Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Venden 5 HA-1112 “Buchón” en Texas, la versión producida en Sevilla tras la II Guerra Mundial del Messerschmitt Bf-109

(defensa.com) Cinco cazas Hispano Aviación HA-1112 Buchón, la versión producida en Sevilla del Messerschmitt Bf-109 tras la II Guerra Mundial fueron vendidos por la compañía Platinum Fighter Sales -con sede en California y dedicada a comercializar reliquias de la aviación a nivel profesional desde hace varios año - en Texas (Estados Unidos) por 600.000 euros. Los aparatos se encuentran en perfecto estado y la última vez que volaron fue en 1968, año en que fueron utilizados en el rodaje de una de las películas bélicas más destacadas de la época, La Batalla de Inglaterra.

Después de este breve paso por el cine, su dueño decidió guardarlos durante 45 años. En 1968, el jefe de pilotos para la película era un ciudadano de Texas llamado Connie Edwards, al que, después del rodaje, los productores no le podían pagar por los servicios prestados y eligió quedarse con los aviones que se habían utilizado en compensación, siendo enviados a Estados Unidos en 1969 y almacenados en su rancho, ubicado al Oeste.

Varios Buchón se vendieron desde entonces hasta que quedaron sólo 6. La historia de esos 5 aparatos está unida a la de la aviación española desarrollada tras la Guerra Civil. En 1942 el país luchaba por renovar su anticuado Ejército del Aire, creado a base de los retazos de las aeronaves usadas en la contienda,  por ello se buscaba un diseño de avión que poder construir en la Península y que sirviera de puntal para edificar la nueva fuerza aérea. Se recurrió al avión de combate por excelencia, el Messerschmitt Bf-109 (cuyo primer vuelo tuvo lugar en 1935 y del que se hicieron cerca de 33.000 unidades), adquiriendo la licencia de fabricación y varias más de otros modelos y remotorizándolos, pues Alemania se negó a entregar los motores, que eran necesarios para las operaciones de la Luftwaffe.

Tras recibir luz verde de Messerschmidt Bayerische Flugzeugwerke, la compañía fundada por Willy Messerchmidt, se firmaron los acuerdos pertinentes y llegaron a Sevilla las herramientas, las piezas y los operarios necesarios para ayudar en la fabricación de los primeros. En España se llamarían Hispano Aviación (después absorbida por CASA y hoy fusionada en Airbus) HA-1109 J-1L (C.4J en la denominación del Ejército del Aire español). Se optó por utilizar un motor conocido por su inseguridad , algo que no debió ser muy efectivo, ya que de los 200 ejemplares previstos sólo se fabricaron 65. Unos años después, en 1954, el Reino Unido ofreció al Ejército del Aire varios de sus motores Rolls-Royce Merlin 500-45, el mismo que untilizaba el Supermarine Spitfire, el contrincante por antonomasia del Bf-109, que fue la solución definitiva.











Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.