTER.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.